Cueva de Zeus, meseta de Nida y el monte Ida
Cueva Zeus

Es bien sabido que la isla de Creta viste sus costas con preciosas playas de agua turquesa. Pero la mayor isla de Grecia no se conforma con eso, su geografía escarpada ofrece panorámicas montañosas dignas de cualquier región continental. Una prueba de ello se encuentra en la zona central de la isla, en el valle de Amari, coronada por el legendario Monte Ida y sus 2.456 metros de altura.

La región que nos ocupa sin duda merece una visita durante nuestro viaje a Creta. Cercana a la capital Heraclión y con el pueblo de Anogia a sus pies, la mitológica Cueva de Zeus, la platea de Nida y el monte Ida nos permitirán explorar la Creta más rural y repleta de leyendas.

Lugares de interés el mapa

La Meseta de Nida

La Meseta de Nida es un gran altiplano situado en lo alto de la cordillera central de la isla, a unos 1400 metros de altitud. Su nombre proviene de la palabra "idi", el tipo de árbol que se cree que en el pasado la cubría. Durante gran parte del año, la meseta es inaccesible debido a la nieve. No parece que el lugar haya sido utilizado para más que la pastura, la elaboración de queso y los rituales religiosos en el pasado.

Destaca por su impresionante paisaje, la Cueva de Zeus así como por las rutas de senderismo que la cruzar y la rodean. A medida que ganamos altura por alguno de sus laterales las vistas no dejan de mejorar, regalando a los aventureros que se atrevan a llegar hasta el lugar una bonita postal.

Vistas de la Meseta de Nida

¿Cómo llegar?

La zona no está edificada. El poblado más próximo Anogia, a unos 30 minutos en coche, y desde el que recomendamos acceder al lugar. Debemos mencionar que, como en muchos lugares de Creta, la carretera es de muchas curvas y acantilados. Eso sí, el asfalto de la vía está en buenas condiciones, por lo que el trayecto en coche, aunque impresiona, es bonito y de fácil acceso con todo tipo de automóvil.

Una vez en la meseta veremos muy claramente donde aparcar, solo hay un pequeño edificio con una gran explanada en frene.

La Cueva de Zeus

Aunque la mayoría de turistas acuden a esta zona atraídos por la Cueva de Zeus debemos destacar que, en nuestra opinión, el escenario que la rodea obsequia a los visitantes unas preciosas vistas con mucho más valorar que la cueva en sí.

La cueva, cuyo nombre oficial Spiliaratis Voskopoulas, es conocida como cueva de Ideón (Ideon Antron para los locales) o de Zeus. La mitología que se le atribuyó desde tiempos remotos hizo que se convirtiera, hace mucho tiempo, en un lugar de peregrinaje donde adorar al dios de dioses helénico: Zeus.

Entrada a la cueva de Zeus.

El mito

La cueva se considera, nada más y nada menos, el lugar donde nació el Dios Zeus. Aunque esta es la versión cretense y otros consideraban que había nacido en el monte Liceo de Arcadia, la teoría de su nacimiento en Creta contaba con una mayor aceptación en la época. Algunos incluso consideraban que el dios no solo nació en la cueva de Ideón, sino que también murió y fue enterrado en la misma. Uno se puede imaginar la trascendencia religiosa con la que contaba la gruta en la época.

Dice la leyenda que el padre de Zeus, Cronos, devoraba a sus hijos al nacer. Los padres de Cronos, la diosa Gea (diosa de la tierra) y su hijo y marido Urano (dios del cielo) le revelaron a Cronos que, de igual forma que él había destronado a su padre Urano, sería su propio hijo el que lo derrocaría a él. Con razón a esta predicción el codicioso dios se comía a sus hijos cuando su hermana y esposa Rea los daba a luz.

Cuando Rea, también hija de Gea y Urano, estaba embarazada de Zeus pidió consejo a su madre para salvar a su bebé. Juntas idearon el plan para ocultar a Rea en Creta durante el parto, en la cueva que nos ocupa, donde trajo al mundo a Zeus lejos del acecho de su padre Cronos. Al regresar junto a su marido le entregó una piedra envuelta pañales que Cronos se tragó sin comprobar que no era realmente su hijo. De este modo, Zeus quedó a salvo en la cueva de Ideón, Creta.

Zeus se crió en la caverna a manos de una cabra llamada Amaltea, quién le alimentó con su leche mientras los Curetes (guardianes) utilizaban sus escudos como tambores para ocultar el llanto del pequeño al oído de Cronos.

