Castillo de Praga

Explorando la Historia: El Castillo de Praga en la República Checa.

Si alguna vez has soñado con viajar en el tiempo hasta la época medieval, el Castillo de Praga es el lugar perfecto para hacerlo. Con una historia que se remonta a más de 1.000 años, este icónico sitio turístico es un verdadero tesoro nacional.

El Castillo es uno de los lugares más visitados de Praga. No solo es uno de los castillos más grandes del mundo, sino que es el hogar de importantes joyas arquitectónicas y artísticas de la República Checa. En este artículo te llevaremos a un viaje a través de los majestuosos pasillos de este castillo y te mostraremos todas las maravillas que puedes descubrir durante tu visita.

Historia del Castillo de Praga

En este emblemático lugar de la capital checa, han acontecido numerosos hechos relevantes a lo largo de la historia, uniendo la cultura y la política de Europa Central. En 970, el castillo fue fundado por el príncipe Borivoj de la dinastía Premyslida. En el siglo X, se construyó la primera iglesia cristiana en Praga, la Basílica de San Jorge.

Después de un incendio en el siglo XIII, el castillo fue reconstruido por orden del rey Ottokar II. En el siglo XIV, el rey Carlos IV, del Sacro Imperio Romano, convirtió el castillo en una residencia real, haciendo importantes reformas y añadiendo nuevos edificios como la Torre del Polvo.

En 1618, durante la Revuelta de los Nobles Checos, el castillo fue tomado por la fuerza y el rey fue lanzado por la ventana, dando inicio a la Guerra de los Treinta Años. En el siglo XVIII, la emperatriz María Teresa encargó la construcción del Teatro Real, obra culminada por su hijo José II.

Bajo el reinado de los Habsburgo, Praga se convirtió en la capital del Reino de Bohemia. En 1784, se fundó la Universidad Carolina, una de las más antiguas de Europa Central, con el apoyo del emperador José II. En 1918, tras la Primera Guerra Mundial, el castillo se convirtió en residencia presidencial de la recién creada Checoslovaquia.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Castillo de Praga fue ocupado por los nazis alemanes y en la época comunista, era el centro del poder del gobierno checoslovaco. En 1948, después del golpe comunista, el castillo volvió a ser residencia presidencial y se conservó como tal durante la República Socialista de Checoslovaquia.

En 1989, después de la Revolución de Terciopelo, el castillo recuperó su función de residencia presidencial y se convirtió en uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. En la actualidad, el Castillo de Praga es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad de Praga y es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Personajes históricos

A lo largo de la historia, ha sido hogar de importantes personajes que han dejado su huella en este icono cultural de la ciudad.

Carlos IV

Carlos IV, rey de Bohemia y del Sacro Imperio Romano Germánico, es uno de los personajes históricos más relevantes que han vivido en el Castillo de Praga. Durante su reinado en el siglo XIV, se llevó a cabo una importante remodelación del castillo y se construyeron nuevos edificios, como la Torre de la Pólvora y la Torre del Puente de Observación, que hoy son icónicas para la ciudad.

En el interior del castillo, Carlos IV amplió la biblioteca y fundó la famosa Universidad Carolina de Praga. Además, encargó la construcción de la Catedral de San Vito, uno de los edificios más importantes del castillo.

Rodolfo II

Rodolfo II, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, gobernó desde el Castillo de Praga en el siglo XVI. Fue un mecenas de las artes y las ciencias y reunió una impresionante colección de objetos de arte y curiosidades en su Palacio Real. Entre los tesoros más preciados de su colección se encontraban piezas de orfebrería, gemas y objetos de arte oriental y de la antigüedad.

Tomás Garrigue Masaryk

Tomás Garrigue Masaryk fue el primer presidente de Checoslovaquia después de su independencia en 1918. En el castillo, Masaryk trabajó en la consolidación del Estado Checoslovaco y en la creación de su Constitución democrática. También fue un ferviente defensor de los derechos humanos.

Dentro del castillo, se puede visitar la residencia oficial de los presidentes de la República Checa, que lleva su nombre en su honor.

