Logo de Womondoo
Womondoo
Las icónicas estatuas de Bratislava
Estatua de bronce de Bratislava

Fue en el año de 1993 cuando Eslovaquia se independizaba como estado al dejar de formar parte de Checoslovaquia y cambiar su régimen comunista hacia el capitalista. Una parte emblemática de esta transición nacional está inmortalizada a través de sus representativas estatuas de bronce.

Cuando visites esta pequeña pero encantadora ciudad, seguro querrás aprovechar para ver de frente las emblemáticas esculturas. Por ese motivo, te presentamos el resumen de las estatuas de Bratislava que no puedes dejar de conocer así como algunos datos interesantes que harán más enriquecedora tu visita.

El casco antiguo (o Stare Mesto en eslovaco) es el corazón de la ciudad pues contiene el Castillo de Bratislava, el Palacio del Primado, calles empedradas y demás edificios propios del estilo de la bonita urbe. No es de extrañar que sea en esta zona especial y en sus alrededores donde también se encuentran las históricas piezas.

Estatuas que no puedes dejar de visitar

Ubicación de las esculturas de Bratislava en el mapa

Hombre trabajando: Čumil

La estatua más famosa de la ciudad se llama Čumil. Es especial porque no hay una semejante en otra ciudad del mundo: simula un hombre saliendo de una alcantarilla, representando a alguien que trabaja en los servicios de alcantarillado y drenajes de la ciudad. Es única porque, además de hacer esta representación, está tan bien construida que hace que nos imaginemos una persona dentro de la alcantarilla. Los detalles tan precisos y cuidadosos han hecho de esta estatua una figura muy querida por los habitantes y visitantes.

A pesar de ser la más especial de entre las esculturas de Bratislava, es gracioso saber que el pobre Čumil ha sufrido atropellos en dos ocasiones, ya que está al nivel del suelo y saliendo de la alcantarilla, así que es difícil verlo cuando se circula en un vehículo. Por lo tanto, el gobierno decidió añadir un aviso en la parte de arriba, que dice: Man at work (hombre en el trabajo), que terminó siendo parte de la especial decoración.

Otro dato curioso de Čumil es que algunos le llaman "el mirón", pues por su posición en el suelo se dice que aprovecha para ver debajo de las faldas de las mujeres que caminan alrededor. ¡Quizá prefieras no llevar una falda o vestido cuando lo visites!

Letrero Man at work Cumil

Schoner Naci

Nos situamos en el Café Mayer para presentar la siguiente estatua. A las afueras de esta famosa cafetería se encuentra otro de los personajes más queridos en la ciudad, pues esta figura inmortaliza a un hombre que era conocido como todo un caballero: el Caballero de Bratislava.

Schoner Naci, o Ignaz Lamar, nació en 1897 y fue hijo de un zapatero. Se dice que en sus últimos días comenzó a padecer problemas en su situación mental por culpa de un amor frustrado. Pero su fama y por lo que se le prefiere recordar es por la elegancia y simpatía que reflejaba. La historia cuenta que siempre estaba vestido formalmente, con frac, sombrero y guantes, y gustaba de pasear en las cafeterías y saludar a las mujeres con un beso en sus manos.

Finalmente, enfermó de tuberculosis y vivió de limpiar cristales y de la caridad de las mismas cafeterías por las que se paseaba.

Es por eso que su historia decidió recordarse con una de las especiales estatuas, para remembrar el cariño y elegancia que siempre repartió.

Imagen de Ignaz Lamar, el caballero de Bratislava

Soldado de Napoleón

Nuestro siguiente personaje especial se encuentra en la plaza Hlvané námestie, se trata de un soldado napoleónico apoyado relajadamente en un banco de la plaza. Esta figura recuerda la entrada de las tropas francesas en Bratislava en el periodo histórico de transición nacional.

Sus detalles y postura tranquila te harán querer sacarle una foto memorable y con mucha carga histórica europea.

Estatua de soldado napoleónico en la plaza central

Soldado en la garita

En la misma Plaza central, tenemos a Strazna budka, otro miembro del ejército francés que se encuentra firme en su disciplinada labor dentro de la garita que forma parte de la estatua, conmemorando la garita que sí existió durante la intervención del ejército napoleónico.

Hans Christian Andersen

Al apartarnos un poco de la plaza central, hacia la calle Hviezdoslavovo, encontramos la estatua de un personaje que te interesará visitar si te gustan los cuentos de "El Patito feo", "La sirenita" o "El sastrecillo valiente". La figura representa a su escritor: Hans Christian Andersen, rodeado de algunos de los personajes especiales de sus cuentos.

Estatua de Hans Christian en Bratislava

Papparazzi

Otra de las estatuas que deben formar parte de tu recorrido por las simbólicas figuras es el Paparazzi.

Anteriormente estaba "escondido" tras una esquina de la calle Laurinská, sujetando su cámara daba la impresión de que estabas siendo fotografiado por un atrevido paparazzi que se resguardaba en las paredes. Actualmente, ha decidido capturar otras imágenes, fue movido al restaurante de la Torre UFO, y está recargado sobre la barra capturando las mismas vistas que podrás apreciar en el restaurante, de igual forma, podrás sacarte un a foto con él y hacerle sentir lo que sienten los demás cuando él los captura en su inseparable cámara.

La escultura del papparazzi sacando fotos desde una esquina.

Con excepción de la estatua del Papparazzi, que para conocerla hay que entrar al restaurante de la Torre UFO, todas las demás figuras son de acceso, gratuito y sencillo, al encontrarse rodeando las zonas más concurridas y turísticas del lugar y al aire libre.

Sin duda, la capital de Eslovaquia ofrece detalles que ninguna otra capital del mundo tiene. Por lo tanto, te recomendamos aprovechar tu visita para conocer a los personajes de los que te hemos hablado. Estamos seguros que disfrutarás conociendo a las carismáticas y representativas personalidades que representan las estatuas de Bratislava. 

Actividades relacionadas

Relacionado


Paises relacionados:
  • SK FlagEslovaquia