Castillo de Peles nevado

Así es el Castillo de Peles, el más bonito y moderno de Transilvania

El Castillo de Peles es uno de los castillos más famosos de Rumanía y probablemente el mas bonito de toda Transilvania. Este castillo se encuentra en Siania, una ciudad que durante el invierno se convierte en el destino preferido de las todos aquellos que practican actividades como el esquí o el snow board, por su localización entre las montañas Bucegi y el bosque de Transilvania.

Historia

Este precioso castillo comenzó a construirse en 1875 como residencia de verano del monarca rumano Carlos I y su construcción se demoró hasta 34 años, ya que en ella participaron miles de trabajadores y cerca de 400 artesanos. Su edificación terminó oficialmente en 1914, unos meses antes de que el monarca muriera, aún que la fecha de inauguración consta de 1883. El castillo fue residencia de la familia real hasta 1948 y en el año 1953 se abrió como museo. Actualmente es el segundo castillo más visitado de todo el país después del Castillo de Bran.

Es famoso en el mundo entero no solo por su bella apariencia, si no también porque fue de los primeros castillos en gozar de calefacción central, su propia central hidroeléctrica, ascensor, sistema de alcantarillado, estación telefónica, techo de cristal móvil y sistema de aspiración para la limpieza.

El edificio es impresionante por fuera y por dentro. Tiene un total de 160 habitaciones y más de 30 baños. En cuanto a su construcción, destaca el tamaño de la torre principal, que mide 66 metros de altura, junto a dos más que son de un tamaño menor. En cuanto a sus estilos artísticos, encontramos el Neorrenacentista, el Neobarroco, el Rococó y Estilos Orientales, entre otros.

Uno de los balcones del castillo con dos preciosas figuras de mujeres de estilo neoclásico

Jardines

Lo primero que nos encontramos al llegar a este precioso castillo son sus jardines, a los cuales puedes llegar caminando por el bosque que lo rodea, siempre y cuando tengas cuidado con los osos, tal y como veréis en algunos de los carteles que hay por la zona, ya que hay muchos que viven por allí. Suelen acercarse al castillo y a los alrededores cuando anochece en busca de comida que les dejan los turistas o que encuentran en los contenedores de basura.

Tras el castillo, vemos las montañas cubiertas de un gran bosque de arboles de hoja caduca. Esta parte del castillo es la única que es gratuita, y por lo tanto también es la más concurrida en temporada alta. En esta zona ajardinada que se encuentra frente a la fachada principal hay varias fuentes y estatuas, entre ellas las de los reyes, junto con otras de estilo neoclásico.

En el jardín se encuentra la entrada al castillo donde podrás comprar el ticket para el tour básico o el tour opcional.

El exterior del castillo con el bosque de Transilvania de fondo

Tour básico

El tour básico recorre la planta baja del edificio que incluye las salas más amplias del castillo, dejando a un lado las estancias privadas. La entrada al edificio es por el Salón de Honor, cuyas paredes están completamente decoradas con madera de nogal y por todos lados hay bajorrelieves y esculturas de alabastro. Lo más impresionante de la sala es el techo, de 16 metros de altura, que está formado por paneles de vidrio retráctiles que pueden recogerse para ver el cielo durante los meses de verano.

La siguiente habitación del tour es el Salón de Armas donde hay una colección de 4.000 piezas de objetos bélicos y de caza del siglo XV y XVII junto con una de las mayores colecciones de cuadros de arte de Europa. Continuamos por la Oficina del rey Carlos I y la Biblioteca Real, ambos decorados con madera de roble. Esta biblioteca contiene libros muy difíciles de encontrar, con tapas cubiertas de cuero y oro. También dispone de una puerta secreta detrás de una estantería por donde el rey salía para refugiarse en diferentes estancias del castillo.