Sobre el Castillo de Praga

Características constructivas y arquitectónicas del Castillo de Praga

Este castillo data del siglo IX, y su estilo arquitectónico es principalmente gótico, aunque presenta también elementos del barroco y del renacimiento. De hecho, su construcción y remodelación fue llevada a cabo por diferentes arquitectos y gobernantes a lo largo de los siglos.

Uno de los puntos más destacables de la arquitectura del Castillo de Praga es su Porche Dorado, que fue construido en estilo gótico al final del siglo XIV. Se caracteriza por un diseño espectacular y una decoración dorada que lo diferencian del resto de la estructura del castillo.

Pero hay otros edificios dentro del castillo que también merecen una visita:

La Basílica de San Jorge, construida a principios del siglo XI, es un gran exponente del estilo romanesco, con su nave única y sus capillas laterales. Además, su estilo arquitectónico se fusiona con elementos renacentistas y barrocos debido a las diferentes remodelaciones llevadas a cabo en su historia.

La Catedral de San Vito, por otro lado, es una obra maestra del gótico, su imponente estructura se levanta a mano derecha de la entrada principal del castillo. Esta catedral tardo siglos en construirse, pero al fin está completa y hoy es uno de los principales atractivos para visitar el Castillo de Praga.

El Palacio Real, con una creación que comenzó en la época románica y siguió más tarde con estilos góticos, renacentistas y barrocos, es otro de los edificios principales dentro del castillo. Presenta una gran riqueza en su decoración, lo que lo eleva al rango de una de las joyas arquitectónicas del Castillo.

Por último, el Callejón de Oro es una de las zonas más mágicas del Castillo de Praga. Este pasaje de casitas de colores servía de hogar a los guardias del castillo que más tarde evolucionó hasta hacerse un lugar dónde residían pintores, escritores y a su vez la gente bohemia de la época.

Construcciones defensivas

Las torres del Castillo de Praga fueron erigidas para proteger la fortaleza y la ciudad de Praga. La Torre Blanca es la más emblemática por su blancura impecable, y ofrece una vista impresionante de la ciudad. La Torre Negra y la Torre del Hambre también merecen una visita, ya que cada una de ellas tiene su propia historia.

Las murallas y muros del castillo han sido conservados a lo largo del tiempo, y son un ejemplo notable de la arquitectura militar de la época. Los muros fueron construidos para proteger al castillo, la ciudad y sus habitantes, y están compuestos por una serie de bloques de piedra que se unen en una estructura fuerte y resistente.

Los fosos son zonas de tierra excavada que rodean todo el perímetro del castillo. En la edad media, los fosos eran utilizados para proteger al pueblo de villanos y delincuentes. En la actualidad, los fosos son parte del patrimonio de la ciudad, y se han conservado para que los turistas puedan disfrutar de su belleza natural.

Los polvorines, armerías y cuarteles del castillo se han conservado como testigos de la larga historia militar de la fortaleza y la ciudad. Los polvorines eran utilizados para almacenar pólvora y otros materiales explosivos, mientras que las armerías y cuarteles eran utilizados para guarnecer a los soldados y los armamentos.

Las puertas del castillo se han conservado desde tiempos ancestrales, y eran utilizadas para controlar el acceso y la salida del castillo. Los puentes también forman parte importante del acceso al castillo, y se encuentran en excelente estado de conservación.

Otros elementos del Castillo de Praga

Cocinas, almacenes y bibliotecas

El Castillo de Praga cuenta con una amplia variedad de salas y estancias que valen la pena conocer en una visita. Podrás admirar la decoración y los muebles de época que se han conservado. Entre ellas, destacamos:

  • La Sala de Vladislav: Esta sala es una de las más impresionantes del castillo, con techos altos y un gran espacio. También contiene una colección de armas.
  • El Salón del Trono: Este lugar fue utilizado para celebraciones y recepciones oficiales. Su decoración se caracteriza por el uso de mármoles y dorados.
  • La Sala de las Cosmografías: Esta sala alberga una colección de globos terráqueos, cartografías y documentos antiguos de exploraciones de descubrimientos geográficos.

