Las 7 maravillas del mundo
Taj Mahal

Varias listas sobre las 7 maravillas del mundo se han compilado desde la antigüedad hasta nuestros días para catalogar las más bellas estructuras hechas por el hombre y los mejores escenarios naturales. A continuación te mostramos todas las clasificaciones de maravillas que existen:

Clasificación de las siete maravillas del mundo

¿Dónde están las 7 maravillas del mundo?

A continuación podrás ver todas las maravillas del mundo en el mapa. Mientras que las modernas y las naturales se encuentran repartidas por todo el mundo, las antiguas se encontraban alrededor del Mediterráneo y Mesopotamia.

¿Cuáles son las 7 maravillas del mundo?

A lo largo de nuestras vidas todos hemos oído hablar sobre las maravillas del mundo, sin embargo, se puede profundizar mucho en el concepto de maravilla. Si te acaba de pasar por la cabeza la pregunta: ¿Cuáles son las maravillas del mundo? Debes saber que es un tema algo más complejo que una simple lista de siete destinos. Algunas fueron apreciados monumentos antaño, ya inexistentes. Otras son maravillas modernas y están en la lista de "visitar obligatoriamente" de muchos turistas y viajeros.

Si eres un apasionado de la historia, si te emocionas al estar en frente de colosales monumentos, si te inquietas al visitar los logros más importantes de la humanidad o increíbles proezas de la naturaleza, sin duda tienes que visitar las maravillas del mundo alguna vez en tu vida.

Las Siete Maravillas del Mundo Antiguo

Esta es la primera lista conocida que recoge los monumentos más notables de la antigüedad clásica. Esta basada en las guías populares elaboradas por los turistas helénicos y solo incluye obras ubicadas alrededor del mar Mediterráneo y Mesopotamia. El número siete fue el elegido porque los griegos creían que representaba la perfección y la abundancia y porque era el número de los cinco planetas conocidos en la antigüedad más el sol y la luna. Se han hecho con posterioridad muchas listas similares pero todas ellas están basadas en el concepto que nació en los antiguos pueblos griegos.

Las siete maravillas del mundo antiguo se recogían en un documento que no era, ni mucho menos, una descripción detallada de las impresionantes estructuras. Este documento recuerda más bien a un folleto informativo para turistas sobre las atracciones más espectaculares de lo que entonces se consideraba mundo. Este documento, que recibe el nombre de "De septem mundi miraculis", se atribuye erróneamente a Filón de Bizancio. Parece ser que él solo lo recopiló e hizo una transcripción. Otros escritores ilustres de la época mostraron su desacuerdo con el listado vigente, argumentado que existían otros monumentos que superaban la espectacularidad de las presentes.

La lista estaba compuesta por los siguientes monumentos, todos ellos extintos excepto uno:

La pirámide de Guiza

Se conoce por este nombre por estar ubicada en la meseta de Guiza, cerca de El Cairo, Egipto. También es conocida como la pirámide de Keops debido a que fue la tumba del faraón con este nombre. Esta maravilla es notoria por ser la única que se mantiene en pie a día de hoy a pesar de ser la primera que se construyó.

La Gran Pirámide de Guiza se construyó entre 2584 y 2561 a.C. por orden del faraón Keops y fue la estructura más alta hecha por el hombre durante casi 4.000 años. Las investigaciones en su interior se formalizaron a principios del siglo XIX, por lo que hasta ese momento se desconocía la complejidad de su estructura interior. Por lo tanto, el gigantesco tamaño de la pirámide y la simetría de su estructura exterior fueron suficientes para deslumbrar los viajeros de antaño, que la consideraron una de las maravillas del mundo.

Atardecer en la pirámide de Keops.

La estatua de Zeus en Olimpia

Esta estatua fue creada por el escultor griego Fidias, considerado el mejor escultor de la antigua Grecia. Fidias también participó en la construcción del Partenón y la estatua de Atenea en Atenas.

La estatua de Zeus en Olimpia media 12 metros de altura y representaba a Zeus sentado en su trono. Su piel era de marfil y los detalles como la ropa hechos de oro. Esta estatua era una de las grandes atracciones de la prospera ciudad de Olimpia, que es famosa hoy en día por ser donde se originaron los juegos olímpicos. Con el surgimiento del cristianismo, el templo dedicado a Zeus cayó en el olvido y los juegos se dejaron de practicar por ser un ritual considerado pagano. La estatua de Zeus fue transportada a Constantinopla, donde fue destruida sobre el siglo V o VI por un terremoto.

