Logo de Womondoo
Womondoo
Los Jardines del Príncipe de Tortosa
Jardines del Príncipe de Tortosa

Los Jardines del Príncipe, junto a la visita a la "muralla de Remolins" incluida en su circuito, son uno de los lugares destacados que ver en Tortosa y uno de los cuatro de pago, incluidos en el "City Pass". Estos jardines reciben su nombre debido a que fueron inaugurados por Felipe IV, actualmente rey de España, por entonces príncipe de Asturias.

Los jardines del príncipe de Tortosa abrieron al público en 1991, exhibiendo una bonita y tranquila colección de esculturas ubicadas en un entorno tan lleno de calma como de historia. Un paseo por estos jardines es un plan muy recomendable durante nuestro itinerario de visita a Tortosa.

Qué nos vamos a encontrar en los Jardines del Príncipe?

Esculturas con mensaje

"El hombre, su motivación y su destino". Este es el título que recibe la colección de 48 esculturas ubicada en los Jardines del Príncipe, todas ellas realizadas por el mismo autor, Santiago de Santiago Hernández.

Estas estatuas se nos van presentando durante nuestro recorrido por los jardines, poco a poco iremos descubriendo la variedad de obras que el autor nos ofrece para representar la historia y la mitología de la humanidad.

Entre las esculturas del Jardín del Príncipe destaca una pieza en forma de columna de 7,5 metros de altura llamada "la lucha de la humanidad". Esta se encuentra en el segundo nivel del jardín.

Sobre el autor: Santiago de Santiago nació el 1925 en Navaescurial, Ávila. Dispone de un estudio en Madrid, donde trabaja principalmente la piedra, el mármol y el bronce. Santiago es un escultor reputado con fama internacional, a expuesto en grandes ciudades Como Nueva York, Tokio o Sidney.
Una de las esculturas de los Jardines del Príncipe (Escultura "El hombre Primitivo")
La escultura más grande de los Jardines del Príncipe de Tortosa (Escultura "La lucha de la Humanidad")

El viejo Balneario d'en Porcar

Los jardines del Príncipe fueron emplazados en los antiguos baños "d'en Porcar", ubicados entre la Judería y el castillo de Zuda. En la actualidad el balneario sigue siendo visitables durante nuestro paseo por el Jardín del Príncipe.

Estos baños fechan del siglo XIX y fueron famosos por sus propiedades curativas. Cuando Jaume Tió decidió crear los baños no se esperaba que sus aguas, ricas en bicarbonato, tuvieran tales propiedades medicinales. El 1890 el balneario fue oficialmente abierto al público atrayendo muchos visitantes de clase alta que, aparte de los baños, querían gozar de su teatro y su casino. Posteriormente, el recinto a servido como terraza, congregación y escuela.

Vista desde arriba del Balneario d'en Porcar.

La muralla medieval de Remolins

Aparte de las ya mencionadas esculturas, una de las cosas que llama más la atención es la visita a la magníficamente conservada muralla de Remolins. A medio recorrido, a pocos metros del acceso al balneario, vamos a encontrar unas escaleras que nos darán acceso a la muralla.

Una vez subamos, podremos recorrerla de lado a lado, pudiendo incluso acceder a la torre de vigilancia de Célio, desde la que dispondremos de una magnifica perspectiva de Judería, que queda a sus pies. En el otro extremo, la muralla se junta a la estructura defensiva de la Fortificación de San Juan. Para acceder a dicho reciento deberemos dar la vuelta por la calle.

Escaleras de acceso a la muralla Remolins.
Camindo por la muralla de Tortosa.
Vistas desde la torre de la Muralla Remolins, Tortosa.

Exposición botánica

Las famosas esculturas del jardín nos van a llamar la atención a simple vista. Sin embargo, no eclipsan la riqueza vegetal que el recinto alberga. Más bien, podemos decir que el mármol se mimetiza con los colores de las flores y los árboles. El jardín contiene gran variedad de especies de plantas, tanto autóctonas como de alrededor del mundo, que dan a los amantes de la fotografía fantásticas postales.

Vegetación en los jardines de Tortosa.

Datos de interés

Tours, visitas y actividades relacionadas

Contenido Relacionado