Bodega cerca de Lisboa

Bodegas en Lisboa

Lisboa es una de las capitales más antiguas de Europa, y como muchas otras ciudades abiertas al mar, puerta de entrada del saber y la cultura de otros continentes. Un conocimiento que ha conseguido plasmar en el carácter de sus gentes, su arquitectura, su gastronomía; brillando con luz propia y despuntando entre otros muchos destinos turísticos.

Pero la ciudad portuguesa atesora muchos otros atractivos quizás menos conocidos pero muy interesantes, como el enoturismo.

Lisboa está rodeada de paisajes excepcionales. A muy pocos kilómetros del corazón de la capital, cerca del litoral atlántico, crece una estrecha región de viñedos de más de diez mil hectáreas con, nada más y nada menos, nueve Denominaciones de Origen que certifican la calidad de sus vinos y los encumbran entre los mejores del país. Destacados por su sabor y carácter únicos e irrepetibles, gracias a la influencia que el océano vierte sobre ellos.

Alenquer, Arruda, Bucelas, Carcavelos, Colares, Encostas d'Aire, Lourinhã, Obidos y Torres Vedras. Localidades con sus singularidades y matices, con sus variedades de uvas autóctonas y casi extintas, cultivadas por unos dos mil viticultores capaces de producir más de seiscientos millones de litros de vino al año tras los muros de sus bodegas y en las que dan la bienvenida al visitante ofreciéndoles la posibilidad de adentrarse y apreciar la labor de uno de los activos económicos más relevantes de la zona.

En este post os hablamos de cinco de las mejores bodegas que podéis encontrar cerca de la capital lusa y en las que podréis gozar de múltiples experiencias enoturísticas que sin duda representarán otro modo de conocer Lisboa.

Las cinco mejores bodegas cerca de Lisboa

En esta breve selección hemos querido aunar calidad, tradición, oferta turística y paisaje. Es por ello que creemos que las bodegas que os presentamos a continuación son cinco de las mejores que ver Lisboa.

Bodega Quinta da Chocapalha

Situada a menos de una hora de la ciudad, en Aldeia Galega (Alenquer), la Quinta da Chocapalha es una de las bodegas con más solera de la región; pues se tiene conocimiento de que ya en el s. XVI, sus excelentes vinos acaparaban gran prestigio.

Hasta inicios de los ochenta, formó parte de las posesiones de la familia Duff, ilustres nobles escoceses que finalmente la vendieron a Alice y Paulo Tavares da Silva, sus actuales propietarios.

Esta pareja invirtió en la reestructuración y replantación de las cuarenta y cinco hectáreas de viñedos de la Quinta, esbozando un proyecto de futuro sustentado en la sinergia entre innovación y tradición que les permitiera elaborar vinos con el máximo prestigio y calidad; esperando hasta la vendimia de dos mil para ofrecerlos al mundo; momento en el que los viñedos alcanzaron la madurez deseada.

Para esta familia la agricultura es mucho más que su sustento económico. La entienden como una actividad de gran nobleza y arraigo. Y es de este mismo modo como entienden el enoturismo. Como una forma de mostrar quienes son, contar su historia y mostrar el entorno en el que se desenvuelven. Compartiendo con el visitante una cata, un aperitivo o una comida; compartiendo un vino entre amigos.

Si deseáis conocer a que saben la naturaleza y la cultura, no dejéis de reservar vuestra experiencia en Quinta da Chocapalha.

Viñedo en Alenquer, Lisboa.
Contacto

Bodega Quinta do Gradil

Cerca de las montañas de Montejuno, a cincuenta kilómetros hacia el norte de Lisboa, encontramos la Quinta do Gradil; una de las propiedades que en su día perteneció al Marqués de Pombal, quien la adquirió en mil setecientos sesenta para fundar la Companhia das Vinhas do Alto Douro.

De tradición vitivinícola ancestral, esta antigua bodega de Cadaval fue adquirida a finales de mil novecientos noventa por la familia Vieira, quienes con su buen hacer la situaron como una de las de mayor producción y calidad del país. Sus vinos son referente en las mesas de los mejores restaurantes del Barrio de Alfama y el Barrio Alto, en la capital.

Esta impresionante propiedad circundada por enmudecedoras extensiones de campo, cuenta con una capilla y una zona agrícola de doscientas hectáreas de viñedos y frutales que se presentan como enclave idílico para cualquier evento o celebración.

Y es así como lo ofrecen al visitante, como el mejor marco en el que gozar de una experiencia de día completa, incluyendo la pertinente visita a sus instalaciones, un recorrido por la finca a través de una sesión ludico-educativa y finalizando con una cena formal. Todo ello por supuesto, acompañado de la degustación de sus mejores vinos.