El Castillo de Praga también posee unos hermosos jardines y patios que te sorprenderán por su belleza. Podrás visitar lugares como:

  • El Jardín Real: Considerado uno de los más importantes jardines de la ciudad, cuenta con una gran cantidad de flores y plantas.
  • El Patio de los Leones: Es uno de los patios más antiguos del castillo y su decoración se caracteriza por los leones tallados en la piedra.

Si eres un amante de la historia y quieres conocer más sobre la vida cotidiana en el castillo, no puedes perderte las cocinas, almacenes y bibliotecas. Algunos de ellos son:

  • La Biblioteca del Monasterio: Alberga una gran colección de libros antiguos y manuscritos, algunos de ellos muy valiosos.
  • Las Cocinas del Castillo: Este lugar te permitirá conocer cómo se cocinaba en la antigüedad, con grandes hornos y utensilios antiguos.
  • Los Almacenes Reales: Aquí podrás ver armaduras y armas medievales que se han conservado en perfectas condiciones. En definitiva, una visita al Castillo de Praga no estaría completa sin conocer todos estos interesantes lugares.

Arte

A lo largo del tiempo, el Castillo ha sido el hogar de muchas piezas valiosas que han pasado por diversas manos y épocas.

Una de las obras más destacadas es la Pintura de San Wenceslao, que se encuentra en la Catedral de San Vito. Es una pintura impresionante que tiene una gran importancia en la historia de la República Checa, por lo que se hace imprescindible admirarla junto a un guía que pueda explicarte su significado y su relevancia.

Además, no solo se trata de una pieza única y hermosa sino que tiene una gran carga histórica y cultural para los checos. Otra obra de arte valiosa es la Estatua Ecuestre del Emperador Carlos IV, que se encuentra en el tercer patio.

Esta pieza única tiene un gran valor histórico y cultural, pues el emperador Carlos IV es una figura destacada en la historia de la República Checa y su imperio.

Dedícate un momento a contemplar la figura y sus detalles, te sentirás conquistado por su acabado perfecto. Si eres amante del arte barroco, no puedes perderte la Sala Española del Castillo de Praga, que alberga una gran colección de arte barroco.

En sus paredes encontrarás una selección de pinturas españolas y alemanas que se remontan a la Edad Media, por lo que te será fácil observar su evolución a lo largo del tiempo.

Leyendas y misterios del Castillo de Praga

Uno de los atractivos del Castillo de Praga son los misterios y las leyendas que rodean su historia. Hay numerosas historias sobre fantasmas, maldiciones y apariciones en el castillo.

La leyenda de la Dama Blanca

La leyenda más conocida es la de la Dama Blanca, que se dice que aparece en los jardines de verano del castillo. Según la leyenda, se trata del fantasma de la princesa Libuše, una profetisa legendaria que fundó Praga en el siglo VIII. Se dice que la princesa Libuše se casó con el granjero Premysl y le dio una instrucción muy clara.

Le pidió que cabalgara hacia el este y construyera un castillo donde se encontrara con un hombre que estuviera labrando un campo con dos bueyes blancos. Premysl encontró ese lugar y construyó el Castillo de Praga. Se cuenta que Libuše, al morir, volvió como el fantasma de la Dama Blanca para proteger el castillo.

En realidad, la historia de la Dama Blanca se originó en el siglo XIX por un escritor de cuentos de hadas, Karel Jaromír Erben.

La maldición del reloj astronómico

Otra leyenda cuenta que cuando el reloj astronómico del castillo fue construido, el diseñador del reloj le pidió al gobernador del castillo que nunca debería ser capaz de hacer un reloj astronómico mejor que éste. Si el reloj superaba su diseño, el gobernador estaría condenado a morir.

Un día, el gobernador descubrió que el reloj no daba la hora correcta y ordenó que lo repararan. Mientras tanto, el diseñador del reloj se suicidó y debido a su muerte, nadie podía reparar el reloj nunca más. Desde entonces, se dice que la maldición sigue vigente.

