Gran Muralla China
Muralla China

La Gran Muralla de China es, sin duda, uno de los mayores proyectos de construcción jamás emprendidos y finalizados de la humanidad. Este monumento erigido en la antigua China consta en realidad de numerosos muros, algunos paralelos entre si. La muralla atraviesa principalmente la China septentrional y la Mongolia meridional. Por su grandeza, su complejidad y sus increíbles dimensiones, este increíble monumento fue nombrado una de las 7 maravillas del mundo moderno.

La Gran Muralla es el fruto del esfuerzo de millones de obreros de varios imperios y dinastías que reinaron en la antigua China. Su desarrollo fue constante durante 3.000 años, es un claro ejemplo de la persistencia del pueblo chino.

Datos de la gran muralla China

Tipo de monumento:Muralla, fortificación
Interés:Cultural, militar y turístico
Inicio de la construcción:Siglo VII a.C.
Autor:Muchos estados y dinastías.
Ubicación:Norte de China
Visitantes anuales:9 millones
Patrimonio de la humanidad:Desde 1987 por la UNESCO
Extensión:21 Km.

¿Dónde está?

Es difícil ubicar la muralla exactamente en el mapa debido a su gran tamaño. Se extiende por todo el norte de China de este a oeste.

En el siguiente mapa podemos apreciar la ubicación de las distintas secciones de muralla así como la época en la que se construyeron.

Mapa de los distintos tramos de muralla.

¿Cuánto mide la Gran Muralla China?

La Gran Muralla mide aproximadamente unos 21.000 kilómetros. Varias dinastías y estados independientes participaron en la construcción del muro pero la parte más larga y mejor conservada es la que se remonta a la dinastía Ming, cubriendo unos 8.850 km. Esta recorre desde el sureste de la provincia de Liaoning hasta la provincia de Gansu.

Esta magnifica proeza arquitectónica recorre todo tipo de terrenos. Atraviesa desde crestas y cordilleras, montañas y montes hasta largas llanuras y praderas. Una cuarta parte de la Gran Muralla China aprovecha circunstancias naturales para bloquear el paso pero los tres cuartos restantes son edificación real, en mayor parte muro, aunque en algunos tramos hay fosos y zanjas (de forma muy esporádica).

Aunque en la actualidad muchos kilómetros de pared ya no existen o están en ruinas, la gran muralla China sigue siendo una de las mayores proezas de la humanidad. Por eso fue declarada patrimonio de la humanidad el año 1987 por la UNESCO.

¿Cuándo se construyó la Gran Muralla China?

Gran parte del sistema de fortificación data del siglo VII al siglo IV a.C. En el siglo III a.C. Shihuangdi, el primer emperador de la China unida bajo el reinado de la dinastía Qin, decidió juntar una serie de muros anteriormente aislados bajo una única fortificación defensiva. Tradicionalmente, el final oriental del muro se consideraba como el paso de Shanhai, en la provincia oriental de Hebei, a lo largo de la costa del Golfo de Chihli. La longitud de la zona principal del muro era de 6.700 kilómetros aproximadamente. Ya en la época moderna, estudios aéreos y vía satélite probaron que este muro se extendía aún más lejos.

Tramo de la Gran Muralla.

¿Cómo surgió la muralla China?

La Gran Muralla se desarrolló uniendo bajo una única fortaleza las diversas fortificaciones y castillos de los reinos chinos independientes. Durante varios siglos, estos reinos individuales aún no se habían unida en una única China y estaban siempre en alerta para defenderse de los reinos vecinos así como de posibles invasiones o saqueos de los bárbaros. Estas edificaciones facilitaron la creación del gran muro (relativamente, la complejidad seguía siendo enorme). Cuando China se unió bajo un solo reino el trazado y partes de la gran Muralla ya existían.

Historia de la Gran Muralla China

Fase inicial, los estados guerreros independientes

En esta época comprendida entre el sigo VII y el II a.C. China no era una única nación, estaba formada por varias dinastías que reinaban en distintos imperios compitiendo entre ellas por el control del territorio.

El estado de Chu

Alrededor del siglo VII a.C. el estado de Chu comenzó a construir un entramado defensivo pensado para ser duradero. Conocida como la "Muralla Cuadrada", esta fortificación estaba situada en el norte de la capital de provincia del reino. Entre los siglos VI y IV a.C. otros estados decidieron por optar medidas defensivas similares. En la parte sur del estado de Qi se fue edificando progresivamente una muralla de grandes dimensiones aprovechando las características naturales del terreno para fortalecerlo, tales como ríos y montañas.

El estado de Qi

El muro del imperio Qi se construyo en gran medida utilizando tierra y piedras y ubicaba su final en el mar amarillo. 

