National Gallery Portada

La National Gallery de Londres: El museo de arte principal de la capital de Inglaterra

Si planeas visitar Londres, no podemos dejar de recomendarte que visites la National Gallery. Situada en Trafalgar Square, en el corazón de la ciudad, esta impresionante galería de arte es una auténtica joya para los amantes del arte y la cultura. En ella podrás encontrar una de las colecciones de pintura más impresionantes de Europa.

Vamos a desglosar todo lo que necesitas saber para tu viaje a la National Gallery de Londres. Desde cómo llegar y los horarios, hasta las obras más destacadas que no puedes perderte. Un auténtico viaje cultural que no puedes dejar pasar en tu turismo en Londres.

Si tienes pensado viajar a Londres y eres un amante del arte, la National Gallery será sin duda una parada obligatoria en tu itinerario. Pero, ¿cómo llegar hasta allí? No te preocupes, te lo contamos.

En metro

El método de transporte más eficaz para llegar a la National Gallery es el metro, conocido localmente como "The Tube". La estación más cercana es Charing Cross, que se encuentra a solo un par de minutos a pie de la galería. Esta estación es servida por las líneas Bakerloo y Northern. También puedes llegar a través de las estaciones de Leicester Square y Piccadilly Circus, ambas a unos 5 minutos a pie de la galería.

En autobús

El autobús es otra opción popular para moverse por Londres. Hay varias líneas que paran cerca de la National Gallery, incluyendo las líneas 3, 6, 9, 11, 13, 15, 23, 24, 87, 91, 139 y 176. Las paradas de autobús más cercanas son Trafalgar Square y Charing Cross Station.

En bicicleta

Si prefieres un medio de transporte más ecológico y disfrutar del paisaje londinense, puedes optar por la bicicleta. Londres cuenta con una amplia red de carriles bici y puedes alquilar una bicicleta a través del servicio de alquiler público de bicicletas de Londres, conocido como "Boris Bikes". Hay varias estaciones de alquiler cerca de la National Gallery.

Su historia se remonta a 1824, cuando el gobierno británico adquirió una colección de 38 pinturas pertenecientes a John Julius Angerstein, un comerciante de seguros. Fue este acontecimiento el que marcó el nacimiento de la galería, que se abrió al público en 1838 en su ubicación actual.

Crecimiento de sus colecciones

A lo largo de los años, la National Gallery ha experimentado un crecimiento impresionante. Se ha convertido en un hogar para algunas de las obras de arte más valiosas y emblemáticas del mundo. Desde el siglo XIII hasta el siglo XIX, la galería ha adquirido una colección diversa de obras maestras, incluyendo piezas de grandes maestros como Leonardo da Vinci, Rembrandt y Turner.

En 1917, la galería adquirió una de sus obras más icónicas, La Virgen de las Rocas de Leonardo da Vinci, que se convirtió en el tesoro de su colección. Durante la Segunda Guerra Mundial, muchas de estas obras de arte fueron evacuadas para su protección y almacenamiento seguro.

Expansiones del museo

A lo largo de los años, la National Gallery ha experimentado expansiones significativas, incluyendo la adición de las Barry Rooms en 1876 y la construcción de la Sainsbury Wing en 1954, diseñada por el arquitecto Robert Venturi. Estas expansiones aumentaron el espacio de exhibición y mejoraron las instalaciones públicas para los visitantes. Además la National se vale de la Tate Gallery para complementarse.

Filosofía y actualidad

En el transcurso de su historia, la National Gallery ha mantenido su compromiso con la preservación y la promoción del arte, ofreciendo a los visitantes la oportunidad de explorar una amplia gama de estilos y períodos artísticos. Su ubicación emblemática en Trafalgar Square la convierte en un lugar de gran atractivo cultural en Londres, atrayendo a amantes del arte de todo el mundo.

Hoy en día, la National Gallery continúa siendo un faro de la apreciación artística y un punto de referencia histórico en la ciudad de Londres, donde los visitantes pueden sumergirse en la riqueza del patrimonio artístico y cultural del Reino Unido y más allá.

Un edificio con historia

La National Gallery es un maravilloso ejemplo de arquitectura neoclásica, diseñada por el arquitecto William Wilkins en 1838. Sin embargo, debido a las restricciones de espacio y presupuesto, el diseño original de Wilkins nunca se materializó completamente.

A lo largo de los años, el edificio ha sido ampliado y remodelado varias veces, cada una de estas adiciones aportando su propio estilo arquitectónico y contribuyendo a la rica historia del museo.

El diseño interior: un viaje en el tiempo

Al entrar, te sorprenderá la majestuosidad de su diseño interior. Los techos altos, las columnas robustas y los detallados frescos te transportarán a otra época. El diseño interior sigue un orden cronológico, permitiéndote pasear a través de diferentes periodos artísticos a medida que te adentras en el museo.