Explicaciones de las leyendas

Es probable que las leyendas surgieran para darle un toque de misterio y emoción a la historia del castillo y atraer a los turistas. Pero también pueden estar basadas en hechos reales. Por ejemplo, es posible que la historia de la Dama Blanca esté relacionada con Ivana, la esposa del rey Wenceslao IV, que fue asesinada en el castillo por los seguidores del rey en 1419.

En cualquier caso, las leyendas son un atractivo más del Castillo de Praga y no deben ser tomadas como hechos verídicos. Disfruta de la historia y del encanto que rodea al castillo y a sus maravillas arquitectónicas y artísticas.

Visitar el Castillo de Praga

Datos de interés

Horarios

El Castillo de Praga abre todos los días de la semana a las 9h y cierra a las 17h. La última entrada es media hora antes de la hora de cierre.

Precios

La entrada general al Castillo de Praga cuesta 10.02EUR, . Para estudiantes menores de 26 años y mayores de 65, la entrada es de 5.01EUR. Los menores de 18 años entran gratis.

Cómo llegar

La mejor manera de llegar al Castillo de Praga es a pie, para disfrutar de las vistas del Puente de Carlos y del río Moldava. Si se prefiere el transporte público, se puede tomar el tranvía número 22 desde la estación de metro Malostranská, que para justo enfrente del castillo.

También se puede tomar el autobús número 119 desde el Aeropuerto de Praga hasta la estación de metro Dejvická, y luego tomar el tranvía 20 ó 26 hasta el castillo.

La visita al Castillo de Praga

Actividades

El Castillo de Praga es un conjunto de edificios y patios que se extienden por más de 70.000 metros cuadrados. Hay muchos lugares interesantes que explorar, incluyendo la impresionante Catedral de San Vito, la Basílica de San Jorge y el Palacio Real.

También es posible visitar el Callejón del Oro, una serie de pequeñas casas pintorescas que alguna vez fueron habitadas por artesanos y orfebres.

Hay muchas actividades que se pueden realizar en el Castillo de Praga. Los visitantes pueden recorrer los jardines, disfrutar de una comida en uno de los restaurantes del castillo o simplemente dar un paseo por los pintorescos callejones empedrados.

También se pueden comprar souvenirs en las tiendas del castillo, que ofrecen artesanías y productos típicos checos.

Recomendaciones de visita

Si estás planeando visitar el Castillo de Praga, debes tener en cuenta algunos consejos que te ayudarán a tener una experiencia más placentera:

1. Compra tus entradas con anticipación

El Castillo de Praga es uno de los lugares más visitados de la ciudad, por lo que te recomendamos que compres tus entradas en línea con anticipación para evitar filas y ahorrar tiempo.

2. Visita la Torre de la Pólvora

La Torre de la Pólvora es una de las atracciones más interesantes del Castillo de Praga. Desde la cima tendrás una vista impresionante de la ciudad. Además, en su interior encontrarás exposiciones sobre la historia militar de la República Checa.

3. No te pierdas la Capilla de San Wenceslao

La Capilla de San Wenceslao es una de las joyas arquitectónicas del Castillo de Praga. Sus frescos y su decoración te dejarán sin aliento. Además, allí se encuentra el tesoro de la Corona de Bohemia.

4. Explora los jardines del Castillo

Los jardines del Castillo de Praga son el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la naturaleza. Desde allí tendrás una vista panorámica de la ciudad y del río Moldava.

Con estos consejos seguro que tu visita al Castillo de Praga será inolvidable. ¡Disfruta de la maravillosa arquitectura y la historia que se respira en cada rincón!

En la zona del Castillo de Praga es común encontrarse con turcos que intentarán venderte souvenirs. Ten cuidado si decides comprar algún objeto, ya que algunos pueden ser de baja calidad o incluso falsos.

6. Apaga el flash de tu cámara en el interior de las salas

No está permitido sacar fotos con flash en el interior de las salas del Castillo de Praga. Esto se debe a que el flash podría dañar los objetos expuestos. Así que asegúrate de apagar el flash antes de comenzar el recorrido.

