Logo de Womondoo
Womondoo
Una colorida y solemne experiencia en la Iglesia azul de Bratislava
Iglesia Azul

Quizá te consideras una persona religiosa o un turista muy explorador. Sea cual sea tu caso, sabemos que la Iglesia azul de Bratislava es un sitio que te valdrá la pena conocer cuando recorras la capital de Eslovaquia, incluso si solo vas por un día!

Te contamos los detalles para que comiences a adentrarte en el lugar así como esa información valiosa que te servirá durante este recorrido.

Breve historia

La Iglesia de Santa Isabel de Hungría, que es comúnmente conocida como la Iglesia Azul debido a su particular color, fue construida por el arquitecto Eugen Lechner entre el 1909 y el 1913, consagrada el 11 de octubre de 1913 y establecida formalmente el 1 de julio de 1934. En ella se profesa la religión católica, y actualmente, ofrece servicios regulares de culto y adoración. De igual forma, atiende la celebración de eventos especiales como bodas y bautizos.

Además de la historia de su construcción y recorrido como recinto religioso en su conjunto, estos son algunas de las zonas más importantes en la Iglesia Azul. Seguro te emocionará conocer los detalles detrás de cada elemento que observarás cuando la visites.

Puerta de entrada norte

En principio, la iglesia estaba planeada para ser parte de la escuela primaria católica de la ciudad, pero los padres solicitaron que se dejara espacio para que los alumnos pudieran hacer deporte, así que el ayuntamiento donó el terreno contiguo para la construcción de la iglesia. Sin embargo, ante la situación, Lechner imprimió desde ahí su particular toque, y decidió cambiar al terreno que se encontraba en la esquina de la calle, así que habilitó dos entradas que en principio no estaban planeadas, la del este y la del norte, siendo esta última por donde circulaban los alumnos.

La puerta norte de la Iglesia azul

Entrada principal y mosaico

Esta entrada es conocida por representar el desarrollo del país, combinando cultura con evolución al mezclar pilares, repisas, escaleras y varias puertas: nada exagerado, sino único. Uno de los toques más especiales de la entrada es el gran mosaico redondo que se encuentra a la mitad, este fue un obsequio del primado de Esztergom Kolos Vaszary y representa a Santa Isabel viviendo lo que se relata como el milagro de las rosas, en el cual, los panes que ella llevaba a regalar se convirtieron en rosas porque había un hombre sospechoso acercándose a ella con mala intención.

Las mismas rosas que hacen alusión al relatado milagro están impresas en las demás paredes de la iglesia. Fueron formadas con otros materiales como mosaicos de vidrio azul, planchas de aluminio, yeso, trozos de madera y pintura. Algunas funcionan incluso como ventanas.

Es destacable recordar que su creador, Lechner, dijo que, simbólicamente, veía en la construcción una casa de verano iluminada por estrellas.

Mosaico representativo del Milagro de las Rosas de Santa Isabel

Estilo

Su toque especial radica en el particular estilo que tiene, basado en el movimiento arquitectónico Art Nouveau, Modern Style o Modernismo (dependiendo del país e idioma). Este estilo rompió con los diseños antiguos, simétricos y un tanto serios, buscando agregar algo más fresco, juvenil y cotidiano. Pero, específicamente en esta obra, el arquitecto quiso imprimir un toque más húngaro, por lo que las franjas que la conforman son más delgadas de lo normal. En pocas palabras, esta construcción es la mezcla entre el estilo húngaro y el Art Nouveau.

Color

Se dice que el color original iba a ser gris pero, debido a los tonos que resultaron de haber horneado baldosas de cerámica azul para su construcción, el especial color azul pastel se hizo parte de la mayoría de sus elementos: el techo, la fachada completa, los mosaicos e incluso el interior, están revestidos de este tono "celestial" que se acompaña con gratos colores amarillos y dorados en los detalles menores. Así, sus 36.8 metros cuadrados crean un entorno de cuento de hadas, que siempre está concurrido de turistas tratando de capturar la belleza de esta edificación.

Detalles

Cada detalle que la adorna, como el reloj, las cruces, vitrales y otras figuras particulares, e incluso el contrastante jardín verde ubicado en la parte de atrás, hacen a la famosa Iglesia azul una imagen perfecta para capturar en fotos uno de los sitios más icónicos de la ciudad. Y esto es solamente en la parte del exterior, pues por dentro podrás ver los demás elementos especiales que la hacen continuar siendo un espacio singular: sus bancas azules, pinturas amarillas y blancas en tono suave cubriendo detalles en las paredes, pilares y cúpulas; y no hay que dejar de lado los símbolos religiosos, cuya presencia continúa embelleciendo el lugar, pues son diversas figuras que además de servir como emblema en los servicios de adoración, lucen sus lindos tonos dorados; de igual forma hay cuadros, candelabros y marcos en las ventanas, todos perfectamente combinados en el gran escenario que ofrece la Iglesia azul de Bratislava.

Imagen del interior de la Iglesia azul

Participación en el parque Mini Europa

El reconocimiento de esta iglesia en todo Europa ha logrado que la obra arquitectónica se establezca como uno de los representantes en el conocido parque Mini Europa, ubicado en Bélgica, por supuesto, en representación de Eslovaquia.

Maqueta de la Iglesia azul en representación de Eslovaquia dentro del Parque Mini Europa

Datos relevantes para la visita y recorrido

Horario

Un detalle importante para tomar en cuenta cuando quieras conocer la iglesia por dentro es que no está abierta ni oficiando servicios durante todo el día, por lo que es conveniente que antes de programar tu visita, consultes los horarios:

DíaHorario de VisitaHorario de Misa
Lunes a Sábado6:30 a 7:30 / 17:30 a 19:007:00 y 18:00
Domingo7:30 a 12:00 / 17:30 a 19:008:00, 9:30, 11:00 y 18:00

No te olvides de confirmar estos horarios en su página oficial. En esta podrás conocer el itinerario, tipo de servicio religioso (si es que deseas participar en uno) y horario de oficina por si te interesa recibir algún servicio de emisión de documentos eclesiásticos, o simplemente, en caso de que quieras adentrarte y conocer el interior de este emblemático lugar.

Precio

La entrada a la iglesia no tiene coste, y el único requisito para entrar es guardar respeto mientras se esté ahí.

Distancia y ubicación

La linda estructura es de fácil acceso incluso caminando, pues si tomas como referencia la Plaza central (Hlavné námestie), llegar a la Iglesia Azul de Bratislava te llevará alrededor de 10 minutos. Mientras recorres el camino, disfrutarás del apacible entorno que ofrecen las calles de la ciudad, rodeadas de árboles y amigables personas.

Su ubicación exacta se localiza en: Sv. Alžbety, Bezručova 2, 811 09 Bratislava. Te dejamos el mapa para que puedas localizarla mejor (Ver en Google Maps). Mientras recorres el camino, disfrutarás del apacible entorno que ofrecen las calles de la ciudad, rodeadas de árboles y amigables personas.

Contacto

Teléfono: 02/527 33 572

Mail: ba-sv-alzbety@ba.ecclesia.sk

Web oficial: modrykostol.fara.sk

Dirección: Laurinská 141, 811 01 Bratislava, Eslovaquia (ver en Google Maps).

Actividades recomendadas

Relacionado