Replica fiel de la Estatua de Zeus de Olimpia.

Los jardines colgantes de Babilonia

Estos jardines son la maravilla que ha despertado más curiosidad a la humanidad pues la falta de datos sobre ellos pone en duda su existencia.

En el caso de que realmente existieran, se dice que fueron construidos por Nabucodonosor II en Babilonia entre 605-562 a.C. como un regalo para su esposa. Esta, cuyos orígenes eran de una zona verde y boscosa, echaba de menos los paisajes de su hogar, así que el emperador ordenó la construcción de los jardines para apaciguar su melancolía. En algunos textos antiguos se describen como una estructura escalonada con forma de montañas de más 23 metros con gran variedad de flora y fauna en su interior.

La controversia sobre si los jardines de Babilonia existieron proviene del hecho de que no se mencionan en ninguna parte de la historia de Babilonia y que Heródoto, el "Padre de la Historia", no los menciona en sus descripciones de Babilonia. Sin embargo, hay muchos otros hechos, figuras y lugares antiguos que Heródoto no menciona o estaba equivocado. Otros escritores clásicos como Diodoro, Filón y el historiador Estrabón afirmaron que los jardines existieron hasta el siglo I d.C., cuando un terremoto los derrumbó.

Pintura que representa los Jardines Coglantes de Babilonia

El templo de Artemisa

El Templo de Artemisa, localizado en la colonia griega de Éfeso, actual Turquía, tardó más de 120 años ser construido. El templo, finalizado el 550 a.C., media 129 metros de largo y 69 de ancho con 127 columnas de 18 metros de altura. Diseñado y edificado por Quersifrón de Cnoso y financiado por Creso de Lidia, este enorme monumento fascinó a miembros de toda Grecia que se refirieron a él en varios documentos como la obra más impresionante que jamás habían visto.

El 21 de julio de 356 a. C., un hombre llamado Eróstrato prendió fuego al templo para, como él mismo explicó, alcanzar una fama duradera al estar asociado para siempre a la destrucción de algo tan hermoso. Los efesios decretaron que su nombre nunca debería ser registrado ni recordado, pero Estrabón lo estableció como un punto de interés en la historia del templo. Alejandro Magno nació la misma noche que el templo e Artemisa ardió y, más tarde, se ofreció a reconstruir el templo en ruinas, pero esta propuesta fue rechazada.

Cuando Alejandro falleció el templo fue reconstruido parcialmente pero acabo en ruinas nuevamente debido a una invasión goda posterior. Los efesios persistieron en levantarlo otra vez hasta que, el 401 d.C., fue destruido para siempre por el cristiano San Juan Crisóstomo.

Viejo dibujo del templo de Artemisa.

El faro de Alejandría

El faro de Alejandría, construido en la isla de Faros el 280 a.C., media 134 metros y fue la segunda estructura más alta construida por el hombre detrás de las pirámides. Su edificación fue orden del emperador Ptolomeo I Sóter, que gobernaba una colonia en Egipto por bajo el imperio de Alejandro Magno. El faro fue inaugurado el 280 a.C. por el hijo de Ptolomeo I, Ptolomeo II Filadelfo. La luz de este faro, que se podía vislumbrar a 35 millas de distancia, guió a los marineros durante muchos años.

La estructura empezaba en una base cuadrada con un segundo nivel octogonal y un tercer nivel redondo. Los que tuvieron la suerte de ver el faro decían que su belleza era incomparable con otra cosa en el mundo. El faro fue castigado en varias ocasiones durante la historia por los terremotos hasta que el 1480 dejó de existir.

Dibujo árabe del faro de Alejandría.

El Coloso de Rodas

El Coloso de Rodas fue una estatua del dios Helios, el patrón de la isla de Rodas, construido entre 292 y 280 a.C. Media más de 33 metros de altura y estaba ubicado en el puerto de Rodas. A pesar de que las teorías extraídas de algunas ilustraciones antiguas lo describían con un pie en cada lado del puerto viendo pasar los barcos por debajo sus piernas, se ha demostrado que 33 metros eran insuficientes para que esto sea cierto y que estaba con las piernas juntas a un lado del puerto.

La estatua fue construida después de la derrota del ejército invasor de Demetrio en 304 a.C. Esta armada dejó atrás gran parte de su equipo de asedio y armamento al ser vencida. Los habitantes de Rodas lo vendieron para financiar el Coloso. La estatua permaneció solo 56 años antes de que fuera destruida por un terremoto el 226 a.C. De todos modos, las ruinas que quedaron eran impresionantes y seguía atrayendo visitantes de todo el mundo. Finalmente, el bronce del que estaba hecho la estatua fue utilizado para comerciar. Se dice que un comerciante judío lo compró para fundirlo a cambio de 900 camellos.