7. Lleva ropa cómoda y calzado adecuado

El Castillo de Praga es un lugar grande y con muchas escaleras, por lo que te recomendamos que uses ropa y calzado cómodo que te permita moverte con facilidad. No olvides que estarás caminando por varias horas.

8. Acércate al Cambio de Guardia

Si estás en el Castillo de Praga cuando se realiza el Cambio de Guardia, no te pierdas este espectáculo. Es impresionante ver cómo los guardias cambian de posición y se suceden en el puesto.

9. Planifica tu visita con antelación

El Castillo de Praga es un lugar grande, con muchas cosas para ver y hacer. Por eso, te recomendamos que planifiques tu visita con antelación para poder aprovechar al máximo tu tiempo y no perderte nada. Consulta los horarios de apertura y cierre, las exposiciones que están disponibles y las actividades que se realizan.

Actividades y tours en el Castillo de Praga

Si estás pensando en visitar el Castillo de Praga, te recomendamos que consideres algunas de las opciones de tours, actividades y visitas guiadas que hay disponibles. Estas son algunas de las mejores:

Tour a pie por el Castillo de Praga

Este tour a pie te llevará por algunos de los puntos más importantes del Castillo de Praga, como la Catedral de San Vito, el Antiguo Palacio Real y el Callejón de Oro. El guía te ofrecerá todo tipo de información interesante sobre la historia y la cultura de la ciudad. El tour comienza a las 15:00 y dura aproximadamente 2 horas. El precio es de 25 euros por persona.

Visita guiada privada al Castillo de Praga

Si prefieres una experiencia más personalizada, una visita guiada privada es la mejor opción. Tendrás un guía exclusivamente para ti y tus compañeros de viaje, lo que significa que podrás preguntar todo lo que quieras y que el guía adaptará la visita a tus intereses.

El precio de la visita guiada privada es de 250 euros por grupo, pero si sois más de 6 personas puede que tengas que pagar una tarifa adicional.

Espectáculo nocturno en el Castillo de Praga

Una de las opciones más impactantes es asistir a un espectáculo nocturno en el Castillo de Praga. Durante la visita, podrás disfrutar de una exposición de arte, un concierto de música clásica y un espectáculo de luz y sonido. La duración total del espectáculo es de unas 2 horas. El precio varía en función del día de la semana y la ubicación, pero suele estar alrededor de los 50 euros por persona.

Visita al tesoro del Castilo de Praga

Si eres un amante de la historia y de los objetos antiguos, no te pierdas la visita al tesoro del Castillo de Praga. En esta visita guiada podrás contemplar algunos de los tesoros más preciosos del castillo, como coronas, joyas y objetos de oro y plata. La visita tiene una duración de aproximadamente 1 hora y el precio es de 30 euros por persona.

Eventos y celebraciones en el Castillo de Praga

Si estás planeando visitar el Castillo de Praga, te recomendamos que reserves un tiempo para disfrutar de los eventos y festivales de la zona. Aquí te dejamos algunos de los más destacados:

El Mercado de Navidad en el Castillo de Praga

Durante la Navidad, el Castillo de Praga se convierte en un lugar mágico con un mercado lleno de colorido. El ambiente es acogedor y festivo, con actividades y talleres para los más pequeños. Además, podrás disfrutar de la gastronomía local y degustar el famoso vino caliente.

El Festival Internacional de Música de Verano

En verano, el Castillo de Praga alberga uno de los festivales de música más importantes del mundo. Con varios conciertos al aire libre de diferentes géneros y estilos, desde música clásica hasta jazz o world music.

El Festival de Luces

El Festival de Luces es uno de los eventos más populares del Castillo de Praga. Durante varios días, el castillo se ilumina con proyecciones de luz y efectos especiales. Es un espectáculo visual impresionante que no te puedes perder si visitas el castillo en otoño.

Recuerda que la oferta de eventos en el Castillo de Praga es variada y cambia a lo largo del año. Te recomendamos que consultes en línea las fechas y horarios de los distintos eventos con antelación para que no te pierdas ninguno. ¡Disfruta de la magia del Castillo de Praga!