Techo de cristal movible del Salón de Honor

A continuación nos encontramos con la Vieja Sala de Música, con instrumentos de la época, la cual se acabo convirtiendo en un salón para las veladas musicales de la reina Isabel. La siguiente sala es la Salón Florentino, donde destaca una gran chimenea de mármol, dos grandes lámparas de araña y decoración de estilo neo-renacentista italiano.

Otra de las grandes salas que presenta el tour básico es el comedor, uno de los espacios mas impresionantes de todo el edificio. La mesa central es de madera de nogal y tiene capacidad para 36 personas. Predomina el estilo renacentista alemán y la luz entra por unos vitrales que representan temáticas relacionadas con la mitología germánica.

Llegando al final del tour pasamos por dos salas: la Sala Árabe y la Sala Turca. La primera, era utilizada para los invitados de la reina y las fiestas de té. En ella se pueden ver armas orientales y muebles al estilo árabe, con decoración de marfil y nácar. En cambio, la Sala Turca se utilizaba para fumar y charlar. En ella destacan los bordados de seda que cubren suelo, pared y techo.

Por último llegamos a la Sala de Teatro, que se convirtió en el cine del castillo en el año 1906. En ella destacan las pinturas del joven Gustav Klimt, que rodean toda la parte alta de las paredes.

Amplia sala interior del castillo con lamparas de techo, armas en la pared y jarrones

Tour opcional

Con el ticket de este tour opcional podrás subir a la segunda planta para admirar las habitaciones y los baños. Al subir las escaleras, nos encontramos con la Sala de Concierto, donde se organizaban las veladas musicales de la reina y cuyo retrato encontramos presidiendo la sala. El techo presenta estuco dorado y los paneles laterales madera de nogal.

En cuanto a las salas privadas entramos a la Oficina de la Reina, con una pequeña biblioteca, el Dormitorio Real donde falleció el rey Carlos I y la llamada Sala del Desayuno, donde hay una gran estufa de azulejos. Entre las habitaciones más bellas del castillo se encuentran las de los invitados de honor, otros miembros de la familia real o el personal. Destacan el Dormitorio Rococó, donde podrás admirar los paneles de madera blancos y la enorme lampará de araña de cristal de Bohemia. Por último está la Suite Imperial con muebles de estilo barroco y el Apartamento de la Dama de Honor.

Lampara de araña de cristal de Bohemia

Castillo Pelișor

Al terminar la visita por el interior del palacio, a tan solo 200 metros, encontrareis el pequeño Castillo Pelișor de estilo Art Noveau. Fue mandado construir por el rey Carlos I de Rumanía y su huésped principal fue el principe Fernando, su sobrino y futuro heredero de la corona. El edificio presenta una clara influencia alemana que vemos en el entramado de madera de la fachada. En cambio, en su interior, destacan los elementos cargados de simbología con el llamado Art Nouveau. Además, al entrar verás muebles de estilo vienés por todas sus románticas estancias.

Datos de visita

Castillo de Peles

Contacto

Horario

  • De miércoles a domingo de 9:15 a 17:00
  • Lunes y martes cerrado

Precio

  • Adultos: 30 RON (6.02EUR)
  • Estudiantes: 7,5 RON (1.51EUR)
  • Jubilados: 15 RN (3.01EUR)
  • Niños y personas con movilidad reducida: entrada gratuita.

Castillo Pelișor

Horario

  • Cerrado lunes y martes.
  • Miércoles de 11:00 a 16:15h.
  • Jueves a domingo de  9:15 a 16:15h.

Precio

  • Adultos: 20 RON (4.02EUR)
  • Pensionistas: 10 RON (2.01EUR)
  • Estudiantes: 5 RON (1.0EUR)

Ubicación

Queda claro porque este castillo es una visita obligatoria. No solo por su impresionante fachada o sus majestuosas estancias, si no porque su enclave natural es único y bello en cualquier época del año. Pasear por sus jardines y visitar sus habitaciones harán que te sientas como un personaje de cuento. ¡No te lo puedes perder!

Actividades recomendadas

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este artículo?