Tate Modern

Tate Modern de Londres: Uno de los mayores museos de arte contemporaneo del mundo

Si te apasiona el arte contemporáneo y planeas viajar a Londres, no puedes dejar de visitar el Tate Modern. Este impresionante centro de arte moderno es uno de los museos más visitados de la ciudad y, sin duda, un referente mundial en el segmento artístico y cultural. En nuestra guía turística, te ofrecemos toda la información necesaria para que disfrutes al máximo de tu visita al Tate Modern.

Cómo llegar a la Tate Modern

La Tate Modern, uno de los museos de arte contemporáneo más importantes del mundo, se encuentra en el corazón de Londres, en el antiguo edificio de la central eléctrica de Bankside. Pero, ¿cómo puedes llegar a este emblemático lugar? No te preocupes, te lo explicamos a continuación.

Viajar en metro

El metro de Londres, conocido como "The Tube", es la forma más rápida y eficiente de moverse por la ciudad. La estación más cercana a la Tate Modern es Southwark, en la línea Jubilee. También puedes llegar desde las estaciones de Blackfriars y St Paul's, ambas a un corto paseo a pie del museo.

Viajar en autobús

Otra opción para llegar a la Tate Modern es el autobús. Las líneas 45, 63 y 100 paran en la estación de Blackfriars Bridge, a solo unos minutos a pie del museo. Si prefieres una ruta más panorámica, el autobús RV1 realiza un recorrido circular por el centro de Londres, pasando por lugares turísticos como la Torre de Londres y el London Eye, antes de llegar a la Tate Modern.

Viajar en barco

Si quieres añadir un toque de romanticismo a tu viaje a la Tate Modern, puedes optar por el barco. El servicio de barcos del Támesis, Thames Clippers, tiene una parada en Bankside Pier, justo al lado del museo. Este método de transporte no solo es eficiente, sino que también te permite disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad.

Moverse por Londres

Una vez en Londres, moverse por la ciudad es bastante sencillo. El sistema de transporte público es eficiente y bien conectado, con metros, autobuses y barcos que te llevarán a cualquier parte de la ciudad. Recuerda que puedes usar una tarjeta Oyster o una tarjeta de crédito o débito sin contacto para pagar tus viajes. Y no olvides que en Londres se conduce por la izquierda, algo a tener en cuenta si decides alquilar un coche.

Historia del Tate Modern

De central eléctrica a museo de arte

El edificio que hoy alberga la vasta colección de arte moderno y contemporáneo del Tate Modern, no siempre fue un espacio dedicado al arte. En realidad, comenzó su vida en 1947 como la Central Eléctrica de Bankside. Diseñada por el arquitecto Sir Giles Gilbert Scott, la central suministraba electricidad a la ciudad hasta 1981, cuando fue cerrada.

Tras años de abandono, en 1994 se decidió darle una nueva vida a este gigante industrial. Los arquitectos suizos Herzog & de Meuron fueron los encargados de la transformación, conservando su característica chimenea y su imponente estructura de ladrillo.

La inauguración del Tate Modern

El Tate Modern abrió sus puertas al público en mayo del año 2000. Desde entonces, se ha convertido en uno de los destinos turísticos más populares de Londres. Alberga obras de artistas de renombre como Pablo Picasso, Salvador Dalí y Andy Warhol, entre otros.

El Tate Modern hoy

Hoy en día, el Tate Modern es mucho más que un museo. Se ha convertido en un espacio de encuentro para los amantes del arte, con una variada programación de exposiciones temporales, eventos y talleres. Además, desde su terraza se puede disfrutar de una de las mejores vistas del río Támesis y la ciudad de Londres.

Arquitectura del Tate Modern

Un antiguo edificio con un nuevo propósito

El Tate Modern se ubica en la antigua Central Eléctrica de Bankside, un edificio industrial de ladrillo rojo que fue transformado en museo en el año 2000. Los arquitectos suizos Herzog & de Meuron son los responsables de este ingenioso proyecto de reutilización que ha dado una nueva vida a este edificio histórico.

Una mezcla de lo antiguo y lo moderno

El diseño del Tate Modern combina elementos de la antigua central eléctrica con nuevas estructuras modernas. En su interior, nos encontramos con un enorme vestíbulo, conocido como la Turbina Hall, que solía albergar el generador eléctrico.

