Vietri sul Mare
Portada Vietri sul Mare.jpg

Situada a orillas del golfo de Salerno y a escasos kilómetros de esta ciudad, Vietri se erige como reflejo del encanto de la Costa Amalfitana, pues sus reconocidas cerámicas son el reflejo de toda la esencia y color de esta bella región.

Pequeña y grande a la par, esta pintoresca localidad campestre nace como fruto de la unión entre las colinas y el mar, ofreciendo al viajero el privilegio de sentir y contemplar la espectacularidad de su entorno. Un enclave donde tierra, aire, mar y fuego se dan cita, correlacionan y mutan ofreciendo Vietri al mundo.

Detalles históricos

Erigida sobre los vestigios de la antigua Marcina, durante la soberanía etrusca, la localidad fue una de las que más se extendió gracias al comercio marítimo que aconteció durante la época de las repúblicas; convirtiéndola en zona periférica de la ciudad de Salerno.

Considerada capital de la cerámica de la Campania y reconocida por la policromía de sus piezas, la tradición artesanal de Vietri se remonta a épocas romanas, gozando de un máximo esplendor en torno a los s. XVI y XVII y convirtiendo a la corte de Nápoles en uno de sus principales clientes. La construcción de los hornos de cocción a tres niveles y el posterior desembarque de artistas internacionales después de la Primera Guerra Mundial, supuso un soplo de aire fresco para sus diseños, dando impulso al sector.

Junto con la cerámica, la tradición pesquera y el turismo son el eje económico de Vietri, hoy por hoy, una de las villas con más arraigo y tradición de la región.

Imagen de una calle de Vietri con decoraciones cerámicas.

¿Qué ver en Vietri?

Estratégicamente ubicada, esta bella localidad acunada por las aguas del mar, se describe como pasaje hacia el Cilento, erigiéndose como una de las primeras joyas a descubrir de la Costa Amalfitana. La belleza de sus paisajes besados por el sol y la nobleza de unos orígenes fuertemente vinculados a la mar, narran la historicidad y riqueza de todo un territorio, haciéndose presentes en cada una de las representaciones arquitectónicas que encontramos en nuestro transcurso por el centro histórico del municipio.

Vietri posee muchísimos imprescindibles, pero sin duda uno de los más representativos es la visita a la Iglesia de San Giovanni Bautista. Fundada en el s. X, su espectacular cúpula revestida de mayólica de colores es sin duda el mayor exponente de la potencia artística de esta pequeña ciudad. Entre otras arquitecturas litúrgicas, las que podemos contemplar en la Iglesia de Sant’antonio y su cripta subterránea.

Visita obligada la que nos conducirá hasta la bella aldea de Ratio, para conocer Villa Guariglia. Sede del Museo Provincial de la Cerámica, junto con la fábrica Solimene, nos ayudaran a conocer el pasado ceramista de la localidad a través de extensas colecciones que albergan piezas del periodo artístico alemán. Además, su particular enclave nos permitirá contemplar unas de las vistas más fascinantes de toda la Costa Amalfitana.

Fachada del Museo Provincial de la Cerámica de Vietri Sul Mare

Las playas son otro de los grandes referentes del municipio, sobre todo la de la Marina, donde miles de turistas acuden atraídos por la leyenda que precede al pequeño archipiélago de rocas que la preside y donde también podremos gozar de las vistas que ofrece su torre, erigida como lugar de avistamiento en época de corsarios.

Pero descubrir Vietri es sin duda dejarse llevar por el atractivo de sus alrededores y descubrir el esplendor de su naturaleza recorriendo alguno de los senderos que cruzan el Parque Corce.

Panorámica del archipiélago de Faraglioni en Vietri

Sintiendo Vietri

La mejor manera de sentir Vietri es visitando sus tiendas de cerámica y descubrir como cada una de ellas elabora su propio proceso artesanal. Recorrer sus calles y dejarse llevar por la alegría de los colores que la inundan; saborear los víveres que humildemente le ofrece el mar. En definitiva, es dar alas a nuestros sentidos y dejarlos volar.

¿Dónde comer?

Las ricas “granitas” de limón o limoncello son la antesala perfecta para degustar un recetario en el que los productos locales y el arraigo italiano son protagonistas. Las curiosas pizzas de mortadela y pistachos servidas bajo el fragante dulzor de los limoneros del patio de Al Limoneto; los platos con estrella del Re Mauri o la exquisita tarta de ricota y chocolate de Il Cavaliere dei Conti son algunas de las especialidades que junto con las anchoas y otras capturas del día, hay que degustar.