No te pierdas la Sala 32, un verdadero ejemplo de diseño victoriano, con su impresionante techo de cristal y sus detallados mosaicos.

El ala Sainsbury: una mezcla de lo antiguo y lo moderno

El ala Sainsbury, añadida en 1991, es una obra maestra de la arquitectura moderna. Diseñada por los arquitectos Robert Venturi y Denise Scott Brown, esta ala es un contraste deliberado con el diseño neoclásico del edificio original. Con su fachada de cristal y piedra, y su espacioso interior, el ala Sainsbury es un ejemplo brillante de cómo lo antiguo y lo moderno pueden coexistir armoniosamente.

Así que, cuando visites la National Gallery, no solo admires las obras de arte en las paredes, sino también el arte que es el edificio en sí. No hay duda de que la arquitectura de este museo realzará tu experiencia turística en Londres.

Este museo alberga una de las colecciones de pintura más importantes del mundo, con obras que abarcan desde el siglo XIII hasta el siglo XIX. Aquí te presentamos algunas de las obras maestras que no puedes perderte en tu visita.

"La Virgen de las Rocas" de Leonardo da Vinci

Esta pintura, también conocida como "La Virgen con el Niño y San Juan Bautista" es una obra maestra del Renacimiento italiano. Leonardo da Vinci captura con maestría la belleza de la Virgen María y los detalles fascinantes de la naturaleza que la rodea. La obra es conocida por su atmósfera misteriosa y sus suaves transiciones de luz y sombra.

"La Venus del Espejo" de Diego Velázquez

Velázquez, uno de los más grandes pintores españoles, crea esta obra maestra que representa a la diosa Venus sosteniendo un espejo mientras es retratada por un asistente. La pintura es un ejemplo magistral de la habilidad de Velázquez para retratar texturas y reflejos realistas, y su capacidad para transmitir la sensualidad y la belleza en el arte.

"Los Girasoles" de Vincent van Gogh

Esta serie de pinturas de girasoles es una de las obras más emblemáticas de Van Gogh. La versión de la National Gallery muestra cinco girasoles en un jarrón, destacando el uso vibrante del color y el pincel enérgico característico del artista. Estas obras son un testimonio de la pasión y el genio creativo de Van Gogh.

"San Jerónimo Penitente" de Albrecht Dürer

Albrecht Dürer, uno de los artistas más influyentes del Renacimiento alemán, pintó esta obra que representa a San Jerónimo en meditación y penitencia. La pintura exhibe una gran atención al detalle y una maestría técnica excepcional, y es un ejemplo sobresaliente de la habilidad de Dürer para representar la anatomía humana y la expresión emocional.

"El Matrimonio Arnolfini" de Jan van Eyck

Esta obra maestra del pintor flamenco Jan van Eyck representa a un matrimonio adinerado en una habitación. La atención meticulosa a los detalles, como los objetos en la habitación y las texturas de las telas, es sorprendente. La pintura también contiene simbolismo que sugiere la unión matrimonial y la riqueza de la pareja.

La National Gallery de Londres es un verdadero tesoro para los amantes del arte. En su colección permanente, alberga más de 2.300 obras que abarcan desde el siglo XIII hasta el siglo XX. Aquí podrás deleitarte con obras maestras de artistas emblemáticos como Van Gogh, Da Vinci, Botticelli, Renoir, Cézanne y Turner, entre otros.

Además, la National Gallery está organizada por periodos y estilos, lo que facilita la visita y permite un mejor entendimiento de la evolución del arte a lo largo de los siglos.

Además de su impresionante colección permanente, la National Gallery de Londres también ofrece exposiciones temporales que suelen centrarse en un artista, movimiento o tema específico. Estas exhibiciones brindan la oportunidad de profundizar en aspectos concretos del arte y suelen incluir obras de otros museos y colecciones privadas.

En el pasado, la National Gallery ha albergado exposiciones temporales de gran relevancia, como la dedicada a Leonardo da Vinci, que reunió la mayor cantidad de obras del artista jamás expuestas en el Reino Unido, o la retrospectiva de Paul Cézanne, que permitió a los visitantes explorar la carrera del pintor francés en profundidad.

Además, estas exposiciones suelen estar acompañadas de actividades y eventos relacionados, como conferencias, talleres y visitas guiadas, que enriquecen aún más la experiencia de la visita.

La National Gallery de Londres es uno de los lugares turísticos más icónicos de la ciudad. Abierta todos los días del año, excepto el 1 de enero y el 24, 25 y 26 de diciembre, ofrece a los visitantes una gran flexibilidad para planificar su visita. Los horarios son de 10:00 a 18:00 de lunes a jueves, y de 10:00 a 21:00 los viernes. Es importante tener en cuenta que la última entrada es 45 minutos antes del cierre.