Cuando Zeus se convirtió en adulto derrotó a su padre Cronos, recuperando sus hermanos Hera, Poseidón, Hades, Hestia y Deméter del estomago de su progenitor.

Saturno devorando a su hijo - Francisco de Goya. El Saturno romano se identifica con el Cronos griego.

El descubrimiento

A finales del siglo XIX la cueva fue redescubierta por Federico Halbherr junto a una placa con inscripciones que permitieron asociarla a los textos del siglo V del poeta Píndaro. De este modo se reconoció a la cueva como a la mitológica cueva de Zeus.

Entre 1982 y 1986 se instaló en la cueva un sistema de raíles que permitió a los arqueólogos Yannis Sakellarakis y Efi Sapouna vaciar la gruta de rocas y realizar grandes hallazgos. Dichos raíles aún están presentes en la cueva. Se descubrió que sobre el 3300-3000 a.C. la cueva de Ideón había sido habitada estacionalmente y que fue sobre el segundo milenio a.C. cuando empezó a tener uso religioso.

En la cueva se encontraron cientos de huesos de animales, lo que induce a concluir que en ella se realizaban sacrificios a Zeus. Durante nuestra visita podremos identificar la gran roca que se utilizaba como altar de sacrificios, solo debemos ponernos de cara a la cueva y mirar a nuestra izquierda.

Otros objetos sacros fueron encontrados en el lugar, entre ellos destacan un hacha de doble filo de bronce, conchas con inscripciones, vasos de bronce, cuernos de consagración, artesanía, joyería, instrumentos musicales, etc. Muchos de estos objetos se encuentran hoy en día en el museo arqueológico de Heraclión.

Raíles que se utilizan para las exploraciones arqueológicas en la cueva de Zeus.

La visita

La cueva, aunque algo profunda, no es muy grande. En ningún momento se pierde de vista la luz del sol. Dispone de una única entrada por la que accederemos al interior bajando unas escaleras. una vez dentro nos moveremos por una pequeña pasarela de madera. Durante nuestra visita nos darán un tríptico en inglés y griego con información del lugar para que nos podamos informar in situ.

Interior de la Cueva de Ideón.

¿Cómo llegar?

Una vez tengamos el coche aparcado en el parking de Nida veremos un par de paneles con mapas e indicaciones sobre el lugar. El camino para los coches sigue subiendo pero a partir de este punto es de tierra. Frente al parking nace un pequeño sendero que nos llevará a la Cueva de Zeus, no hace falta seguir el camino de tierra pues si lo hacemos daremos un rodeo.

La subida durará unos 20/30 minutos y subiremos unos 100 metros de altitud en menos de un kilómetro. Durante el camino podremos disfrutar de unas estupendas vistas de la meseta desde una pequeña iglesia llamada Ekklisia Analipsi, un buen lugar para tomar un respiro y sacar buenas fotos. Además, la iglesia nos indicará que vamos en buen camino.

Iglesia Ekklisia Analipsi en la meseta de Nida

El entorno suele estar repleto de ovejas y cabras kri-kri, las cabras escaladoras de acantilados típicas de Creta. Con suerte verás alguna subiendo por lugares imposibles o trepando algún pequeño árbol en búsqueda de comida.

Cabra Kri Kri subida a un árbol.

El Monte Ida

El actual monte Psiloritis es popularmente conocido como monte Ida por la leyenda de la cueva de Zeus. Es el pico más alto de la isla, situada a 2.456 metros sobre el nivel del mar. Tratándose de una isla es una altitud considerable, por lo que ofrece subidas pronunciadas y acantilados de vértigo repartidos entre su falda. El paisaje es árido y con poca o ninguna vegetación.

Vista lejana del Psiloritis

Subir al Monte Ida

La ascensión al Psiloritis es apta para senderistas "amateurs" pero requiere un nivel de preparación aceptable. Recomendamos no adentrarse en esta aventura sin estar convencidos de poder hacerlo o con dudas sobre la orientación. En tal caso, es recomendable contactar con alguna empresa local que se dedique al guiaje.

Existen varios senderos que se dirigen a la cima de la montaña más alta de Creta, muchos de ellos parten de la propia Meseta de Nida, a unos 1.400 metros sobre el nivel del mar. Por lo general, la excursión sera de unos 18 km con un desnivel tanto positivo como negativo de 1.100 metros y una duración de unas 5 a 6 horas. En este enlace puedes ver una ruta de ejemplo.

En caso de visitarlo es importante ir bien aprovisionado con el agua y la comida necesaria así como con ropa de abrigo. No te olvides la gorra y el protector solar, hay pocas sombras!

Actividades relacionadas

Relacionado