Interior de una de las famosas tiendas de cerámica de Vietri Sul Mare

¿Cómo llegar?

Llegar a Vietri sul Mare es sencillísimo, ya que, a diferencia de otras villas como Amalfi, Furore o Positano, es la única que cuenta con estación de tren, por lo que es posible visitarla partiendo desde la misma Nápoles o desde Sorrento (nuestra otra puerta de entrada a la ruta por la Costa Amalfitana).

Nosotros os ofrecemos las opciones de las que disponéis partiendo desde Salerno, donde podemos establecer nuestro campamento base, ya que la ciudad está situada a poco más de cinco kilómetros de nuestro destino.

En coche

Para acceder a Vietri en coche desde Salerno deberemos tomar la calle Via dei Principati hacia la SS 18 Tirrena Inferiore. A continuación, seguiremos por esta, hasta Corso Umberto I en Vietri sul Mare. Para acceder al centro de la localidad tomaremos posteriormente Via Osvaldo Costabile hacia Via Cristoforo Colombo, final de nuestro trayecto. Advertir que este recorrido de escasos quince minutos puede extenderse profusamente debido a las repetidas congestiones por tráfico.

En tren

Como ya hemos mencionado, Vietri dispone de su propia estación de tren. Trenitalia ofrece diversas líneas que parten desde la estación central de Salerno y cubren el recorrido. Con frecuencias de viaje cada ocho minutos y un precio de billete que oscila entre 1 y 3 euros (para la primera clase).

En autobús

Hay diversas compañías que cubren el trayecto como Busitalia y SCAI Autolinee, pero sin duda el mejor servicio en cuanto a frecuencias de viaje se refiere, lo ofrece Sitabus. Los autobuses de la línea 5120 (los que nos llevaran hasta Vietri) parten cada quince minutos desde la Piazza Vittorio Veneto y el precio por trayecto es de entre 1 y 2 euros. Actualmente, los billetes pueden adquirirse en la estación o a bordo, además de ser expedidos en estancos, quioscos y algunos bares.

Sitabus también ofrece otras líneas “costieras” que unen algunas de las villas amalfitanas más representativas; con tarifas francamente atractivas que cubren el desplazamiento incluso de hasta 3 días y que nos posibilitan conocer los enclaves más pintorescos de esta región.

A pie

Debido a su cercanía con Salerno, es posible acercarnos a la localidad andando. Esta opción nos permitirá mimetizarnos con el entorno y disfrutar del magnífico paisaje de la Costa Amalfitana desde una perspectiva mucho más subjetiva, dando un agradable paseo. Una ruta que podemos iniciar desde la misma estación de la ciudad y que nos conducirá a través de su núcleo histórico hasta la zona portuaria, desde la cual contemplar unas magníficas vistas de la bahía.

Imagen de la Playa de la Marina desde el paseo marítimo de Vietri Sul Mare

¿Dónde alojarse?

Hospedarse en Vietri es relativamente rentable. El precio por pernoctación en alguno de sus hoteles, hostales o pensiones suele ser inferior al de otras localidades costeras. Además, ofrece amplias zonas de estacionamiento y una excelente comunicación que facilita logísticamente la llegada de viajeros.

Sin duda, las posibilidades son múltiples, pero solo algunas son capaces de capturar toda la esencia y cromática de esta alegre localidad.

La Lucertola es un auténtico balcón al ponto. Situado sobre un acantilado, este magnífico cuatro estrellas dispone de todas las comodidades y de algún que otro lujo, como una playa privada con su propio bar.

Acercarse a las afueras merece mucho la pena y más cuando ello conlleva alojarse en La Soffitta sul Mare. Un fantástico B&B ubicado en la cercana aldea de Ratio. El establecimiento, una antigua casa restaurada datada en el s. XVIII, alberga uno de sus mayores tesoros en la azotea; un magnífico jardín con vistas a la costa desde donde disfrutar de un auténtico desayuno casero italiano.

Finalmente, el B&B Palazzio Pinto es un céntrico hospedaje dónde la exultante cromática mediterránea de las cerámicas se manifiesta en cada ricón.

Hotel sobre un acantilado en Vietri Sul Mare.

Vietri cautiva al viajero, lo inmersa en un mundo de color, le ofrece otra visión del mundo y atrapa su corazón.

Actividades relacionadas

Relacionado