Batticaloa Portada

Qué ver en Batticaloa: Explora los 10 mejores lugares en la Ciudad de la Laguna

Ubicada en la costa este de la isla, esta ciudad es un tesoro escondido repleto de maravillas naturales, patrimonio histórico y experiencias culturales únicas. Si estás planeando tu viaje a Batticaloa, te hemos preparado una lista con los 10 mejores lugares que no puedes dejar de visitar.

Desde santuarios inmersos en la selva hasta extensas playas de arena dorada, pasando por llamativas construcciones coloniales, Batticaloa tiene algo que ofrecer a cada tipo de viajero. ¿Estás listo para sumergirte en la rica historia y belleza natural de esta joya de Sri Lanka? Entonces acompáñanos en este recorrido por los imprescindibles de Batticaloa.

Fuerte Batticaloa

Construido por los portugueses en 1628 y más tarde fortificado por los holandeses, el Fuerte Batticaloa se encuentra estratégicamente a orillas de la laguna de Batticaloa, ofreciendo vistas panorámicas que son un deleite para los aficionados a la fotografía.

Al caminar por sus gruesos muros y explorar los restos de sus estructuras, se puede sentir la atmósfera de los tiempos pasados. Además, el Fuerte Batticaloa es el hogar del famoso faro que aún guía a los barcos en la actualidad.

Es importante mencionar que la entrada al fuerte es gratuita, lo que lo hace aún más atractivo para aquellos que buscan que visitar en Batticaloa sin tener que preocuparse por los costos adicionales.

La accesibilidad durante todo el año permite a los visitantes planificar su viaje en la temporada que prefieran, aunque se recomienda evitar las horas más calurosas del día para una experiencia más cómoda.

Laguna de Batticaloa

Este espejo de agua sereno es el corazón acuático de la ciudad y ofrece una visión única de la biodiversidad y la cultura local. Con sus aguas tranquilas y el reflejo de un cielo a menudo despejado, la laguna crea un ambiente de paz y belleza natural que cautiva a todos sus visitantes.

Aquí puedes disfrutar de una variedad de actividades, desde paseos en bote hasta observación de aves. La laguna alberga numerosas especies de aves, algunas de las cuales son endémicas de Sri Lanka, lo que la convierte en un paraíso para los aficionados a la ornitología. Además, los atardeceres sobre la laguna ofrecen un espectáculo de colores que no te puedes perder, ideal para los amantes de la fotografía.

Las comunidades locales dependen de la laguna para la pesca y la agricultura, y un paseo por sus orillas te permitirá ver de cerca el estilo de vida tradicional de los habitantes de Batticaloa. No dejes de probar los platos locales a base de mariscos frescos, una delicia que se suma a la experiencia turística.

Para una experiencia más aventurera, puedes alquilar un kayak y explorar los manglares, donde la naturaleza se muestra en su estado más virgen. Es importante recordar que la mejor época para visitar la laguna es durante los meses secos, desde mayo hasta septiembre, cuando el clima es más favorable para las actividades.

viator-save-up-20-leaderboard

Playa Kallady

Este tranquilo enclave costero ofrece una experiencia única, ideal para aquellos que buscan un retiro lejos de las multitudes y un contacto más auténtico con la naturaleza. La Playa Kallady es especialmente conocida por ser el escenario del fenómeno natural conocido como "el canto de los peces", que suele ocurrir entre los meses de abril y agosto.

Durante este período, si te adentras en las aguas poco profundas y prestas atención, podrás escuchar un sonido que se asemeja al de una flauta, producido por un tipo de pez que habita en la laguna. Esta peculiaridad atrae a turistas y científicos por igual, convirtiéndolo en un punto de interés único que visitar en Batticaloa.

Más allá de este curioso espectáculo natural, la Playa Kallady es también el lugar perfecto para disfrutar de paseos al amanecer o al atardecer, con vistas impresionantes del sol que se refleja en el océano Índico.

La suave arena y las aguas cálidas invitan a relajarse y a tomar un baño refrescante, mientras que los pescadores locales añaden un toque pintoresco al paisaje con sus tradicionales barcos de pesca.

