Qué ver y visitar en Viena?
que-ver-en-viena.jpg

El arte gótico y romano convergen en una capital que reúne lujo, religión católica y música por excelencia. A lo largo de su historia, Viena se ha convertido en uno de los principales centros culturales de Europa. La ciudad ha visto un gran desarrollo filosófico y político al ser cuna de importantes pensadores y eventos para el mundo occidental.

Viena Noche

Desde una visita a sus teatros hasta un paseo por sus áreas verdes. Desde el Glühwein (vino caliente) hasta la tarta Sacher, Viena te encantará. Cuando pienses en visitar grandes ciudades de Europa, definitivamente, la capital de Austria debe ser un destino imprescindible por su gran valor en Patrimonio de la Humanidad y su historia en el continente. ¿Qué esperas para ver de cerca al famoso y majestuoso Danubio?

Tarta Sacher

Turismo en Viena

  • Entre las facilidades que ofrece Viena a sus visitantes están los permisos para ingresar al país. Al respecto, no necesitas de ningún tipo de visa, permiso de residencia o trabajo para ingresar como turista. Eso sí, si quieres quedarte más de tres meses en Austria, sí necesitarás solicitar documentación que te proporcione legalidad respecto a tu situación.

  • Para visitar Viena tampoco necesitarás colocarte una vacuna especial. De hecho, Austria es uno de los países con mejores servicios públicos del mundo y hay muchas enfermedades erradicadas hace tiempo. Sin embargo, en cualquier viaje que vayas a hacer siempre es recomendable adquirir un seguro de viajes internacional.

  • Por otra parte, el clima de Austria es continental, lo que quiere decir que los inviernos son bastantes helados mientras que los veranos son muy calurosos. Puedes comprobar la previsión meteorológica aquí. Considerando esto, la primavera y el verano son las mejores épocas para visitar Viena; es decir, entre los meses de abril y octubre como fechas tentativas. No obstante, si te encanta la nieve, ¿por qué no viajar a Viena durante las festividades?

  • A la par de la estación, es importante que revises si viajas en temporada alta o baja, pues esto incide directamente en el precio final de los billetes y hoteles. Como recomendación, tener esto en cuenta puede reducir bastante tu presupuesto si los reservas con antelación o aprovechas los descuentos de las temporadas bajas.

Centro de Viena

Vivir la experiencia de visitar Viena

Transporte fácil y rápido

El centro histórico de la ciudad abarca poco menos de 3 kilómetros cuadrados; por ello, te recomendamos que lo recorras caminando y usando el transporte público. Cada sitio turístico se encuentra a poca distancia y no te será muy difícil encontrarlos de esta manera. Pero además, podrás conocer más a fondo cómo es su gente en su día a día.

Transporte en Viena

En cuanto a la movilidad, los diferentes medios de transporte público serán tus aliados para acceder a los lugares más alejados del centro histórico. En este sentido, el metro y el tranvía son las mejores opciones porque conectan toda la red de Viena. Como toque mágico, Viena conserva su reputación de cuna de las artes e incluye un paseo en carruaje con caballos. Esta experiencia al aire libre, estamos seguros, será memorable.

El pase de ciudad (City Pass)

Te sugerimos adquirir el Vienna PASS para que tengas una experiencia completa para tener acceso a más de 60 atracciones, te permitirá disfrutar de museos, edificios emblemáticos y visitas guiadas.

Deliciosa gastronomía

Bajo estos mismos términos, déjate llevar por los sabores variados que integra la gastronomía austriaca. Con influencia balcánica, italiana, bávara y judía, probar una delicia austriaca es saborear la historia en un bocado.

Desde quesos protegidos por la denominación de origen (DOP) hasta dulces de hojaldre y frutas en almíbar, la elegancia de la sociedad de Viena muestra sus mejores cualidades. De la comida que conforta, definitivamente debes probar el Gulash, la Rindsuppe y el Tafelspitz, todos estos son preparados de carne con vegetales.

Gulash de Viena

Dependiendo del área que visites, habrá más influencias húngara, bávara o suiza, pero un café para la tarde o una cerveza austriaca para terminar el día son altamente recomendables. Si hay motivos de celebración, ¿por qué no incluso pedir un vino Heuriger?

