Los 10 mejores lugares que ver en la Costa Amalfitana
Qué ver en la Costa Amalfitana

Situada en la península sorrentina, al sur de la “bella Italia”, encontramos uno de los enclaves con más interés turístico y cultural de la Campania, la Costa Amalfitana. A lo largo de sus cincuenta kilómetros esta exclusiva región sorprende por su arquitectura, color, gastronomía y tradición. Un viaje de contrastes en el que cada localidad, cada uno de sus rincones, esconde privilegiados tesoros.

Aún conscientes de nuestra osadía, nos proponemos sugeriros diez de sus imprescindibles turísticos, los cuales hay que visitar sí o sí durante nuestra ruta por la zona.

Jardín de Minerva

Erigido sobre las murallas medievales de la antigua ciudad de Salerno, encontramos “El Giardino della Minerva”. Un precioso jardín botánico originario del s. XII, precursor de los que hoy día podemos encontrar en el resto de Europa. El recinto, propiedad de la familia Silvático en sus orígenes, ha sido remodelado y restaurado a lo largo de la historia, pasando de mano en mano; proporcionándole una serie de elementos arquitectónicos característicos de los s. XVII y XVIII que le han otorgado ese halo de romanticismo que envuelve al visitante; aunque siempre manteniéndose como un espacio dedicado al cultivo de plantas medicinales. Su microclima, la fragancia de las botánicas, las impresionantes vistas sobre el golfo de la ciudad que podemos apreciar desde la terraza de su cafetería… El Jardín de Minerva es sin duda uno de los referentes turísticos a visitar.

Fuente de la Medusa del Jardín de Minerva, Salerno.

Museo provincial de la Cerámica

Situado en la localidad de Vietri Sul Mare, la cual es reconocida internacionalmente por sus cerámicas, encontramos Villa Guariglia, una espectacular finca con vistas sobre la “costiera”, convertida hoy en sede del Museo Provincial de la Cerámica. Fundado en 1981, este precioso complejo alberga una extensa colección de piezas datadas entre 1920-1940, periodo artístico conocido como alemán, que nos permitirán descubrir de primera mano la importancia histórica de la tradición ceramista del municipio.

Fachada del Museo Provincial de la Cerámica de Vietri Sul Mare

El castillo de San Nicola de Thoro-Plano

Oculto entre los maravillosos alrededores del municipio de Maiori, encontramos esta hermosa fortificación del s. XV.

Alzada sobre las colinas, atisbando las aguas del Tirreno, San Nicola de Thoro-Plano es uno de los enclaves que merecen parada durante nuestra ruta por la Costa Amalfitana.

Construido como bastión ante las incursiones sarracenas, el edificio fue restaurado en el s. XVI por los duques de Piccolomini, señores del Ducado de Amalfi. La fortaleza, de unos siete mil quinientos metros cuadrados, todavía muestra al visitante vestigios de la que fue su estructura interna, la cual albergaba diversos cuarteles, hospedajes y hasta un manantial para abastecer a la población durante los asedios. Un lugar fantástico en el que poder admirar la arquitectura histórica de la región.

Castillo de San Nicola de Thoro-Plano

Villa Cimbrone

Situado en lo alto del promontorio conocido como “Cimbroniume”, en la localidad de Ravello, encontramos Villa Cimbrone, una fantástica finca datada en el s. XI que hoy se erige como uno de los más exclusivos y glamuroso cinco estrellas de la región. Afamada por el prestigio y posición de muchas de las personalidades que la visitaron durante el s. XX, la villa se ha convertido en un espacio de culto, abierto al visitante. Las fantásticas vistas desde su "Terrazza dell’Infinito"; los románticos paseos bajo las pérgolas de glicinias a lo largo del "Viale dell'Immenso", los pequeños templos cognados de reproducciones escultóricas de mármol o las misteriosas cuevas y fuentes que se abren paso a lo largo de nuestra visita, erigen Villa Cimbrone como uno de los “jardines” más bellos de Italia.

