Algunas funcionalidades de esta web requieren de JavaScript para su correcto funcionamiento.

Conoce los 15 mejores destinos que ver en Perú

Cover image

“Ricas montañas, hermosas tierras, risueñas playas”, dice la letra de un famoso vals de los años 70 que describe con gran acierto los principales atractivos de Perú. Sin duda, la tierra de los Incas es uno de los principales destinos turísticos de toda América, pues cada año recibe a millones de viajeros de todas partes del mundo, ávidos por conocer sus maravillas naturales, culturales e históricas.

Visitar Perú

Hablar de Perú es hablar de uno de los países más variados de todo el mundo. Cada una de sus regiones alberga cientos de lugares arqueológicos, áreas naturales protegidas, parques nacionales, ecosistemas, santuarios, playas y poblados. Ni qué decir de su enorme repertorio gastronómico, sus miles de especies de animales y las innumerables actividades disponibles para los amantes de la aventura.

Si tienes pensado visitar Perú, ten en cuenta que un solo viaje no será suficiente para conocer todos sus atractivos. Para que tengas un mejor panorama, hemos elaborado una lista con los mejores destinos del país. En cada apartado, encontrarás enlaces con información mucho más completa sobre rutas, alojamientos, tours y recomendaciones, para que tu viaje a Perú sea una experiencia memorable.

Los 15 mejores lugares que ver en Perú

Nuestra selección incluye 15 de las principales atracciones turísticas de Perú. Hemos considerado algunos factores clave como su importancia histórica, su diversidad y, por supuesto, la cantidad de visitantes que reciben cada año. Si te preguntas qué visitar en Perú, consulta la siguiente lista.

Mapa de las mejores atracciones turísticas de Perú

Machu Picchu

Entre los destinos turísticos de Perú, Machu Picchu ocupa el primer lugar indiscutible. La ciudad sagrada de los Incas y capital arqueológica de América es un punto obligado para todo viajero que se precie de serlo.

Ubicada a 100 km al noroeste de Cusco, en la provincia de Urubamba, Machu Picchu cautiva propios y extraños con su elaborada arquitectura labrada en piedra, su belleza natural y su atrayente mística.

Machu Picchu, que traducido del quechua significa “Montaña vieja”, se eleva sobre los 2,430 metros sobre el nivel del mar. La ciudadela fue descubierta al mundo occidental en el año 1911 y fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1983. Desde el 2007, forma parte de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo Moderno.

Además de tomarte la clásica postal con la ciudadela de fondo, puedes realizar diversas actividades como subir la famosa montaña Huayna Picchu, visitar la Puerta del Sol (Intipunku), apreciar el Reloj Solar (Intihuanta) o ver los imponentes templos que usaban los Incas como lugares de culto y adoración.

Machu Picchu también es un excelente lugar para el avistamiento de aves, ya que alberga más de 400 especies.

Machu Picchu

Líneas de Nazca

En Perú encontrarás lugares como en ningún otro. Un ejemplo de ello son las enigmáticas Líneas de Nazca, trazadas por las primeras civilizaciones que se establecieron en la zona desértica al sur del país hace más de 2000 años, y que se mantienen en excelente estado de conservación hasta el día de hoy.

Sobrevolar las Líneas de Nazca en helicóptero es una de esas experiencias únicas en la vida. Durante el trayecto, podrás contemplar decenas de geoglifos de tamaño colosal que representan todo tipo de figuras, incluyendo un mono, una araña, una ballena, un pájaro y hasta un humanoide conocido como “el astronauta”. Todos ellos se hicieron con un solo trazo, pero hasta hoy no se sabe a ciencia cierta cómo y por qué.

Los famosos dibujos de Nazca, descubiertos en toda su plenitud recién en el siglo XX, son reconocidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Se ubican a unas 4 horas de la ciudad de Lima y están rodeadas por increíbles atractivos como acueductos, dunas, centros ceremoniales, museos y mucho más.

Líneas de Nazca

Lago Titicaca

Entre los destinos imperdibles para visitar en Perú encontramos al majestuoso Lago Titicaca, ubicado en la sierra de Puno, en los Andes centrales. Es el lago navegable más alto del mundo y se encuentra entre los territorios de Perú y Bolivia. Cuenta con un área de hasta 8,300 km y está rodeado por maravillosa vegetación, entre la que destacan especies como la totora.