Puente de Kallady

Este puente es famoso por ser uno de los más largos del país y ofrece vistas espectaculares del lago Batticaloa y del océano Índico. Es un lugar emblemático que ver en Batticaloa, tanto por su importancia en la conectividad de la región como por su valor estético y cultural.

El Puente de Kallady originalmente fue construido durante la época colonial británica y ha sido testigo de muchos años de historia de la región. Además de su interés histórico y cultural, el Puente de Kallady es un excelente punto para los entusiastas de la fotografía.

Al amanecer o al atardecer, los reflejos del sol en las aguas crean una atmósfera idílica, perfecta para capturar ese recuerdo imborrable de tu viaje a Batticaloa. Si te interesa la vida local, planifica tu visita durante las horas de pesca, cuando la actividad de los pescadores en sus coloridas barcas añade vitalidad y color al paisaje.

Para aquellos interesados en la arquitectura y la ingeniería, es interesante destacar que recientemente se ha construido un nuevo puente paralelo al antiguo, lo que permite comparar las técnicas de construcción de diferentes épocas y observar cómo la infraestructura moderna se integra con el entorno natural y social de Batticaloa.

viator-save-up-20-leaderboard

Catedral de St Mary

Este magnífico templo católico, también conocido como Puṉita Mariyaṉṉai Pērālayam en Tamil y Śānta Mariyā Āsana Dev Mædura en Sinhala, se erige como un hito imprescindible en Batticaloa. Su construcción data de 1808, obra de Paschal Mudaliyar, y ha sido testigo de la historia religiosa de la región.

Inicialmente, fue una co-catedral bajo la Diócesis de Trincomalee-Batticaloa hasta la creación de la Diócesis de Batticaloa en 2012, momento en el que ascendió a la categoría de catedral.

Este tesoro arquitectónico, pintado en un hermoso tono azul, irradia una serenidad única en medio del bullicio de la ciudad. Su diseño, de estilo propio de Sri Lanka, lo hace destacar entre las iglesias europeas convencionales.

Con más de dos siglos de historia, la Catedral de Santa María es un destino obligado para los viajeros en busca de experiencias espirituales y culturales. Sumérgete en su atmósfera sagrada y déjate cautivar por la belleza y la historia que alberga este icónico lugar de adoración en Batticaloa.

Templo de Mamangapillayar

Este venerado templo hindú, uno de los más antiguos de la región oriental de Sri Lanka, se encuentra a unos tres kilómetros de la ciudad de Batticaloa. Su historia se remonta al siglo II o III d.C., según registros históricos y mitos locales.

Según la leyenda, el templo fue construido en el lugar donde el Príncipe Rama realizó sus oraciones hacia el Señor Shiva durante su búsqueda de la Princesa Seeta. Se dice que colocó un puñado de arroz para honrar a Shiva, el cual se convirtió en un lingam, dando origen al nombre de Maamanga-Easwara.

El templo es un punto de referencia espiritual y cultural en Batticaloa, atrayendo a devotos y turistas por igual. Su arquitectura y su significado histórico lo convierten en un lugar de interés único, donde los visitantes pueden sumergirse en la rica tradición religiosa de la región.

Explora la tranquilidad y el misticismo de este templo milenario, y déjate llevar por la fascinante historia y la devoción que lo rodean.

viator-save-up-20-leaderboard

Tanque Unnichchai

Los visitantes pueden disfrutar de un breve paseo en bicicleta por el campo para llegar al tanque Unnichchai, siguiendo una ruta que atraviesa el paisaje hacia la laguna desde Batticaloa. El trayecto ofrece vistas encantadoras, con un bosque bajo que se extiende sobre la laguna, creando un ambiente pintoresco y relajante.

El Tanque Unnichchai es una característica clásica de la zona, siendo un enorme depósito de agua que riega la mayor parte del valle. Su estructura de concreto controla las aguas del Unnichchai, siguiendo el estilo de construcción de los antiguos que planearon y construyeron este tanque monumental.