La ciudad cuyo nombre significa “cima” en gaélico ha vivido gran cantidad de procesos de ocupación desde su primer asentamiento celta.

Qué ver en Viena?

Recorrer Viena es vivir intensamente el arte en distintas expresiones, apasionarse con la vida de los variados artistas famosos y viajar a través del tiempo. Esta ruta que te proponemos está pensada para que puedas ver el máximo de la ciudad en una visita express día. Igualmente, hay suficiente para ver durante tres días si te lo tomas con más calma. Te recomendamos una estancia de al menos tres días con posibilidad de extenderla un poco más. Allá vamos!

Mapa de los lugares turísticos de Viena

Catedral St. Stephan

El recorrido para disfrutar de todo lo que ver en Viena inicia en su centro histórico. Después de tomar un café y comer un dulce ligero o una empanada de carne, busca un colorido tejado con torres, cúpulas y un campanario. Esta construcción constituye una de las más icónicas y reconocibles de la ciudad y su visita es gratuita. Esto último cambiaría si decides pedir un guía turístico en el lugar y subir a la torre de la iglesia. Aunque tengas que subir más de 300 escalones, la vista es panorámica de Viena es insuperable y el precio valdrá la pena.

Catedral de San Esteban
Interior de la Catedral de San Esteban

Calle Kärntnerstrasse

Continúa la ruta caminando por la famosa calle Kärntnerstrasse. Esta es la principal zona comercial de la ciudad con gran cantidad de tiendas y edificios de estilo barroco. Aquí podrás tener una merienda a media mañana o comprar souvenirs de la ciudad. Si quieres hacer más compras te recomendamos visitar la calle al finalizar el día. Así, podrás ir directo al hotel después del shopping y no tendrás que recorrer Viena con gran cantidad de bolsas encima.

Centro de Viena

Ópera estatal de Viena

En la misma dirección peatonal encontrarás un edificio con un estilo más moderno, identificarás la majestuosa Ópera de Viena por su par de estatuas en el tejado. La gran cantidad de ventanales y el tamaño del edificio te indicarán que estás a punto de entrar en uno de los escenarios más importantes del mundo.

La entrada al hall es gratuita y podrás apreciar la decoración y la gran escalinata. No obstante, tendrás una experiencia más completa si pagas la visita guiada o entras a ver un espectáculo. Si compras las entradas que se venden a pocos minutos antes de que las obras se presenten, puedes conseguir precios más bajos; aunque tengas que verlos de pie.

Ópera de Viena

Centro político de Viena

Cuando salgas del teatro de ópera, dirígete a la avenida Rinstrasse para seguir conociendo la vida comercial y cultural del casco histórico de Viena. En la misma zona podrás visitar el parlamento, el ayuntamiento y el palacio de la bolsa. Mientras que la primera estructura tiene una arquitectura clásica griega, la segunda tiene una influencia neogótica y la tercera un estilo neoclásico. Sabiendo esto, podrás vivir en primera persona la transformación histórica y cultural que ha tenido Viena como una de las ciudades más antiguas de Europa.

Ayuntamiento de Viena

Palacio de Hofburg

Al final de la avenida Rinstrasse, el palacio de Hofburg aparecerá a la vista. De murallas blancas y un edificio más bien extendido en ventanales, una única cúpula color aguamarina te indicará que esta en una residencia imperial.

Palacio de Hofburg

En su interior encontrarás varios atractivos, pues el palacio tiene varias exhibiciones abiertas, además de las áreas de uso común. Los departamentos imperiales te darán un pequeño vistazo de cómo vivía la monarquía austrohúngara. Aquí encontrarás el vestíbulo de la Capilla con recuerdos de bodas; el museo de la famosa emperatriz Sissi con sus objetos personales y una colección de plata imperial.

Palacio de Hofburg de Viena

La visita también incluye 21 salas que conforman la Cámara del tesoro del patrimonio de la monarquía Habsburgo, las galerías de retratos y mobiliario y el patio. Para descubrir más a fondo la cultura austriaca, te recomendamos participar en en las visitas guiadas en este palacio.