Jardines de Villa Cimbrone, Ravello.

Torre dello Ziro

Construida entre el vello pueblo pesquero de Atrani y la sobresaliente Amalfi, la Torre dello Ziro es uno de los lugares con más misterio de toda la Costa Amalfitana. Concebida como torre de vigilancia durante las cruzadas corsarias del pueblo sarraceno por aguas del mediterráneo, sus muros han sido testigo de horrorosos eventos a lo largo de la historia, los cuales han alimentado las leyendas sobre fantasmas del imaginario popular desde inicios del s. XVI. Si nos apasionan los lugares con cierto aire místico y ténebre, esta es sin duda una de nuestras codiciadas citas.

Panorámica de la Torre dello Ziro, Atrani.

Il Duomo de Sant'Andrea

Ubicada en la bella y espléndida Amalfi, conocida coloquialmente como la “Cittá Bianca”, encontramos una de las catedrales más espectaculares del país, el Duomo de Sant’Andrea. Construida durante el s. IX, su estructura original de estilo románico árabe-normando, ha sufrido diversas remodelaciones a lo largo de los años, dotando el espacio de numerosos elementos arquitectónicos de otros periodos como el bizantino o el gótico que han añadido un gran valor arquitectónico y cultural a la seo. Una visita obligada de marcado carácter didáctico.

Fachada del Duomo di Sant'Andrea, Amalfi

Gruta Esmeralda

Entre las poblaciones de Furore y Conca dei Marini, encontramos esta bella cavidad kárstica reconocida por ser una de las formaciones rocosas más bellas y turísticas del mundo. Erigida por la fuerza erosiva de las olas del mar, la Gruta Esmeralda es uno de los enclaves más mágicos de la región debido al tono aturquesado que adquieren sus aguas bajo la influencia de los rayos del sol. Sin duda, uno de los espectáculos naturales más bellos que no podemos dejar de admirar durante nuestro viaje por la espectacular Costa Amalfitana.

Exterior de la Gruta Esmeralda, desde el mar.

Fiordo de Furore

Este estrecho desfiladero entre rocas, de orografía dolomítica, es uno de los lugares más instagrameables de toda la Campania. Formado por el legado de las aguas del Schiato en su descenso a través de los montes Lattari, el Fiordo de Furore es el principal atractivo turístico de su homónimo municipio.

Esta fantástica obra de la naturaleza, ha dado origen a una de las playas más exclusivas y conocidas de la Costa Amalfitana en la que aún hoy, se conserva parte del legado histórico de la localidad. ¿El “must” ?, las impresionantes vistas que podemos admirar desde lo alto del arco que une las paredes del fiordo y sostiene el paso de la mítica SS 163.

Playa del Fiordo de Furore.

Playa de Fornillo

Alejada del centro de Positano, uno de los pueblos con más encanto de toda la costa, encontramos esta diminuta playa de guijarros, custodiada por dos imponentes torres. Fornillo, una de las principales dunas del municipio, debe su nombre al barrio que la ha visto nacer, el cual, ya en época romana, era reconocido por ser fuente de producción de pan para el emperador Tiberio. Sus escasos trescientos metros cognados por sombrillas de rayas multicolor son una de las postales souvenir más buscadas por los viajeros.

Playa de Fornillo, Positano.

Il vaione deu Mulini

Tallado en la meseta sobre la que se erige el precioso centro histórico de Sorrento, encontramos un estrecho valle entre desfiladeros surgido hace más de treinta y cinco mil años, a raíz de una magnánima erupción volcánica. Considerado como uno de los reclamos turísticos más notables del municipio, el valle conserva todavía las ruinas de un antiguo molino de harina, un aserradero y un lavadero, que bajo la frondosa y húmeda vegetación, proporcionan una imponente visión. Un lugar lleno de encanto en una de las localidades más afamadas de la Costa Amalfitana, que sin duda, merece toda nuestra atención.

Valle del molino, Sorrento.

Actividades relacionadas

Relacionado