Para aquellos que desean explorar la zona en profundidad, hay varias opciones de alojamiento cercanas, como el Yuhibuhi Forest Resort, Yuhibuhi Homestay, Grand Star Guest House, Meeme Inn (exclusivo para mujeres) y RoaBaa Guesthouse.

Estos lugares ofrecen comodidad y hospitalidad para una estancia memorable junto al Tanque Unnichchai. Sumérgete en la serenidad de la naturaleza y disfruta de la experiencia única que ofrece este hermoso entorno.

Iglesia de Nuestra Señora de la Presentación

La Iglesia de Nuestra Señora de la Presentación, conocida localmente como la Iglesia Thandavanveli, es un hito histórico y religioso en el distrito de Batticaloa, Sri Lanka. Se encuentra en Thandavanveli y forma parte de la Diócesis Católica Romana de Batticaloa. Según documentos registrados, es la primera y más antigua iglesia del distrito.

La historia de esta iglesia se remonta a la llegada de los portugueses a la India y Sri Lanka en el siglo XVI. Los misioneros cristianos llegaron a Batticaloa en la década de 1550, antes de la presencia militar portuguesa en 1622. Esta fue construida inicialmente como una choza de hojas de palma en 1624 como parte de la expansión misionera.

-La iglesia fue quemada por los holandeses en 1642, pero reconstruida en 1660 con el permiso del rey Kandyan después de la restricción de la práctica religiosa impuesta por la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales.

A lo largo de los años, la iglesia ha sufrido daños por ciclones, pero ha sido reconstruida y restaurada. Su nombre original, Iglesia de Nuestra Señora de la Presentación, fue cambiado temporalmente a Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, pero luego se restableció con la reconstrucción del edificio. Esta iglesia histórica continúa siendo un lugar de culto y un símbolo de la fe católica en Batticaloa.

viator-save-up-20-leaderboard

Kattankudy Heritage Museum

El Museo del Patrimonio de Kattankudy es un centro que exhibe la rica herencia cultural de la comunidad musulmana en la zona, así como de los musulmanes en Sri Lanka en general. Su historia se remonta al período del Rey Senarath (1604-1635) del reino de Kandyan.

Perseguidos por los portugueses que invadieron Sri Lanka en 1505, los musulmanes del país buscaron refugio con el Rey Senarath, quien les otorgó tierras en la costa este donde estarían a salvo. Esta comunidad, compuesta principalmente por agricultores, pescadores y comerciantes, ha crecido hasta convertirse en una gran comunidad con identidad propia.

Kattankudy es una de las muchas ciudades dominadas por musulmanes en el distrito de Batticaloa. En 1990, los musulmanes de Kattankudy enfrentaron una de las masacres más atroces en la historia reciente de Sri Lanka por parte del grupo terrorista Tigres Tamiles, LTTE.

El Museo del Patrimonio de Kattankudy, inaugurado en 2015, se encuentra en un edificio de 3 pisos y alberga una buena colección de armas antiguas, artículos domésticos, cerámicas, entre otros. Operado por el Departamento de Arqueología, el museo está abierto de sábado a jueves y cuenta con una tarifa de entrada de 0.15EUR para adultos locales y 1.53EUR para extranjeros.

Faro de Batticaloa

El Faro de Batticaloa es un faro situado cerca de la desembocadura en Palameenmadu, Sri Lanka. Construido en 1913, tiene una altura de 28 metros. Se encuentra aproximadamente a 5 km de la ciudad de Batticaloa, en Bar Road.

Se puede acceder a él tomando Lake Road (también llamada Munich Vittoria Friendship Road) cerca del puente Kallady y siguiendo a lo largo del Sinna Uppodai Lagoon durante unos 4 km. Es un área muy agradable para andar en bicicleta o caminar.

Aunque este histórico faro no está abierto al público, se puede apreciar desde el exterior, convirtiéndose en uno de los lugares extraordinarios para visitar en Batticaloa y capturar algunas imágenes hermosas. Además, se puede realizar un paseo en barco alrededor de la ensenada para obtener una perspectiva increíble de este faro.

viator-save-up-20-leaderboard

Mapa de lugares que ver en Batticaloa

Actividades relacionadas

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este artículo?