Castillo de Dunrobin

Castillo de Dunrobin: Guía de visita de la mayor casa al norte de Escocia

Situado en la región de Sutherland, en el norte de Escocia, el Castillo de Dunrobin se remonta a la época medieval, aunque ha experimentado varias transformaciones a lo largo de los siglos. Con más de 180 habitaciones, es el castillo habitado más grande del norte de Escocia, y ha sido el hogar ancestral del Clan Sutherland durante más de 700 años.

Si estás interesado en descubrir más detalles sobre el turismo en Escocia, y en particular sobre el Castillo de Dunrobin, sigue leyendo. Te prometemos que esta guía te ayudará a aprovechar al máximo tu viaje a este histórico lugar.

Historia del Castillo de Dunrobin

Orígenes del castillo

El castillo actual se construyó en el siglo XIII como una fortaleza defensiva por el clan Sutherland, una poderosa familia escocesa. Durante los siguientes siglos, el castillo pasó por numerosas remodelaciones y expansiones, adoptando un estilo arquitectónico más palaciego.

Centro cultural y político

En el siglo XV, el castillo fue testigo de conflictos y tensiones, incluidos enfrentamientos con los Clan Mackay y Clan Sinclair. Durante el siglo XVII, se llevaron a cabo reformas significativas que le dieron al castillo su apariencia actual, con influencias renacentistas y barrocas. El castillo también se convirtió en un importante centro cultural y político en la región, albergando a los Sutherland y otros nobles.

En el siglo XIX, se realizaron más modificaciones bajo la dirección del arquitecto Sir Charles Barry, conocido por diseñar el Palacio de Westminster en Londres. Estas reformas le dieron al castillo su aspecto actual, con torres y almenas que evocan un estilo de castillo francés.

Situación actual

Hoy en día, el Castillo de Dunrobin es una atracción turística popular en Escocia y es la residencia de la familia Sutherland, el clan noble que lo construyó hace siglos. Los visitantes pueden explorar sus hermosos jardines y parques, disfrutar de las vistas panorámicas al mar del Norte y descubrir su colección de arte y antigüedades.

Además, el castillo alberga un fascinante museo que exhibe una colección de artefactos que narran la historia de la región. También se realizan demostraciones de cetrería, una antigua tradición de la nobleza escocesa, que sin duda añaden un toque de emoción a la visita.

Ubicación del Castillo de Dunrobin

El Castillo de Dunrobin se encuentra en la región de las Highlands, al norte de Escocia. Está situado en la localidad de Golspie, a unos 80 kilómetros de Inverness, la ciudad más cercana.

La ubicación del Castillo de Dunrobin no es casualidad. Los antiguos señores de Sutherland eligieron esta ubicación estratégica para construir su residencia principal. La costa noreste de Escocia ofrece una vista impresionante del Mar del Norte, además de un acceso fácil y rápido a las rutas marítimas. Esta ubicación también proporciona un paisaje espectacular, con vastos jardines y bosques que rodean el castillo.

Cómo llegar al Castillo de Dunrobin

Llegar desde un destino internacional

  • Aeropuerto Internacional de Edimburgo (EDI): Si llegas desde el extranjero, es probable que tu punto de entrada principal a Escocia sea el Aeropuerto Internacional de Edimburgo. Desde allí, puedes tomar un vuelo interno a Inverness o Wick, las ciudades más cercanas a Dunrobin. Una vez en Inverness o Wick, puedes alquilar un coche y conducir hasta el castillo (aproximadamente 2-3 horas desde Inverness y 1-2 horas desde Wick).
  • Aeropuerto Internacional de Glasgow (GLA): Otra opción es volar al Aeropuerto Internacional de Glasgow. Desde allí, puedes tomar un vuelo interno a Inverness o Wick, como se mencionó anteriormente, y luego conducir hasta el Castillo de Dunrobin.

Llegar desde un destino nacional

  • Inverness: Si ya te encuentras en Escocia, puedes tomar un tren o autobús desde Inverness hasta la estación de tren de Golspie, que está cerca del Castillo de Dunrobin (aproximadamente 1 hora en tren o 1 hora en autobús). Desde la estación de Golspie, puedes tomar un corto taxi o caminar hasta el castillo.
  • Wick: Si llegas a Wick por vía aérea o ferroviaria, puedes alquilar un coche y conducir hasta el Castillo de Dunrobin, que está a unas 2 horas en coche.
  • Autobús o coche desde otras ciudades: Otra opción es viajar en autobús o coche desde otras ciudades escocesas importantes, como Inverness, Edimburgo o Glasgow. Las carreteras en Escocia están bien mantenidas, y hay rutas de autobús que conectan varias ciudades con destinos cercanos a Dunrobin, como Golspie y Brora.