Para poder disfrutar de este espectacular plan es imprescindible ponerse en contacto con la bodega con bastante antelación, ya que las actividades enoturísticas están sujetas a aforo limitado para poder ofrecer un trato familiar y de calidad.

Viñedo en la Quinta do Gradil en Cadaval, Lisboa.
Contacto

Bodega Quinta do Sanguinhal

Erigida en mil novecientos veinte y seis por Abel Pereira da Fonseca, la Companhia Agrícola do Sanguinhal dirige la explotación de tres Quintas dentro de la Denominación de Origen Óbidos y la IG Lisboa Sôttal branco Leve, entre las que sin duda destaca la Quinta do Sanguinhal; la cual representa los vinos más prestigiosos de esta empresa familiar que ya alcanza la novena generación.

Siempre empeñados en mejorar y ofrecer lo mejor de sí, los Fonseca han querido dar respuesta al creciente interés del público por el enoturismo, invirtiendo gran parte de sus recursos económicos y humanos para crear un proyecto único que les permitiera aprovechar el enorme potencial de sus instalaciones y el bagaje adquirido a lo largo de los años en el campo de la viticultura.

Es así como presentan un programa de visitas y degustaciones que recorre los más de cien años de historia y tradición a través del descubrimiento y la experimentación, dando a conocer un patrimonio único y una tierra capaz de engendrar los vinos con mayor personalidad de Portugal.

Añadir que esta mirada pretérita incluye el poder contemplar una de las destilerías y de las prensas más antiguas de la península. Así como señalar, que del mismo modo que las bodegas anteriormente citadas, para visitar la Quinta do Sanguinhal es imprescindible reservar cita con antelación.

Barricas de vino.
Contacto

Bodega Regional de Colares Winery

A tan solo cuarenta y cinco minutos de Lisboa encontramos la región de Colares y la espectacular Sintra, una de las ciudades portuguesas más bellas; conocida por sus valles y bosques, los que parecen haber sido concebidos como auténticos balcones al Atlántico.

No es de extrañar pues, que esta majestuosa localidad con Denominación de Origen (Colares), alberge algunos de los viñedos más prestigiosos del país.

Entre ellos destacan los de las fincas pertenecientes a la Regional de Colares, una de las cooperativas viticultoras lusas más antiguas.

Fundada en mil novecientos treinta y uno, esta bodega elabora sus vinos bajo el imperativo de métodos de cultivo únicos y tradicionales y el respeto a las atípicas características del territorio; posibilitando el cultivo de la uva en un suelo poco propicio y arenoso y obteniendo así vinos de matices inusuales.

Una labor apasionada que en la cooperativa de Colares quieren compartir con el visitante, ofreciendo experiencias guiadas de la mano de sus enólogos, catas y almuerzos en los que se maridan sus caldos con los productos regionales.

Una experiencia que nos permite conocer Lisboa a través de los sentidos.

Bodega en Lisboa.
Contacto

Bodega Mâe Sociedade Agrícola

También en la zona norte de Lisboa, en el municipio de Torres Vedras, encontramos la “AdegaMâe” (bodega madre).

Nacida de la pasión que la familia Alves (Grupo Riberalves) siente por el vino, esta extraordinaria finca de cuarenta hectáreas enmarcada en el paisaje e inaugurada en el año dos mil doce, se erige como un homenaje a la matriarca familiar; al mismo tiempo que se perfila como un templo de culto a la viticultura.

Referente en la región, por una producción de calidad, la arquitectura de su infraestructura y sus servicios, “AdegaMâe” cuenta con los medios de producción más innovadores, revolucionarios y sostenibles, consiguiendo elaborar una completa gama de vinos nobles, de origen; fuertemente influenciados por el temperamento del Atlántico y su calcárea orografía, y que sin duda no dejan indiferente.

Exigentes a la hora de producir y comercializar sus productos, mantienen este nivel de calidad en todos los servicios enoturísticos que ofrecen; empeñados en acercar la tradición y el origen de sus cultivos a todo aquel que quiera conocer de cerca su labor.

Es así como, de la mano de sus reputados enólogos, elaboran diversos programas de actividades de temporada entre las que figuran las degustaciones de vinos, las visitas guiadas a las instalaciones, los talleres de vino, las degustaciones de productos regionales, los cursos de enología y las fascinantes rutas que dan a conocer otras zonas vitivinícolas. Un sinfín de experiencias sujetas como siempre a cita previa y disponibilidad.

Viñedos de la Bodega Mâe Sociedade Agrícola
Contacto

Actividades relacionadas

Relacionado