Alrededores del Castillo de Praga

Lugares de interés

Mala Strana

Mala Strana es uno de los barrios más antiguos y pintorescos que podrás visitar cerca del Castillo de Praga. A pocos pasos de la entrada principal del recinto, podrás disfrutar de sus calles empedradas y terrazas con vistas al río Moldava. Además de esto, no puedes perderte la Iglesia de San Nicolás y su llamativa cúpula verde.

El Puente de Carlos

Aunque no se encuentra exactamente en los alrededores del castillo, El puente de Carlos es uno de los sitios turísticos más visitados de Praga y se encuentra a unos 15 minutos caminando. Este puente gótico es una de las postales de la ciudad y es el lugar perfecto para disfrutar del ambiente bohemio de Praga mientras observas el río y la vista hacia el Castillo.

El Barrio Judío

El Barrio Judío es uno de los más interesantes del centro histórico de la ciudad de Praga y está ubicado a pocos minutos caminando del Castillo de Praga. Se destaca por su belleza arquitectónica, sus antiguas sinagogas, su cementerio y museos. Puedes pasar una tarde completa conociendo todas sus calles y sus rincones llenos de historia.

La Torre Petřín

La Torre Petřín es un mirador que ofrece una vista panorámica de la ciudad de Praga y se encuentra en una colina cerca del Castillo. Para llegar a ella tendrás que subir una pequeña cuesta o, si lo prefieres, puedes tomar el funicular. Es un lugar perfecto para disfrutar del atardecer y ver cómo los colores del cielo cambian sobre la ciudad a medida que cae la noche.

Alojarse cerca del Castillo de Praga

Si estás planeando una visita al increíble Castillo de Praga, es importante que tengas en cuenta las opciones de alojamiento cercanas. Aquí te presentamos algunas opciones de hoteles y hostales para que puedas elegir según tus preferencias y presupuesto. Si quieres estar cerca del castillo, la mejor opción es alojarte en el barrio de Hradčany.

Aquí hay varios hoteles que están a poca distancia del castillo y a precios accesibles. Uno de los más populares es el Hotel Golden Star, que ofrece habitaciones con vistas espectaculares al castillo.

Si prefieres un hostal, el Hostel Mango es una buena opción, ya que está en pleno centro histórico y a solo unos minutos a pie del castillo. Si buscas una opción más económica, puedes alojarte en el barrio de Malá Strana, que también está cerca del castillo. Aquí hay muchos hostales y pequeños hoteles con precios asequibles.

Por ejemplo, el Hotel Augustus et Otto es una buena opción, ya que está a solo 10 minutos a pie del castillo y ofrece habitaciones cómodas a precios económicos. Si buscas una opción más lujosa, el barrio de Stare Mesto es una buena alternativa.

Aquí encontrarás varios hoteles de alta gama, como el Grand Hotel Bohemia, con una ubicación privilegiada en el corazón del casco histórico y a pocos minutos del castillo. También hay opciones de hoteles boutique, como el Hotel Maximilian, que ofrece un ambiente elegante y acogedor.

Recuerda que es importante reservar tu alojamiento con anticipación, especialmente si viajas durante la temporada alta de turismo en Praga.

Restaurantes cerca del Castillo de Praga

En esta zona de la ciudad, encontrarás una gran variedad de restaurantes que ofrecen opciones para todos los gustos y presupuestos. Si buscas algo asequible, te recomendamos el Restaurante U Malého Glena, donde podrás disfrutar de comida típica checa a precios razonables.

Otro restaurante recomendado es la Trattoria Cicala, donde sirven deliciosas pizzas y pasta al estilo italiano. Si prefieres algo de mayor calidad, te sugerimos el restaurante Terasa U Zlaté Studne, donde la vista es tan impresionante como la comida.

Si te apetece algo más exótico, el Asian Temple es una excelente opción para probar auténtica cocina asiática. En general, los restaurantes cercanos al Castillo de Praga tienen precios un poco más elevados debido a la proximidad de la atracción turística. Sin embargo, vale la pena pagar un poco más por la comodidad y la calidad de la comida.

Contenido relacionado

¿Qué te ha parecido este artículo?