Esta sala se utiliza ahora para exhibir instalaciones de arte a gran escala. El contraste entre la arquitectura industrial y el arte contemporáneo crea un ambiente único que te dejará sin aliento.

La expansión: el Switch House

En 2016, el Tate Modern se expandió con la apertura del Switch House, una torre de ladrillo de 10 pisos que ofrece vistas panorámicas de Londres. Esta nueva ala, también diseñada por Herzog & de Meuron, se caracteriza por su estructura retorcida y su fachada de ladrillo perforado, que permite el paso de la luz natural.

Obras imprescindibles del Tate Modern

"Fontaine" de Marcel Duchamp

"Fontaine" es una de las obras más icónicas del movimiento artístico conocido como el Dadaísmo. Esta obra consiste en un urinario de porcelana común, que Duchamp firmó con el seudónimo "R. Mutt" y presentó como una obra de arte en una exposición en 1917.

Duchamp desafiaba las convenciones artísticas y cuestionaba la naturaleza misma del arte al transformar un objeto cotidiano en una obra de arte. "Fontaine" es un ejemplo destacado de la idea de "arte encontrado" y ha tenido un impacto duradero en el arte contemporáneo.

"La Guitarra" de Georges Braque

Georges Braque fue uno de los cofundadores del movimiento cubista junto a Pablo Picasso. "La Guitarra" es un ejemplo notable de su estilo cubista. En esta obra, la guitarra se representa de una manera geométrica y fragmentada, mostrando múltiples perspectivas y planos superpuestos.

El cubismo buscaba representar la realidad desde múltiples ángulos, desafiando las convenciones tradicionales de la representación artística.

"Cosacos" de Vassily Kandinsky

Vassily Kandinsky fue un pionero del arte abstracto y un miembro influyente del grupo artístico "Der Blaue Reiter". "Cosacos" es un ejemplo de su estilo abstracto, que se caracteriza por el uso de formas geométricas y colores vibrantes para expresar emociones y conceptos abstractos. La obra puede parecer abstracta en un primer vistazo, pero refleja la pasión y el dinamismo de los cosacos a través de la abstracción.

"Bañistas en Moritzburg" de Ernst Ludwig Kirchner

Ernst Ludwig Kirchner fue un destacado miembro del movimiento expresionista alemán. "Bañistas en Moritzburg" es una obra que muestra bañistas en un ambiente natural, pero con una interpretación expresionista que enfatiza los colores intensos y las formas distorsionadas. El expresionismo buscaba transmitir las emociones y la psicología de los sujetos representados, en lugar de una representación objetiva.

"Composición III" de Piet Mondrian

Piet Mondrian fue un influyente artista neerlandés asociado con el movimiento De Stijl. "Composición III" es un ejemplo emblemático de su estilo, que se caracteriza por el uso de líneas rectas, colores primarios y formas geométricas. Mondrian buscaba la armonía y la universalidad a través de la simplificación y la abstracción, y sus obras a menudo se consideran precursoras del arte abstracto geométrico.

Colecciones y exhibiciones en el Tate Modern

Colecciones permanentes

Las colecciones permanentes del Tate Modern son un auténtico tesoro para los amantes del arte. Aquí encontrarás obras de grandes maestros del siglo XX como Picasso, Warhol, Hockney y muchos más. La colección está organizada en distintas zonas temáticas, lo que facilita la exploración y el descubrimiento de nuevas obras y artistas.

Además, el Tate Modern ofrece una visión única de la historia del arte moderno a través de su colección Artist Rooms, en la que cada sala está dedicada a la obra de un solo artista. Esta es una oportunidad inigualable para sumergirse en el universo creativo de figuras icónicas como Rothko, Beuys o Diane Arbus.

Exhibiciones temporales

El Tate Modern también es famoso por sus exhibiciones temporales, que suelen ser de gran envergadura y siempre generan expectación. Estas exposiciones suelen centrarse en la obra de un artista en particular o en un movimiento artístico concreto, y ofrecen una visión profunda y detallada de su tema.

