Visitar Tortosa
Catedral Tortosa

Un poco de historia

Tortosa es una ciudad con más de dos mil años de historia. Su posición privilegiada, a orillas del río Ebro, ha hecho que el control de la urbe se muy codiciado por muchos imperios debido a su importancia en el comercio fluvial. No solo con eso, la ciudad también es cercana a la antigua Vía Augusta, por lo que también era una posición estratégica para el transporte terrestre.

Durante su historia, íberos, romanos, árabes y reinos católicos han reinado en Tortosa. La ciudad respondido a variedad de nombres en el pasado: Hibera (íberos), Dertosa (romanos), Turtusha (árabes) y, finalmente, Tortosa.

En 1148 Ramón Berenguer IV la conquistó, dando paso a varios de los monumentos que podemos visitar hoy en día, el más importante de ellos: la catedral. En esta época la convivencia entre judíos y cristianos aún era una realidad en la ciudad pero, pasados 3 siglos, la disputa de Tortosa acabó con la expulsión del judaísmo.

En épocas más recientes, Tortosa sufrió una clara modificación a manos del Renacimiento y el Modernismo, solo hace falta dar un paseo por el centro de la ciudad para poder apreciar muchos edificios de este estilo.

¿Cuándo ir?

Visitar Tortosa es adecuado en todas las épocas del año. Debido a que más bien ofrece turismo cultural, la vamos a poder disfrutar durante todo el año. Sí que es verdad que se recomienda visitarla en primavera u otoño. Las temperaturas van a ser más templadas por lo que la visita puede ser algo más agradable.

Si la visitamos en épocas más calurosas podremos disfrutar de varias actividades acuáticas en el río, hacer senderismo en el parque natural de los Puertos y visitar el Delta del Ebro y sus playas.

¿Cómo llegar?

En transporte privado

La ciudad se encuentra cerca de la autopista AP-7. Si venimos del norte deberemos tomar la salida de la C-42. En caso de venir desde el sur tomaremos la C-12. Estas dos carreteras se unen en Tortosa. En caso de venir desde el interior llegaremos a ella por la C-12.

En transporte público

Tortosa dispone de una parada de tren de RENFE que nos deja bastante cerca del centro de la ciudad.

En avión

El aeropuerto más cercano en el de Reus. Otra opción son los de Barcelona o de Castellón. Una vez allí deberemos trasladarnos hasta la ciudad siguiendo una de las dos opciones anteriores.

¿Cuánto tiempo se necesita?

Se puede visitar lo más importante en un día completo. De hacerlo así, se recomienda llegar a la ciudad temprano para poder aprovechar todo el día, nos espera una larga caminata entre monumentos de todo tipo.

Por lo contrario, si se desea profundizar más o complementar la visita con alguna actividad por los alrededores, encontraremos muchas cosas que hacer durante una estancia más prolongada.

¿Qué ver y hacer?

La ciudad ofrece varios lugares que debemos ver. A continuación mostramos los más importantes:

  • Catedral de Tortosa: Gran catedral de estilo barroco con una exposición permanente en su interior.
  • Castillo de la Zuda: Actualmente un parador, el lugar con mejores vistas de la ciudad.
  • Judería: Antiguo barrio judío.
  • Fortificaciones de San Juan: Fortaleza en lo alto de la colina en buen estado de conservación.
  • Reales Colegios: Bonitos edificios renacentistas.
  • Jardines del Príncipe: Tranquilo jardín con una exposición de esculturas en su interior.
  • Museo de Tortosa: El lugar ideal para aprender y comprender la historia de la ciudad.
  • Refugio Nº4: Antiguo refugio anti-bombardeos de la guerra civil.
  • Lo Sirgador: Laúd tradicional que realiza paseos por el río.

¿Dónde dormir?

Si vas a pasar más de un día en Tortosa, la ciudad ofrece varios hoteles y hostales donde dormir. Nuestro consejo es que te hospedes cerca del casco antiguo ya que es en esta zona donde están la mayoría de lugares de interés turístico. A continuación te proponemos nuestros hoteles y hostales recomendados:

Parador de Tortosa

Este parador nacional es, sin duda alguna, nuestro hotel favorito en Tortosa. No es que esté cerca de los monumentos, es que el edificio es un monumento. El parador está ubicado en el castillo de la Zuda, un castillo árabe con más de 10 siglos de historia. Las vistas desde este hotel son espectaculares.

Hotel Berenguer IV

Este hotel es el segundo recomendado por su cercanía al centro de la ciudad. Desde él llegaremos rápidamente a los monumentos y a otros lugares como restaurantes o zonas comerciales.

Hotel Tortosa Parc

Si deseas algo más económico esta es tu opción ideal. Aún que no está tan cerca del centro como los dos anteriores, tardaremos tan solo 10 minutos a llegar a él. Está muy cerca del parque Teodoro Gonález, un buen lugar para relajarnos a la sombra y tomar algo o cenar.

Hotel SB Corona Tortosa

Aunque la ubicación de este hotel no es tan buena como las anteriores, es una buena opción para estar algo más apartados y poder descansar. Ideal sobretodo en verano, podremos disfrutar de su piscina.

Gastronomía

Por su ubicación cercana al mar y al Delta del Ebro, Tortosa cuenta con una tradición gastronómica muy rica en marisco, pescado y sobretodo arroz. El arroz del delta es famoso a nivel nacional por lo que Tortosa es un lugar ideal para comer paellas y arroces de todo tipo. También se destacan productos de proximidad y los dulces típicos: los "pastissets". Será fácil encontrar restaurantes en Tortosa que nos sirvan estos majares ribereños.

Consejos

  • Es interesante comprar la Tortosa Card. Esta tarjeta nos dará acceso a los 4 monumentos de pago (Catedral, Jardines del Príncipe, Reales Colegios y Museo) permitiendo que ahorremos algo de dinero. Lo podemos comprar en la Oficina de Turismo, ubicada en el Museo.
  • Planifica tu ruta de forma adecuada teniendo en cuenta los horarios de los 4 monumentos anteriormente mencionados. Así mismo, es interesante que esta ruta sea circular, de este modo nos ahorraremos algún que otro kilómetro de más. Puedes ver nuestra propuesta de ruta aquí.
  • Ten en cuenta que se deben reservar anticipadamente algunos lugares como Lo Sirgador o el Refugio Nº4.

Mapa de la ciudad

Tours en Tortosa

Artículos relacionados