Los recorridos turísticos en el Titicaca son ideales para los amantes de la cultura viva y el ambiente rural. Podrás visitar las islas milenarias de Taquile, Amantaní, Uros, entre otras, cuyos habitantes todavía conservan muchas tradiciones precolombinas y te ofrecerán un cálido recibimiento. Estas islas son el lugar perfecto para desconectarse de todo y disfrutar de increíbles paisajes.

Visitar el Lago Titicaca también es una gran experiencia para los amantes de los deportes. El borde del lago es un lugar frecuente para recorridos en bicicleta, caballo o trekking, mientras que sus aguas tranquilas son perfectas para navegar en kayac o velero. También es posible practicar buceo, conocer de cerca sus especies acuáticas y realizar vuelos en paracaídas.

Lago Titicaca

Cañon del Colca

¿Te gustaría apreciar todo el esplendor de la flora y fauna de la sierra peruana, incluyendo el majestuoso vuelo del cóndor andino al amanecer? Entonces tu visita a Perú debe incluir un paso por el Cañón del Colca, un lugar que lo tiene prácticamente todo.

Con más de 4,000 metros, se trata del segundo cañón más profundo del mundo. Se ubica en el valle del mismo nombre, en el departamento de Arequipa. Su población desciende de la etnia de los Collaguas, conocidos por desarrollar la industria agrícola a través de hermosos canales de riego y andenes. En el lugar también apreciarás restos arqueológicos de culturas preincaicas e incaicas.

El Valle del Colca se ha posicionado como uno de los mejores destinos para el turismo vivencial en Perú. Los visitantes disfrutan de actividades como trekking, andinismo y canotaje. Además, pueden bañarse en las aguas medicinales de La Calera, visitar el mirador de la Cruz del Cóndor, descansar en el Oasis de Sangalle y disfrutar de la variada gastronomía arequipeña.

Cañon del Colca

Valle Sagrado de los Incas

El camino hacia las ruinas de Machu Picchu incluye un paso obligado por el Valle Sagrado de los Incas, ubicado a 15 km al noreste de la ciudad de Cusco. Este lugar representa otro de los grandes legados del Perú prehispánico, pues aquí se construyeron las ciudadelas de Pisac, Ollantaytambo, Chinchero, Urubamba, entre otras.

El Valle Sagrado se convirtió en un sitio de culto desde la llegada el Inca Pachacútec, quien lideró un desarrollo hidráulico y tecnológico inimaginable en aquel tiempo, que años más tarde se fusionaría con el estilo español. Es un lugar muy apreciado por los peruanos debido a sus favorables condiciones geográficas y climáticas.

Además de visitar sus prolíficos centros arqueológicos y pueblos tradicionales, los visitantes pueden practicar canotaje en los ríos Huillcamayo o Vilcanota, comprar souvenirs en las ferias artesanales y recorrer las vastas zonas agrícolas y ganaderas que abastecen a la población local desde hace más de 500 años.

Valle Sagrado de los Incas

Río Amazonas

Además de contar con el lago navegable más alto del mundo, en Perú también encontrarás el río más largo y caudaloso del mundo. Se trata del Río Amazonas, cuya extensión llega a 6,742 km y sus aguas son compartidas con Brasil y Colombia. Su recorrido atraviesa la selva peruana, donde ese encuentran sus principales afluentes.

El punto de partida hacia el Río Amazonas se encuentra en Iquitos, en el departamento de Loreto. La zona es perfecta para la práctica de ecoturismo, pues te permitirá estar en sintonía con la naturaleza selvática y los grandes bosques amazónicos. Su sistema hidrográfico incluye cientos de especies de peces de agua dulce y una rica vegetación.

Navegar por las aguas del Amazonas es una de las experiencias más placenteras que puedes vivir durante tu visita a Perú. El viaje permite apreciar a detalle todo el panorama que se abre paso a través del río, intercalando visitas a las comunidades nativas amazónicas, para conocer más sobre su folclor y costumbres ancestrales.

Río Amazonas

Parque Nacional Huascarán

El Parque Nacional Huascarán se ha ido posicionando en los últimos años como un sitio ideal para el turismo de aventura en Perú. Situado en la famosa “Cordillera Blanca” del departamento de Áncash, este espacio natural posee enormes montañas nevadas y lagunas altoandinas. Su mayor atractivo es el imponente nevado de Huascarán, cuyo pico más alto alcanza los 6,757 metros, siendo el punto más alto de todo el país.

Reconocido por la Unesco como Reserva de Biósfera y Patrimonio Natural de la Humanidad, el Parque Nacional Huascarán es un verdadero paraíso de glaciares, que se deslizan a través de la cordillera y dan lugar al nacimiento de diferentes ríos. Aquí encontrarás decenas de sitios arqueológicos y especies endémicas, como la célebre Puya Raimondi, que puede medir más de 12 metros de altura y tener más de 18,000 flores por planta.