Cabe a destacar que la estatua de la Libertad está inspirada en el Coloso de Rodas.

Representación pictorica del Coloso de Rodas.

El mausoleo de Halicarnaso

El Mausoleo de Halicarnaso fue la tumba del emperador persa Mausolo de Caria y fue construido el 351 a.C. Mausolo escogió a Halicarnaso como su ciudad capital, él y su amada esposa Artemisa hicieron grandes esfuerzos para crear una ciudad cuya belleza fuera incomparable. Mausolo murió el 353 a.C. y Artemisa quiso crear un lugar de descanso digno de un rey tan grande. Artemisa murió dos años después de Mausolo y sus cenizas fueran sepultadas con él en el mausoleo. Los artesanos continuaron trabajando en la estructura después de su muerte, tanto como en homenaje a su patrona como a sabiendas de que la obra les daría una gran reputación. 

La tumba media 41 metros de alto y estaba repleta de esculturas con escenas religiosas.  Fue destruido por una serie de terremotos y quedó en ruinas durante cientos de años hasta que, en 1494 fue completamente derruido y utilizado por los Caballeros de San Juan de Malta en la construcción de su castillo en Bodrum. De este monumento se deriva la palabra mausoleo.

Pintura del Mausoleo de Halicarnaso.

Las Siete Maravillas del Mundo Moderno

En el año 2001 la fundación New7Wonders Foundation con sede en Zurich, Suiza, consideró que era el momento de elaborar una nueva lista con las 7 maravillas modernas. La lista de maravillas antiguas fue compilada el siglo II a.C. y solo una de estas está en pie actualmente por lo que la fundación tubo la iniciativa de renovar el listado adaptándolo a nuestra era.

Te estarás preguntando: ¿En que se basaron para escoger las nuevas maravillas del mundo? Y es que nuestro planeta esta lleno de grandes templos, monumentos y obras que merecen ser admiradas. Pues  la fundación decidió realizar la selección democráticamente, uno de los grandes distintivos de nuestra época. Tras realizar un listado de 21 candidatas la N7W lanzó a concurso la decisión final. Gracias a los más de cien millones de votos recibidos por Internet o vía telefónica en 2007 se proclamaron como elegidas en Lisboa 7 de las 21 finalistas.

Las 7 nuevas maravillas del mundo son:

La gran muralla China

Esta colosal muralla se empezó a construir hace más de 2000 años para evitar que los invasores crucen la frontera norte del país. Su construcción duró varios siglos y muchas dinastías chinas estuvieron implicadas durante la historia del gigante asiático.

Hoy en día, esta serie de muros y fortificaciones es uno de los atractivos principales del país, atrayendo miles de visitas cada año. Aunque el paso del tiempo y las catástrofes naturales le han causado cierto deterioro, la Gran Muralla China sigue siendo una obra maestra que deja boquiabierto a cualquiera. El diseño de las estructuras, la gran longitud que cubre y los métodos de construcción utilizados son, sin duda, dignos de admiración.

La Gran Muralla China.

Machu Picchu

Esta antigua fortaleza inca, construida durante el siglo XV, se encuentra escondida en la cordillera de los Andes peruanos. La ciudad perdida fue descubierta por el mundo occidental en 1911 y alberga fascinantes tesoros arqueológicos. El mérito no solo reside en lo que hicieron los incas sino también en la complejidad de la ubicación donde lo hicieron y como lo llevaron a cabo.

Actualmente, se puede acceder a la ancestral fortaleza de Machu Picchu en un tren o caminando por el camino Inca tradicional. Tanto el paisaje como lo edificios son una joya visual que merece ser contemplada alguna vez en la vida.

Las ruinas de la ciudad del Macu Picchu.

Coliseo Romano

Este inmenso anfiteatro es actualmente uno de los mayores atractivos de Roma y el icono más representativo del gran imperio romano. Construido el siglo I por orden del emperador Vespasiano, el Coliseo es una obra de ingeniería de 189 por 156 metros con un complejo sistema de bóvedas.

Durante mucho años el Coliseo llenó su aforo de 50.000 espectadores para mostrarles gran variedad de espectáculos. Los eventos más famosos eran las luchas de gladiadores, las luchas contra animales e incluso se podía inundar para ofrecer espectáculos navales. Según los historiadores, se estima que unas 500.000 almas dieron su vida en el Coliseo a lo largo de su historia.