Una de las maravillas de visitar la National Gallery es que la entrada general es completamente gratuita. Sí, has leído bien, puedes admirar obras maestras de artistas como Van Gogh, Da Vinci o Rembrandt sin tener que pagar nada. Sin embargo, algunas exposiciones especiales pueden tener un costo adicional. Te recomendamos consultar la página web oficial para obtener la información más actualizada.

Si planeas viajar a Londres, la National Gallery es un lugar turístico que no te puedes perder. Este museo, ubicado en el corazón de la ciudad, alberga una de las colecciones de arte más impresionantes del mundo. Para sacar el máximo partido a tu visita, te recomendamos que optes por una de sus visitas guiadas.

Diferentes opciones de visitas guiadas

La National Gallery ofrece una variedad de visitas guiadas para adaptarse a los intereses y necesidades de cada visitante. Puedes elegir entre la visita general, que te ofrece una visión global de la colección, o visitas temáticas, centradas en movimientos artísticos específicos o en obras maestras particulares. También hay visitas especializadas para familias, para que los más pequeños también puedan disfrutar del arte.

Precios de las visitas guiadas

Una de las grandes ventajas de la National Gallery es que la entrada al museo es gratuita. Sin embargo, las visitas guiadas tienen un coste adicional. El precio varía dependiendo de la duración y el tipo de visita, pero generalmente oscila entre 11.74EUR y 23.49EUR. Recuerda que es necesario reservar con antelación, especialmente durante la temporada alta de turismo en Londres.

Idiomas disponibles

Las visitas guiadas en la National Gallery están disponibles en varios idiomas. Además del inglés, puedes encontrar visitas en español, francés, italiano y alemán. Si prefieres otro idioma, puedes solicitarlo con antelación y el museo hará todo lo posible por acomodar tu petición.

Horarios de las visitas

Las visitas guiadas en la National Gallery se realizan a lo largo de todo el día, por lo que seguro que encuentras una que se ajuste a tu horario. El museo abre sus puertas de lunes a domingo, desde las 10:00 hasta las 18:00, y los viernes se amplía el horario hasta las 21:00. Te recomendamos que consultes el calendario de visitas en la página web del museo para planificar tu visita de la mejor manera posible.

Desde talleres de arte hasta conciertos de música clásica, la National Gallery ofrece una amplia gama de experiencias culturales que van más allá de la visita convencional. A continuación, te presentamos algunas de las actividades más destacadas.

Talleres de arte y dibujo

Si te apasiona el arte y te gustaría aprender más sobre técnicas de pintura o dibujo, los talleres que ofrece la National Gallery son una opción ideal. Estos talleres están dirigidos tanto a principiantes como a artistas más experimentados, y son una excelente manera de profundizar en tu apreciación del arte mientras desarrollas tus habilidades artísticas.

Conciertos de música clásica

Para los amantes de la música, la National Gallery organiza conciertos de música clásica de forma regular. Estos conciertos suelen tener lugar en las salas de exposiciones, lo que proporciona una atmósfera única y envolvente. La música seleccionada a menudo complementa las exposiciones actuales, creando una experiencia cultural integrada y enriquecedora.

Visitas guiadas temáticas

Si quieres conocer más a fondo la colección de la National Gallery, te recomendamos que participes en una de las visitas guiadas temáticas. Estas visitas están diseñadas para explorar aspectos específicos de la colección, desde la evolución de la pintura de paisajes hasta la representación de la figura femenina en el arte.

Son una excelente manera de aprender más sobre el arte y la historia de una manera entretenida e interactiva.

Eventos y exposiciones temporales

Además de su colección permanente, la National Gallery organiza regularmente eventos y exposiciones temporales. Estos pueden incluir exhibiciones de artistas contemporáneos, conferencias de expertos en arte, proyecciones de películas y más. Te recomendamos que consultes el calendario de eventos de la galería antes de tu visita para no perderte ninguna de estas emocionantes actividades.

Planifica tu visita

Dada la inmensidad de la colección, es recomendable planificar tu visita con antelación. Puedes descargar la aplicación de la National Gallery, que ofrece una guía interactiva de la colección, o visitar su página web para obtener información sobre las exposiciones actuales.

Aprovecha las visitas guiadas gratuitas

La National Gallery ofrece visitas guiadas gratuitas todos los días. Estas visitas son una excelente manera de obtener una visión general de la colección y aprender más sobre las obras de arte más destacadas.

No te olvides de la tienda de regalos

La tienda de la National Gallery es un lugar perfecto para comprar recuerdos de tu visita. Encontrarás una amplia gama de regalos, desde reproducciones de obras de arte hasta joyería, libros y postales.

Respeta las normas del museo

Recuerda que no está permitido hacer fotos con flash ni tocar las obras de arte. Además, es importante mantener un tono de voz bajo para no molestar a otros visitantes. Siguiendo estos consejos, tu experiencia en la National Gallery será inolvidable.

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este artículo?