Personajes históricos que dejaron huella en el Castillo de Dunrobin

Viajar a Dunrobin no sería completo sin conocer las historias que han marcado su castillo. A lo largo de los siglos, este impresionante lugar ha sido hogar y refugio de destacados personajes que han dejado su huella en la historia. Aquí te contamos algunos de ellos.

George Murray, el sexto duque de Sutherland

En el siglo XIX, George Murray, sexto duque de Sutherland, realizó extensas reformas en el castillo, dándole su apariencia actual. Su amor por la arquitectura gótica se refleja en cada rincón de Dunrobin. Además, fue un personaje muy influyente en la política británica de la época, lo que aumentó la relevancia del castillo en el panorama nacional.

Elizabeth Sutherland, la vigésima primera condesa de Sutherland

Elizabeth, conocida como la "condesa de mármol", jugó un papel crucial en la historia de Dunrobin. Fue la primera mujer en heredar el título en su propia línea y se dedicó a la mejora y expansión del castillo. Su tenacidad y visión le dieron a Dunrobin un estatus de importancia que aún mantiene.

Sir Charles Barry, el arquitecto

El renombrado arquitecto británico Sir Charles Barry fue el encargado de diseñar las reformas del castillo en el siglo XIX. Barry, famoso por su trabajo en el Palacio de Westminster, dejó su sello en Dunrobin con su característico estilo gótico.

Arquitectura del Castillo de Dunrobin

El Castillo de Dunrobin es un ejemplo perfecto de la arquitectura gótica escocesa. Sus altas torres puntiagudas, las ventanas de arco apuntado y los techos de pizarra son características típicas de este estilo. Pero lo que realmente destaca es su fachada blanca, que contrasta con el verde del paisaje circundante y le da un aire de cuento de hadas.

Descubriendo los elementos defensivos del Castillo de Dunrobin

La torre del homenaje: el corazón defensivo

La torre del homenaje, también conocida como el keep, es el elemento defensivo más antiguo y central del Castillo de Dunrobin. Esta fortaleza dentro de la fortaleza era el último refugio en caso de ataque. Sus muros de piedra, de gran espesor, y sus estrechas ventanas eran ideales para resistir asedios mientras proporcionaban una visión panorámica del entorno.

Murallas y bastiones: la primera línea de defensa

Rodeando el castillo, encontrarás las robustas murallas y bastiones que formaban la primera línea de defensa. Estas estructuras no solo servían para repeler a los invasores, sino también para demostrar el poder y la riqueza de sus propietarios. Asegúrate de pasear por ellas y sentir la historia que se esconde en cada piedra.

Foso y puente levadizo: una barrera infranqueable

Aunque hoy en día el foso del Castillo de Dunrobin está seco, en su día fue una barrera infranqueable que protegía la entrada principal del castillo. El puente levadizo, que podía ser elevado en caso de peligro, añadía una capa extra de seguridad. Imagínate cruzándolo, tal como lo hicieron los antiguos habitantes del castillo.

Emplazamiento estratégico: una defensa natural

Finalmente, no podemos olvidar el papel defensivo que jugó el emplazamiento del Castillo de Dunrobin. Situado en un promontorio con vistas al Mar del Norte, ofrecía una posición privilegiada para detectar cualquier amenaza desde lejos. Además, su ubicación en una colina dificultaba los ataques enemigos.

Arquitectura civil del Castillo de Dunrobin

Cuando decides viajar a Escocia y visitar el Castillo de Dunrobin, no solo te encuentras con una fortaleza imponente, sino también con una joya arquitectónica llena de detalles que se escapan a la vista inexperta.

Los Jardines del Castillo de Dunrobin

Uno de los aspectos más destacados del Castillo de Dunrobin son sus jardines. Diseñados por Sir Charles Barry en el siglo XIX, estos jardines de estilo francés son una verdadera obra de arte paisajística.

Se extienden a lo largo de la fachada posterior del castillo, creando un contraste visual impresionante con la arquitectura gótica de la edificación. Pasear por ellos es una experiencia que no deberías perderte en tu viaje a Dunrobin.