En el pasado, el museo ha acogido exposiciones dedicadas a artistas de la talla de Ai Weiwei, Frida Kahlo y Anish Kapoor, así como muestras que exploran movimientos artísticos como el surrealismo, el expresionismo abstracto o el arte pop. Aunque las exposiciones cambian regularmente, siempre puedes esperar encontrar algo emocionante y provocador en el Tate Modern.

Visita al Tate Modern: Información Práctica

Entradas y precios

Lo mejor del Tate Modern es que la entrada general es gratuita. Sí, has leído bien, puedes disfrutar de la gran mayoría de sus exposiciones sin pagar un solo euro. Sin embargo, algunas exposiciones temporales y eventos especiales pueden tener un costo adicional.

Los precios varían dependiendo de la exposición, pero suelen rondar entre las 11.75EUR y 23.49EUR. Te recomendamos revisar la página web oficial para obtener la información más actualizada.

Horarios de apertura

El Tate Modern abre sus puertas todos los días de la semana. De domingo a jueves, el horario de apertura es de 10:00 a 18:00 horas. Los viernes y sábados, el museo amplía su horario hasta las 22:00 horas, permitiéndote disfrutar del arte bajo las estrellas. Ten en cuenta que la última entrada es siempre 45 minutos antes del cierre.

Días de cierre

El Tate Modern está abierto todo el año, incluyendo la mayoría de los días festivos. Sin embargo, el museo cierra sus puertas el 24, 25 y 26 de diciembre. Así que si planeas visitar durante las vacaciones de Navidad, asegúrate de tener en cuenta estos días de cierre.

Visitas guiadas por el Tate Modern

Para una experiencia verdaderamente enriquecedora, te recomendamos las visitas guiadas que ofrece el Tate Modern. Estas visitas, conducidas por expertos apasionados por el arte, te permitirán sumergirte en las exposiciones y entender a fondo las obras y sus artistas. Las visitas guiadas se realizan diariamente y están incluidas en la entrada al museo, por lo que no necesitarás pagar extra para disfrutar de esta experiencia.

Opciones de visitas guiadas

El Tate Modern ofrece varias opciones de visitas guiadas. Si prefieres una experiencia más personalizada, puedes optar por una visita privada. También hay visitas temáticas, que se centran en una exposición o artista específico.

Para los amantes de la historia del arte, las visitas históricas son una opción ideal. Y si viajas en familia, no te pierdas las visitas familiares, con actividades interactivas que harán que los más pequeños se diviertan mientras aprenden. Las visitas guiadas están incluidas en la entrada, pero es conveniente reservar con antelación, especialmente en temporada alta.

Visitas guiadas en diferentes idiomas

Para los turistas internacionales, el Tate Modern ofrece visitas guiadas en varios idiomas. Además del inglés, puedes encontrar visitas en francés, alemán, italiano y español. Solo tienes que consultar los horarios y reservar tu visita en el idioma que prefieras.

Actividades adicionales en el Tate Modern

¿Sabías que más allá de la visita convencional, hay una serie de actividades adicionales que puedes realizar aquí? A continuación, te contamos todo lo que puedes hacer en este fascinante lugar.

Talleres de arte para niños y adultos

El Tate Modern no es solo un lugar para admirar el arte, también puedes crear el tuyo propio. El museo ofrece talleres de arte para niños y adultos, donde puedes aprender sobre diferentes técnicas y estilos artísticos. No importa si eres un principiante o un artista experimentado, estos talleres son una excelente manera de explorar tu creatividad.

Experiencias de realidad virtual

El Tate Modern está a la vanguardia de la tecnología y ofrece experiencias de realidad virtual que te permiten explorar el arte de una manera completamente nueva. Con las gafas de realidad virtual, puedes sumergirte en obras de arte, explorar los detalles más minuciosos y ver las piezas desde perspectivas únicas.

Noches de cine y música

El Tate Modern no es solo un museo, también es un espacio cultural vibrante. Regularmente, se organizan noches de cine y música, donde puedes disfrutar de películas de arte y conciertos de música en vivo. Estos eventos son una excelente manera de terminar tu visita al museo y experimentar el arte en diferentes formas.

Ubicación del Tate Modern en el mapa

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este artículo?