Coliseo durante la puesta de sol.

Taj Mahal

Podemos encontrar esta increíble pieza de arquitectura en la orilla sur del río Yamuna, Agra, India. Es un monumento diseñado y construido para expresar amor. Este templo mortuorio musulmán nació en el siglo XVII y se construyó para albergar a Mumtaz Mahal, la difunta esposa del emperador mogol Shah Jahan.

Lo más destacado del Taj Mahal es la tumba central abovedada, los minaretes y el mausoleo de mármol blanco. Si has estado planeando un viaje a la India no puedes saltarte la visita a esta joya arquitectónica y decorativa. Es fascinante como el amor puede tener como resultado un monumento de belleza inigualable.

Mausoleo y jardín del Taj Mahal.

Cristo Redentor

El Cristo Redentor es, sin duda, uno de los puntos de referencia más famosos de Brasil y del cristianismo en general. Hoy en día no hay ninguna mención a Río sin ver esta estructura significativa. La estatua se alza sobre las montañas del Corcovado, a una altura de más de 600 metros sobre el nivel del mar.

Es una estatua de Jesús de 30 metros de altura que mira a la ciudad de Río con sus brazos extendidos. Se puede acceder a la estatua utilizando un tren de cremallera, el paseo es muy gratificante por los paisajes de hermosas montañas y la vista de Río junto al mar. Por la noche, la estatua está iluminada, creando la ilusión de que está flotando en el cielo.

Cristo Redentor frente a Rio.

Petra

Petra, también conocida como la ciudad perdida, fue construida sobre el 300 a.C. por el pueblo Nabatéo. La antigua ciudad de Petra, actualmente en Jordania, está ubicada en un valle remoto, enclavado entre montañas de arenisca y acantilados. Lo Nabateos, una tribu árabe, la convirtieron en su capital y durante este tiempo floreció, convirtiéndose en un importante centro comercial, especialmente para las especias.

Destacados talladores, los nabateos esculpieron viviendas, templos y tumbas en la piedra, que adopta un color rosado cuando cambia el sol. Además, construyeron un sistema de agua que permitía la exuberancia de los jardines y la agricultura. En su apogeo, Petra tenía una población de 30.000 habitantes. Sin embargo, la ciudad comenzó a declinar a medida que cambiaron las rutas comerciales. Un gran terremoto en 363 d.C. causó daños graves y otro en 551 d.C. provocó que la ciudad fuese abandonada gradualmente. Reedescubierta el 1912, Petra fue ignorada por los arqueólogos hasta finales del siglo XX, actualmente es un paraíso para arqueólogos y historiadores y un destino turístico sin igual.

Ruinas de la antigua ciudad de Petra.

Chichén Itzá

Chichén Itzá es una ciudad maya en la península de Yucatán en México que tuvo su auge entre los siglos IX y X d.C. Fue construida por la tribu maya Itzá, quienes levantaron varios monumentos y templos importantes. Entre las más notables se encuentra la pirámide escalonada nombrada "El Castillo" que mide 24 metros. Como prueba de las habilidades astronómicas de los mayas, la estructura presenta un total de 365 pasos, el número de días en el año solar. Durante los equinoccios de primavera y otoño, el sol poniente proyecta sombras en la pirámide que dan la apariencia de una serpiente deslizándose por la escalera norte, en la base de esta escalera hay una estatua de una cabeza de serpiente.

Chichén Itzá es el hogar del tlachtli más grande (un tipo de campo deportivo) en América. En ese campo, los residentes jugaron un juego de pelota ritual muy popular en todo el territorio mesoamericano precolombino.

Templo de Chichén Itzá

La octava maravilla del mundo

Hubo una de las 21 candidatas para el concurso de las 7 maravillas del mundo actual que forma parte del listado de las maravillas antiguas. La Pirámide de Guiza es la única maravilla antigua sigue en pie hoy en día. Por este motivo, a pesar de no haber ganado el concurso por ser demasiado vieja, recibió el titulo honorífico de maravilla del mundo. Se considera que la pirámide es la octava maravilla del mundo.

El mérito de este fantástico monumento es irrevocable, no solo es la única maravilla de la era anterior que aún perdura, sino que fue la primera en ser construida. Las pirámides fueron, sin duda alguna, concebidas con éxito para navegar sin inmutarse por el tiempo.

Atardecer en la pirámide de Keops.

Relacionado