La Arquitectura Interior

El interior del Castillo de Dunrobin es tan impresionante como su exterior. Con más de 189 habitaciones, es el castillo habitado más grande del norte de Escocia. En su interior, podrás admirar una magnífica escalera principal, una serie de salones de estilo victoriano y una impresionante biblioteca que alberga más de 10,000 volúmenes.

Leyendas y misterios del Castillo de Dunrobin

Cuando decidimos visitar el majestuoso Castillo de Dunrobin, no podemos ignorar las fascinantes leyendas y misterios que envuelven este histórico lugar. Si bien no son hechos probados, estos cuentos y fábulas forman parte integral de la rica historia del castillo y añaden un toque de encanto y misterio a tu experiencia turística.

El fantasma de la dama de Dunrobin

El Castillo de Dunrobin es famoso por su leyenda más conocida, la del fantasma de la dama de Dunrobin. Según cuentan, una joven dama se enamoró de un jardinero del castillo, pero su amor fue prohibido por su familia. Desesperada, la dama saltó desde la torre más alta del castillo. Se dice que su espíritu todavía deambula por los jardines y corredores del castillo, buscando a su amado.

El tesoro escondido de Dunrobin

Otra popular leyenda del Castillo de Dunrobin es la del tesoro escondido. Se cuenta que en algún lugar dentro de los muros del castillo, se esconde un tesoro inmenso, perdido durante siglos. Aunque muchos han intentado encontrarlo, el tesoro de Dunrobin permanece oculto, añadiendo un aire de misterio y aventura a tu viaje a este castillo escocés.

Visitar el Castillo de Dunrobin: Información Práctica

Horarios de visita

Abril y mayo:

De lunes a sábado: de 10:30 a 16:30 h

Domingo: de 12:00 a 16:30 h

De junio hasta final de septiembre:

De lunes a sábado: de 10:30 a 17:30 h

Domingo: de 12:00 a 17:30 h

Del 1 al 15 de octubre igual que abril/mayo

Precios de entrada

El precio de la entrada al Castillo de Dunrobin es de 7.58EUR para los adultos, 5.25EUR para los niños entre 5 y 16 años, y los menores de 5 años entran gratis. También existe una tarifa familiar de 20.41EUR, que incluye la entrada para dos adultos y hasta tres niños. Estos precios pueden variar, por lo que te recomendamos que consultes la página oficial del castillo antes de tu visita.

Museo de Dunrobin

Finalmente, no podemos dejar de hablar del Museo de Dunrobin. Ubicado en las antiguas caballerizas del castillo, este museo alberga una colección de artefactos arqueológicos y etnográficos recolectados por los Duques de Sutherland a lo largo de los años. Aquí podrás conocer más sobre la historia de Escocia y sobre la vida de los duques que han habitado el castillo.

Colecciones de arte

Además cuenta con una impresionante colección de pinturas y esculturas, muchas de las cuales datan de los siglos XVII y XVIII. Estas obras de arte ofrecen un vistazo a la vida de la nobleza escocesa, así como a la evolución del arte y la cultura en Escocia a lo largo de los siglos.

Tours, actividades y visitas guiadas al Castillo de Dunrobin

Las visitas guiadas son una excelente manera de aprender sobre la historia y los secretos del Castillo de Dunrobin. Durante el tour, un guía experto te llevará a través de las principales habitaciones del castillo, incluyendo la sala de estar, la biblioteca y las habitaciones.

Los tours guiados se realizan diariamente de abril a octubre, con horarios que varían dependiendo de la temporada. Te recomendamos que consultes la página oficial del Castillo de Dunrobin para obtener la información más actualizada.

Actividades en el Castillo de Dunrobin

Además de las visitas guiadas, el Castillo de Dunrobin ofrece una serie de actividades para toda la familia. Uno de los principales atractivos es la exhibición de aves de presa, donde podrás ver de cerca a águilas, halcones y búhos en acción. Esta actividad tiene lugar dos veces al día, y está incluida en el precio de la entrada.

También puedes disfrutar de un paseo por los impresionantes jardines del castillo, diseñados por Sir Charles Barry en el siglo XIX. Aquí encontrarás una gran variedad de plantas y flores, así como fuentes y estatuas que añaden un toque de encanto al lugar.

Precios y horarios

El precio de la entrada al Castillo de Dunrobin incluye el acceso a las visitas guiadas y a la exhibición de aves de presa. Las tarifas son de 13.41EUR para adultos, 8.16EUR para niños y 11.66EUR para estudiantes y personas mayores.