Después de varias mejoras llevadas a cabo por el emperador Shang Yang entre el 400 y el 350 a.C, el estado de Qin se convirtió en la mayor potencia política y militar de los siete estados de la región. El estado era saqueado con frecuencia por los pueblos nómadas norteños (Loufan y Donghu) lo que obligó a Qin a levantar otra muralla en el norte de su territorio atravesando la cordillera Liupan y acabando en el río amarillo.

El estado de Zhongshan

En el estado de Zhongshan se construyó un entramado de muros para impedir la invasión de los estados de Zhao y Qin desde el suroeste. Había dos líneas defensivas en el estado de Wei: el Hexi en el oeste del río y la muralla de Henan en el sur. El muro Hexi era una fortificación contra el estado de Qin y las tribus de nómadas del oeste. Este muro se amplió con posterioridad llegando a alcanzar territorios de la actual Mongolia.

El esto de Zheng

El estado de Zheng también levantó murallas defensivas que fueron reedificadas posteriormente por el el imperio Han debido a que los conquistaron. 

El estado de Zhao

El estado de Zhao completó un muro meridional y un muro septentrional. El muro meridional se construyó principalmente como defensa contra el estado de Wei.

El estado de Yan

En el estado de Yan se edificaron dos líneas defensivas separada, la muralla del norte y el muro de Yishui. El motivo de estos muros era defender el reino de la invasiones de pueblos nómadas como los Donghu, Linhu y Loufan. También era importante defenderse del estado de Qi en el sur. El muro de Yishui comenzó al suroeste de la ciudad de Yi, la capital, y terminó al sur de Wen’y.

Los Yan fueron los últimos en construir un muro durante el periodo donde los clanes formaban estados independientes que luchaban entre ellos, este muro cruzaba las montañas y el río Liao llegando a la ciudad de Xiangping.

Pasillo superior de la muralla china.

La China unificada

La dinastía Qin

En 221 a.C Shihuangdi, el primer emperador Qin, completó su anexión de Qi y así unificó China.

En este momento el emperador tomó la decisión de eliminar ciertas fortificaciones, pues tan solo eran un impedimento en el medio del territorio unido, dificultando principalmente el transporte. Por otro lado, se tomó la iniciativa de unir los muros de Qin, Yan, y Zhao contra las incursiones del pueblo nómada Xiongnu dando lugar  al la llamada muralla de diez mil Li (una unidad de medida del momento) que equivale a unos 5.000 kilómetros el 214 a.C. Este gigantesco muro perimetral requirió el esfuerzo de miles de trabajadores y reclutas, entre ellos del ejercito, para trabajar durante diez años. Con la muerte del emperador la dinastía Qin cayó y este muro quedo en el olvido, poco a poco se fue convirtiendo en ruinas por falta de mantenimiento.

La dinastía Han

Durante el reinado del emperador Han Wudi (141–87 a.C.), el muro se fortaleció como parte de una campaña general contra el Xiongnu. A partir de ese período, la Gran Muralla tubo cierto cambio de concepto, pasando a ser exclusivamente un medio de control a un medio de expansión. Contribuyó en la explotación de tierras agrícolas en el norte y el oeste de China y al crecimiento de la ruta comercial conocida como la Ruta de la Seda.

En 121 a.C. se inició un proyecto de veinte años en el muro Hexi o muro lateral entre Yongdeng (actual Gansu) en el este y el lago Lop Nur (actual Xinjiang) en el oeste. Según documentos de correspondencia encontrados, este muro debía contener un faro cada 2,5 kilómetros, una torre de vigilancia cada 5 km, un fuerte cada 15 km y un castillo fortificado cada 50 km. Un fantástico ejemplo de la meticuloso organización y planificación del pueblo Chino hace mas de dos mil años.

La gran expansión de la Muralla China tubo lugar  durante el período de Dong Han (25–220 d.C.). Bajo la corona de Liu Xiu en el año 38 d.C. se rehabilitaron y expandieron cuatro trozos de muro en el sur de la muralla Hexi para centralizar el comercio.

La dinastía Wei

Durante la dinastía Wei del norte (386 - 535 d.C.) la Gran Muralla China fue prolongada y actualizada para parar los ataques de las tribus norteñas de Juan-Juan y Khitan. Se construyó una parte el muro en el sur (en la actual Hebeyui, Mongolia) y en el oeste, aproximadamente unos 1.000 km. 

Durante el mandato de Taiwudi (423–452), se complementó la gran muralla con un muro hecho de tierra alrededor de la capital. Se anexo parte de muro en la parte oriental de forma circular alrededor de Datong. Cuando la capital fue trasladada a Ye también se edificaron partes de muro en esta provincia, Shanxi.

La dinastía Qi

Con la finalidad de reforzar las fronteras frente a invasores provenientes del oeste la dinastía Qi (550-577 d.C.) tu varias iniciativas de macro construcciones reforzando la larga muralla ya existente. El 552 d.C. se llevó a cabo la edificación de gran parte de muralla en el noroeste involucrando a 1,8 millones de empleados de construcción, reparación y mantenimiento. Esta parte del muro es cercana a los actuales Pekín y Datong. 