El lugar es perfecto para practicar actividades como el montañismo, andinismo, trekking, esquí o ciclismo a través de diferentes circuitos montañosos, además de emocionantes paseos en bote por las lagunas de Chinancocha y Purhuay.

Parque Nacional Huascarán

Huaca Pucllana

Nos trasladamos a Lima, capital de Perú, para conocer un tesoro arqueológico enclavado en medio de la gran ciudad. Hablamos de la Huaca Pucllana, una construcción piramidal escalonada hecha con adobe, arena y rellenos de cantos rodados. Pese a haber permanecido largo tiempo en el abandono, se conserva en buenas condiciones gracias al clima desértico de la zona.

La Huaca Pucllana fue construida hace más de 1500 años por los habitantes de la Cultura Lima. Aunque ocupaba un espacio dos veces más amplio, todavía se conserva una importante extensión de 6 hectáreas para el deleite de los visitantes. El circuito turístico guiado incluye puentes, rampas de acceso, caminos acondicionados, jardines, tumbas y una sala de exposición.

Visitar la Huaca Pucllana es una alternativa excelente si has programado un viaje a Lima. Puedes acudir mediante un tour guiado que incluya otros museos limeños o por tu cuenta. Se encuentra en el distrito de Miraflores, muy cerca de los acantilados de la Costa Verde, Larcomar, el Parque Kennedy, entre otros atractivos urbanos.

Huaca Pucllana

Reserva Nacional de Paracas

A solo 3 horas de Lima por carretera, en el departamento de Ica, se encuentra la Reserva Nacional de Paracas, una de las principales atracciones costeras de Perú. Se trata de la primera reserva marina que se protegió en el país, con el objetivo de conservar las diversas especies de flora y fauna silvestre que allí habitan.

Paracas es un paraíso de playas desiertas, especies marinas, aves y tranquilidad, con un importante valor histórico representado en sus más de cien sitios arqueológicos. Es el destino ideal para salir de la rutina y el lugar perfecto para probar el célebre ceviche peruano, entre otros platos marinos.

La reserva alberga humedales donde podrás observar aves en su hábitat natural como flamencos, gaviotas, pingüinos, entre otros. También podrás disfrutar de paseos en catamarán, entrar al mar a recoger conchas de abanicos y, si lo deseas, ir rumbo a las Islas Ballestas para divisar un increíble espectáculo de lobos marinos.

Reserva Nacional de Paracas

Museo Tumbas Reales de Sipán

El norte de Perú también está repleto de atractivos turísticos. Uno de los más interesantes el Museo Tumbas Reales de Sipán, que llama la atención por su curioso diseño, inspirado en las antiguas pirámides de la cultura mochica, que se desarrolló entre el siglo I y VII d.C. en lo que hoy es el departamento de Lambayeque.

Este museo, uno de los más visitados de todo el país, exhibe al público un enorme conjunto de emblemas y ornamentos utilizados por los antiguos mochicas, incluyendo más de 2,000 piezas de oro, cerámicas y otras joyas. Su principal atractivo es una réplica exacta de la tumba del Señor de Sipán, un gobernante que vivió en el siglo III.

Si has decidido viajar al norte de Perú, el Museo Tumbas Reales es uno de los atractivos turísticos más recomendables, ya que se enriquece a lo largo de los años con nuevos descubrimientos por parte de arqueólogos peruanos. Las visitas guiadas incluyen visitas a la Huaca Rajada y a las pirámides de Túcume. También es una gran oportunidad para conocer la ciudad de Chiclayo.

Museo Tumbas Reales de Sipán

Santuario Arqueológico de Pachacámac

Se sabe que las culturas precolombinas asentadas en Perú adoraban a varios dioses. Pues bien, una de sus principales deidades era Pacha Kamaq, considerado como dios del fuego. En honor a él, construyeron un enorme santuario en lo que hoy es el distrito de Lurín, ubicado a las afueras de Lima.

Debido a su enorme tamaño, que bordea las 500 hectáreas, Pachacámac es considerado el complejo arqueológico más grande de la capital peruana y probablemente el más importante. Por lo general, los circuitos turísticos se dividen en tres zonas: ceremonial, administrativa y la doméstica, en las que podrás apreciar templos, pirámides, plazas, calles, rampas y más.