Interior del Palacio de Hofburg de Viena

Cripta imperial

En el interior de la Iglesia de los Capuchinos, caracterizada por su fachada marrón y tamaño pequeño, encontrarás la cripta de la monarquía austrohúngara. Las tumbas tienen gran cantidad de detalles y esculturas en un camino subterráneo en el que te contarán la historia de estos personajes históricos.

Cripta imperial de Viena

Museos de Viena

Museo Albertina

También en el centro histórico, una de las principales cosas que ver en Viena es el museo Albertina, con una de las colecciones de arte más grandes del mundo. Podrás reconocerlo por la estatua a caballo y el pasillo techado que se encuentran a un lado.

Museo Albertina

Museo de Historia Natural

Cerca de la avenida Rinstrasse, la ruta turística de Viena continúa con el museo de Historia Natural. Con una de las colecciones más grandes con más de 25 millones de objetos, el espacio fue fundado hace más de 250 años. Entre sus piezas más destacadas está la famosa venus de Willendorf.

Museo de Historia Natural

Museo de Historia del arte

A la par de la colección anterior, el museo de Historia del arte cuenta con uno de los patrimonios artísticos más grandes del mundo. Conoce el arte del mundo antiguo en Egipto y Roma y haz un paseo por la época renacentista y barroca con Rafael y Velázquez, respectivamente.

Museo de Historia del Arte

Para entrar a los museos, deberás pagar entrada; el precio será mayor si haces una visita guiada. Considera estos gastos dentro de tus viáticos de viaje pues las explicaciones del guía valen mucho la pena. Igualmente, las fachadas de influencia gótica no te dejarán decepcionado.

Palacio Schönbrunn

Como parte de la ruta de que hacer en Viena. En la mañana, disfruta de un desayuno o una merienda vespertina en alguno de los pintorescos restaurantes y cafés austriacos. Del otro lado de la ciudad, visita el palacio Schönbrunn y sus mágicos jardines. Al igual que el palacio de Hofburg, esta es una de las residencias de los Habsburgo, pero en la época invernal.

Palacio Schönbrunn

Por su majestuosidad y su valor cultural, este conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Este es uno de los lugares que hay que ver Viena y no dejarlo pasar por alto. Nuestra recomendación inviertas en este alucinante tour.

Desde su glorieta con vista panorámica de Viena, también podrás apreciar los laberintos y el jardín del lugar que se conoce como el Versalles vienés. Una vez en su interior, es fácil apreciar los artes rococó y barroco de Austria.

Palacio Schönbrunn

En su interior, los lujos, el dorado y las salas recargadas de detalles abundan para contar la historia de la majestuosidad del imperio austrohúngaro. ¡No te lo puedes perder! Solo asegúrate de no perderte entre sus más de 1.700 metros cuadrados para poder encontrar la capilla y la escalera azul del palacio. Estas son las únicas partes de la construcción original que se conservan en la actualidad.

También en el palacio Schönbrunn puedes recorrer el zoológico más antiguo de Europa. Este es uno de los recintos para animales con más altos estándares porque trata de recrear al completo el hábitat natural de la fauna. El zoológico de Viena cuenta con una casa de selva tropical, un invernadero, un sendero natural para personas y un invernadero con plantas del desierto.

Palacio Schönbrunn de Viena

Palacio Belvedere

Dirígete a la calle Prinz Eugen Strasse a la que puedes acceder en tranvía o metro para continuar la ruta con el palacio Belvedere. Con techos verde y una gran fuente en su entrada, el palacio alberga los artes medieval, barroco y austríaco en su interior. Además de recorrer varios salones y galerías imperiales de la residencia veraniega del príncipe Eugenio de Saboya, aquí podrás visitar dos museos y una galería de arte.

Palacio Belvedere

Parque Prater

Una de las actividades más divertidas que hay que hacer Viena es visitar el primer parque de atracciones del continente. Aquí podrás subirte a la noria, que es ícono de la ciudad, varias montañas rusas y visitar uno de los museos de cera de Madame Tussauds.

Parque Prater

¿Qué esperas para hacer turismo en Viena? Te aseguramos que aún hay más que ver en Viena en 3 dias!

Tours recomendados en Viena