Logo de Womondoo
Womondoo
Bratislavský Hrad, un castillo especial
Castillo de Bratislava

Como ya has visto en otros post sobre visitar Bratislava, es un lugar lleno de magia, historia y encanto. En esta ocasión te presentamos uno de los lugares que no deben faltar en tu lista de viajero cuando visites la ciudad: Se trata del Castillo de Bratislava. Cobra especial relevancia por ser uno de esos sitios que muestran versatilidad: una mezcla de modernidad y vanguardia sin perder sus raíces antiguas que la han hecho uno de los rincones europeos más cálidos y extraordinarios.

Hablar del Castillo de Bratislava no es solo sumergirse en la historia de la realeza, sino de toda la formación del país. Te contamos, entonces, algunos datos importantes que seguro te gustará ir conociendo desde antes de llegar, así como la información para optimizar al máximo esta experiencia.

Ubicación

Este espacio ha atravesado por diversos cambios. Ha funcionado como refugio, hogar de la monarquía pero especialmente, es un símbolo de las raíces históricas y culturales de la ciudad. Algo que también ha contribuido a que sea especial, es que está en la colina más cercana al Río Danubio, por lo que a 85 metros de la belleza natural que ofrece este río, podrás observar cómo el castillo hace juego con el paisaje, sin mencionar que también puede ofrecer geniales vistas de las puestas de sol, de la ciudad. Incluso, si hay buenas condiciones climáticas, el paisaje se extiende hasta los Alpes.

Historia

Su pasado

Los primeros cimientos de este lugar fueron en el siglo I a.C., cuando los celtas tomaron este espacio para asentar una población, en la que concentraron, entre otras pequeñas construcciones, un lugar para sus rituales religiosos. Por lo tanto, aún no se consolidaba formalmente como un castillo, y no se habló de este hasta el año 907 d.C., cuando llegó el imperio romano, que también vio una oportunidad en posicionarse en esta zona, pues representaba un espacio comercial importante al estar muy cerca del Danubio. De este imperio no se tienen hallazgos de algún resto.

Posteriormente, pasó a ser parte del imperio medieval de Gran Moravia, que reinó entre el 833 y el siglo X. Cuando estuvo en manos de este imperio, la construcción se fortificó con madera, una basílica reforzada con ladrillos y se cree que incluso, hubo un palacio de piedra. Cuando este imperio cayó en manos de los húngaros, alrededor del siglo XI, los nuevos conquistadores imprimieron su toque personal en la fortificación y destruyeron la basílica de Moravia para reemplazarla por la nueva iglesia dedicada a la Virgen María. Con el paso de los años, diversas personalidades de la monarquía fueron haciendo configuraciones a la construcción. Por ejemplo, el Rey Salomón de Hungría construyó un palacio románico de piedra, por su parte, el Rey Imrich solicitó modificaciones para permitir que los creyentes religiosos ingresaran pero no se pusiera en riesgo la seguridad.

Castillo de Bratislava desde la colina

Otro periodo importante en la edificación del castillo fue durante la invasión de los tártaros, pues el objetivo principal de la modificación era robustecer las murallas de madera utilizando piedra como material más resistente. También se construyó la parte más antigua del castillo actual: la Torre de la Corona, en la esquina suroeste.

Los cambios continuaban sucediendo cuando el Rey Segismundo, en medio de sus estrategias de combate, hizo del castillo un lugar más seguro construyendo las torres que rodean al castillo en sus distintos puntos y que, además, fueron un símbolo fiel del estilo gótico

Conforme la historia de la formación de Eslovaquia como país evolucionaba, la construcción del castillo lo hacía también; cada etapa quedaba impresa en la edificación, ya fuera con una nueva muralla, un estilo, una extensión o un espacio dedicado a alguna actividad especial, como la Torre de la Corona, que era un lugar de conservación de las joyas de la coronación húngaras. El paso de cada etapa marcó tanto al castillo, que con la llegada de José II, se desvirtuó el uso "real" que se le había dado y después de ser utilizado como espacio para formación sacerdotal, pasó a ser un albergue para los solados del ejército, quienes lo incendiaron por descuido.

La restauración posterior al incendio fue alrededor el año 1953, el propósito era tomar el modelo del periodo teresiano. Después de la reconstrucción, se determinó que sería un monumento cultural nacional, por lo que se designó un espacio para las exposiciones del Museo Nacional Eslovaco y otro para el Consejo Nacional Eslovaco.

Forma actual

Al día de hoy, el Castillo tiene una forma rectangular, con cuatro torres alrededor que cubren las alas, así como el Patio de Honor, bordeado por una entrada triunfal dividida en dos puertas. Su color antiguo era el blanco aunque fue ocre por un tiempo hasta que, después de la remodelación que lo restauró del fatídico incendio, volvió a su tono original.

El interior del museo hará que te sientas dentro de una típica fortificación medieval europea, pues sus paredes revestidas en piedra y las tonalidades de la decoración, hacen muy buen juego para no perder de vista que te encuentras en el corazón de Eslovaquia.

Interior del Museo Nacional del Castillo

¿Qué ver?

Dentro de la bella estructura se ofrecen, principalmente, exhibiciones en el Museo Nacional Eslovaco. También puedes conocer el impresionante jardín barroco, que te encantará por sus decoraciones con plantas y flores acomodadas de una forma precisa y detallada.

También puedes aprovechar para disfrutar del paisaje que se aprecia desde las distintas torres y a través de sus varias ventanas. Incluso, puedes visitar el Castillo de Bratislava de noche y contemplar el panorama por dentro y por fuera, la iluminación cautivará tus sentidos y añadirá emoción al saber que estás en un lugar que más allá de ser un edificio, es una reliquia de la historia eslovaca y un símbolo del presente nacional.

Horarios de visita

Jardín Barroco

Mes en que lo visitasHorario
Enero, febrero, noviembre y diciembre09:00 - 16:00
Marzo y octubre09:00 - 17:00
Abril y septiembre09:00 - 19:00
Mayo09:00 - 20:00
Junio, julio y agosto09:00 - 21:00

Castillo

Martes a domingo en horario de 09:00 - 05:00. Con descanso los lunes.

Costes

  • 10€ para público en general.
  • 4€ para estudiantes y jubilados.

Información de contacto

Tours al castillo de Bratislava recomendados

Te animamos a no perder la oportunidad de sumergirte en la historia de una ciudad especial como esta a través del emblemático Castillo de Bratislava. Para ello, quizás te interese alguna de las siguientes actividades organizadas para visitar el castillo.

Relacionado