En el lugar también encontrarás el Museo de Sitio de Pachacámac, que data del año 1965 y fue reinaugurado en el 2016 con un estilo más contemporáneo. Este es un buen punto de partida antes de conocer el santuario, pues se exponen cerámicos prehispánicos, ofrendas, un ídolo de Pachacamac, entre otras representaciones.

Santuario Arqueológico de Pachacámac

Máncora

Entre los mejores lugares para visitar en Perú, las playas ocupan un lugar especial. Dentro de este grupo, el balneario de Máncora destaca como el principal eje turístico, siendo uno de los destinos favoritos en épocas de verano. Se ubica en la provincia de Talara, departamento de Piura, en la costa norte del país.

Peruanos y extranjeros acuden cada año a Máncora atraídos por su clima cálido y sus privilegiadas playas, con aguas cristalinas y arenas de color claro, a lo que se suma su agitada vida nocturna. El acceso es súper sencillo, ya que queda muy cerca a los aeropuertos de Tumbes, Piura y Talara. También es posible viajar por tierra desde Lima, a través de la Panamericana Norte.

Hay muchas actividades que puedes hacer en Máncora. Además de buscar la foto perfecta del atardecer, puedes practicar surf, nadar con tortugas en la playa El Ñuro, conocer las lagunas de Las Huaringas, explorar manglares habitados por especies autóctonas y disfrutar de una enorme variedad de pescados y mariscos.

Santuario Arqueológico de Pachacámac

Ventanillas de Otuzco

Las Ventanillas de Otuzco son, fundamentalmente, un cementerio recuperado con una antigüedad cercana a los 2000 años. Se encuentra en el distrito de Baños del Inca, a un paso de la ciudad de Cajamarca, a más de 2,800 metros sobre el nivel del mar. El lugar está considerado como Patrimonio Cultural de Perú.

Aquí fueron hallados en su momento más de 300 nichos. Se cree que aquí iban a parar algunos restos óseos y cráneos de los difuntos, que previamente habían sido sepultados bajo tierra. Es por ello que las Ventanillas de Otuzco están envueltas en una mística muy especial, ya que probablemente era un lugar de culto y veneración.

En cualquier caso, las Ventanillas de Otuzco son una muestra del avanzado nivel arquitectónico que se podía obtener trabajando con piedras volcánicas. Las visitas a este destino son una actividad recurrente en la mayoría de tours en Cajamarca.

Ventanillas de Otuzco

Reserva Nacional Pacaya Samiria

Por su extensión, que supera los 2 millones de hectáreas, Pacaya Samiria es la Reserva Nacional más grande de Perú y la cuarta área protegida de todo Sudamérica. Hablamos de un verdadero tesoro amazónico, donde se conservan cientos de especies de flora y fauna, entre ellas el paiche, el pez de agua dulce más grande del mundo.

En la actualidad, la reserva posee seis áreas disponibles para los turistas. Tratándose de un lugar destinado a proteger la biodiversidad, el ingreso solo se puede realizar como parte de un tour organizado por una agencia autorizada. Hay tanto por ver en este lugar que los recorridos pueden durar entre 3 y 15 días.

Muchos inician su recorrido en la famosa cocha El Dorado, un lago habitado por delfines rosados, manatíes, lobos de río, entre otras especies. Además, tendrás a tu disposición más de 200 poblados para conocer las formas de vida de sus habitantes y recibir hospedaje. Sin duda, la Reserva Nacional Pacaya Samiria es el lugar ideal para conectar con la naturaleza.

Reserva Nacional Pacaya Samiria

Complejo Arqueológico de Chan Chan

Cerramos nuestra lista con otro atractivo turístico peruano de origen milenario, esta vez desarrollado por las antiguas culturas chimú y mochica. Se trata del Complejo Arqueológico de Chan Chan, una ciudadela construida a base de adobe, incorporando atractivos decorados de alto relieve con formas de animales como peces y aves.

Chan Chan se ubica en el norte de Perú, en la ciudad de Trujillo, y ostenta el reconocimiento como Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la Unesco. Su territorio se extiende por más de 20 km y cuenta con un total de diez ciudadelas amuralladas, así como terrazas y pirámides incompletas.

Uno de los puntos más atractivos de Chan Chan es su pirámide holográfica, un sistema que permite reproducir piezas arqueológicas en tercera dimensión con un estilo futurista. El sitio está a pocos minutos de otros atractivos de Trujillo, como las playas de Huanchaco o las Huacas del Sol y de la Luna.

Complejo Arqueológico de Chan Chan

Tours en Perú