Las mencionadas no fueron las únicas obras realizadas por esta dinastía, se realizaron muchas otras obras de menor envergadura. En total se estima que esta dinastía participó en la construcción y reparación de unos 1500 km de muralla China así como la estructura urbana necesaria para mantenerlos (pueblos, ciudades y asentamientos militares).

En 579, con el fin de evitar las invasiones del reino de Bei Zhou por los Tujue (un grupo de turcos orientales) y el Khitan, el emperador Jing comenzó un programa masivo de reconstrucción en áreas del muro ubicado en el antiguo reino de Bei Qi, comenzando en Yanmen en el oeste y terminando en Jieshi en el este.

La dinastía Sui.

Durante la dinastía Sui (581–618 d.C.) la Gran Muralla fue reparada y mejorada siete veces en un esfuerzo por defender el país contra los ataques de los turcos Tujue.

La dinastía Tang

La dinastía Tang (618–907 d.C.) sucedió a los Sui, que habían tenido un corto mandato, para establecerse durante 300 años. Esta estabilidad política prolongada permitió a China fortalecerse militarmente. Estos derrotaron a los Tujue y expandieron su imperio geográficamente, por lo que la Gran Muralla China perdió importancia estratégica. 

La dinastía Song

Durante la dinastía Song (960–1279 d.C.), los reinos de Liao (907-1125 d.C.) y Jin (1115 - 1234 d.C.) en el norte eran un peligro constante. El pueblo chino se vio forzado a dar un paso atrás volviéndose a cobijar dentro de los muros que habían sido construidos con anterioridad por los Qin y los Han. Los rivales Liao y Jin pudieron tomar el control de partes de la muralla obligando a los Song a retroceder aún más. Cuando estos se movieron al sur ya no estaban a tiempo de reparar las partes de muro de esa zona.

La dinastía Jin

Una vez consolidada como dinastía gobernante (1115 d.C.), los Jin volvieron a invertir esfuerzos y recursos en la restauración de la Gran Muralla en la parte del muro Wushu y el fuerte de Jinyuan.
Esta se extendía hacia el oeste desde Wulanhada, cruzando las montañas de Hailatu y tras varios giros finalizaba en el río Nuanshui. La segunda de las líneas era el nuevo Muro Mingchang, también llamado el Muro Jin Interior o la Fosa Jin, que fue construido al sur de la vieja muralla. Comenzaba en el oeste con una curva en el Huang He y terminó en el río Sungari (Songhua).

La dinastía Yuan (los mongoles)

Durante la dinastía de los Yuan (1206–1368 d.C.), los mongoles controlaban toda China, así como otras partes de Asia y secciones de Europa. Como estructura defensiva la Gran Muralla era de poca importancia para ellos, sin embargo, algunos fuertes y áreas clave fueron reparados y guarnecidos para controlar el comercio y limitar la amenaza de rebeliones de los chinos.

Muralla China cruzando montañas

La Muralla China que sigue en pie en la actualidad

Gran parte de la Gran Muralla China que podemos visitar hoy en día es la que fue construida o reforzada desde el 1300 d.C.

La dinastía Ming

Tras recuperar China de manos de los Mongoles la inquietud por protegerla a una nueva invasión era incesante. Los emperadores de la dinastía Ming (1368–1644) la mantuvieron y fortalecieron sin dilación. La mayor parte de reparaciones fueron en los muros de los Qi y los Wei. 

El emperador Hongzhi (1487–1505 d.C.) fue el autor de gran parte de la muralla China que se mantiene en un estado aceptable. Comenzando en el oeste del Paso Juyong, esta parte del muro fue dividida en las secciones del sur y del norte, respectivamente nombradas muros Interior y Exterior. A lo largo de estos muros existen sitios estratégicos, fortalezas, torres y puertas con fines variados. Tres de estas puertas, las más cercanas a Pekín (Juyong, Daoma, y Zijing ) se llamaban las tres puertas internas. Más alejadas estaban las puertas de Yanmen, Ningwu, y Piantou, nombradas las tres puertas exteriores. Este segundo grupo estaba altamente protegido ya que representaba la primera linea de defensa frente a un asedio a la capital del estado.

La dinastía Qing

Con la dinastía Qing (1644–1912 d.C.) las estrategias defensivas cambiaron. Se hicieron esfuerzos para lograr la paz con los estados vecinos mongoles y tibetanos. Se lograron grandes avances políticos, dando seguridad a el pueblo para sus quehaceres diarios. Esta estrategia fue muy exitosa por lo que la Gran Muralla perdió utilidad y cayó en el olvido, quedando gradualmente en ruinas.

Trozo visitable de la Gran Muralla China.

Actividades relacionadas

Relacionado