Recomendaciones para visitar el Castillo de Dunrobin

Visitar el Castillo de Dunrobin es sin duda una experiencia única. Este grandioso castillo, ubicado en Escocia, es uno de los más antiguos y grandes del país, con una historia que se remonta al siglo XIII. Pero, ¿cómo puedes aprovechar al máximo tu visita a este lugar histórico? Aquí te damos algunos consejos.

Compra tus entradas con antelación

Para evitar largas colas y asegurarte la entrada, te recomendamos que compres tus tickets online. Además, al hacerlo, podrás obtener descuentos y promociones especiales.

Visita guiada

Para entender mejor la historia y los secretos que esconde el Castillo de Dunrobin, nada mejor que una visita guiada. Los guías son expertos en la historia del castillo y te llevarán por las estancias más importantes, explicándote cada detalle.

No te pierdas el espectáculo de cetrería

Uno de los grandes atractivos del Castillo de Dunrobin es su espectáculo de cetrería. Este se realiza en los jardines del castillo y es una oportunidad única para ver de cerca a estas impresionantes aves de presa.

Explora los jardines

Los jardines del Castillo de Dunrobin son una verdadera joya. Diseñados por Sir Charles Barry en el siglo XIX, están inspirados en los jardines de Versalles. No dejes de explorar sus senderos y disfrutar de las impresionantes vistas al mar del Norte.

Lleva ropa y calzado cómodo

Por último, recuerda que estarás explorando un castillo y sus jardines, por lo que es importante llevar ropa y calzado cómodo. No olvides tu cámara de fotos para capturar los momentos más especiales de tu visita al Castillo de Dunrobin.

Explora los alrededores del Castillo de Dunrobin

Cuando viajes a Dunrobin Castle, no debes limitarte solo a la majestuosidad del castillo. Los alrededores del castillo son un tesoro oculto que merece ser descubierto. Aquí te mostramos algunos de los lugares turísticos en los alrededores del Castillo de Dunrobin que no puedes perderte.

Golspie

A pocos kilómetros del Castillo de Dunrobin, encontrarás el encantador pueblo de Golspie. Este lugar es famoso por su impresionante monumento a George Granville Leveson-Gower, el primer duque de Sutherland. Además, si eres amante de la naturaleza, no puedes dejar de visitar la Reserva Natural de Ben Bhraggie, donde podrás disfrutar de impresionantes vistas panorámicas de la región.

Carn Liath

Si eres un apasionado de la historia, debes hacer una parada en Carn Liath. Este antiguo broch, o fortaleza de la Edad de Hierro, se encuentra a un corto trayecto en coche desde el Castillo de Dunrobin. Aunque en ruinas, aún se puede apreciar la complejidad de su diseño y la habilidad de los antiguos constructores.

Playa de Dunrobin

A poca distancia del castillo, encontrarás la hermosa playa de Dunrobin. Es un lugar perfecto para un paseo tranquilo, disfrutar del sonido de las olas y la brisa marina. No olvides llevar tu cámara, ya que las vistas del castillo desde la playa son simplemente impresionantes.

Big Burn Walk

Si te gusta el senderismo, no puedes dejar de hacer el Big Burn Walk. Este sendero te llevará a través de un hermoso bosque hasta una cascada espectacular. Es un lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.

Alojamiento cerca del Castillo de Dunrobin

Golspie, la población más cercana

Golspie, situado a solo un kilómetro del castillo, es la opción más conveniente para aquellos que desean estar lo más cerca posible del castillo. Este encantador pueblo costero ofrece una gama de alojamientos, desde acogedores bed and breakfasts hasta hoteles de lujo. Además, podrás disfrutar de su pintoresco paseo marítimo y de la tradicional hospitalidad escocesa.

Dornoch, encanto histórico

A unos 15 kilómetros al sur del castillo, encontrarás la histórica ciudad de Dornoch. Famosa por su catedral del siglo XIII y su premiado campo de golf, Dornoch ofrece una selección de hoteles boutique y casas de huéspedes de alta calidad. Si buscas un toque de lujo y un poco de historia en tu viaje a Dunrobin Castle, Dornoch es la elección perfecta.

Brora, para los amantes de la naturaleza

Si prefieres un entorno más rural, considera alojarte en Brora, a unos 10 kilómetros al norte del castillo. Este tranquilo pueblo es ideal para los amantes de la naturaleza, con su impresionante costa y su fácil acceso a las Tierras Altas de Escocia. Aquí encontrarás una variedad de casas de campo y chalets para alquilar, perfectos para una escapada tranquila.

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este artículo?