Restaurantes en Carcasona
Puente viejo de Carcasona

Carcasona cuenta con un gran número de establecimientos en los que deleitarse con especialidades de la célebre gastronomía francesa como crepes, “galettes” (crepes salados), quesos con denominación de origen… y por supuesto, poder catar el plato estrella de la localidad, el “cassoulet”. Un contundente potaje, primo-hermano de nuestra fabada asturiana, elaborado a base de alubias y el cual incluye delicados mordiscos de confit de pato, tocino y salchichas (por supuesto, de Toulouse).

La gran mayoría de estos restaurantes se encuentran distribuidos en las dos grandes zonas turísticas de la ciudad; “La Cité”, nombre con el que se conoce a la antigua ciudadela medieval y la Bastide de Saint-Louis, corazón histórico de la nueva Carcasona.

Gastronomía en “La Cité”

A pesar de sus reducidas dimensiones, son muchas las braserías, bistrós y creperías que se dan cita tras las murallas de la ciudadela medieval, sin duda el principal atractivo turístico de esta bella localidad situada en la región del Languedoc, en el sur de Francia.

Sus cartas y menús rinden tributo a recetarios tan tradicionales como los de Auguste Escoffier, Paul Bocuse o Michel Bras, creadores e impulsores de la prestigiosa nouvelle cuisine” y por supuesto, todos ellos incluyen el “cassoulet” en su oferta.

Aunque sin duda, el producto local es inmejorable, es necesario andarse con cuidado a la hora de elegir dónde comer en Carcasona, ya que muchos de estos establecimientos han acabado prostituyendo su alma a merced del turismo, ofreciendo platos de dudosa calidad a precios francamente abusivos. Pero desgraciadamente esta es una historia que se repite a diario en todos aquellos lugares con una gran afluencia de visitantes.

Conocedores de ello a continuación, os sugerimos algunos de los que para nosotros, ofrecen mejor relación calidad/precio y poseen mejor referencia.

La Barbacane

Este lujoso restaurante con vistas sobre las murallas de la ciudadela enmarcado dentro del concepto de cocina gastronómica, se presenta como el máximo exponente culinario de “La Cité”.

Decorado con gusto, La Barbacane respeta la esencia medieva del entorno, ofreciendo a sus comensales una sala atemporal en la cual parece no haber transcurrido el tiempo.

Bajo la batuta del chef con estrella, Jérôme Ryon, tanto la carta como el menú que se sirven en este elegante enclave se elaboran basados en el producto local; seleccionando lo mejor que ofrece la naturaleza y presentando una oferta renovada según la temporada. Platos de autor, equilibrados, que permiten reconocer el sabor de cada ingrediente, pero que sorprenden por su potencia y autenticidad.

El precio de los menús oscila entre los 39 y 160 € y por lo que a carta se refiere, podréis comer por un precio en torno a los 40-80 euros por persona.

Plato del restaurante La Barbacane, Carcasona.

Le Bar à Vins

De concepto totalmente opuesto, esta maravillosa taberna con jardín se presenta como un oasis ante los visitantes al complejo medieval. De carácter alegre y desenfadado, Le Bar à Vins no es un restaurante donde sentarse a comer. Su filosofía se basa en ofrecer un ambiente agradable y distendido donde poder gozar de la compañía, la música… mientras tomamos unas tapas o unas tablas con excelentes quesos de la región, acompañadas de una buena copa.

¿El precio de los tentempiés que ofrece su carta? Entre los 6 y los 25 euros, algo más que aceptable teniendo en cuenta que nos encontramos en el corazón turístico de la ciudad.

Botellas decorativas de la taberna Le Bar à Vins, Carcasona.

Au Jardin de la Tour

Situado a los pies de las murallas de "La Cité", este rústico establecimiento es uno de los mejor valorados por los visitantes.

Cocina fusión en un espacio tranquilo que combina la calidez de la sala interior con el romanticismo de su jardín arbolado. Todo un lujo del cual disfrutar durante una veraniega velada en la ciudadela medieval. Ofrece un menú con excelentes platos regionales como el “cassoulet”, el pato o el foie gras, por 22 euros; además de disponer de otros con precios muy adecuados. A la carta podréis comer por unos 35 euros por persona sin pasar hambre, ya que las raciones son abundantes.

No os perdáis el “Magret Entier”. Crujiente y meloso. Vaya, ¡¡en su punto!!

Menú del Au Jardin de la Tour, Carcasona.

Gastronomía fuera de las murallas

Más allá de la antigua ciudadela, Carcasona tiene mucho que ofrecer al viajero. Arquitectura, cultura, entretenimiento y extensas zonas arboladas donde poder pasear y conocer sus raíces, sinergen con todo tipo de cocina en una localidad de apariencia histórica pero alma cosmopolita.

El aroma y los sabores de la región nos salpican y se dispersan por toda la urbe, invitándonos a seguir su rastro, desafiantes, retándonos a descubrir su origen para deleitarnos con una sabrosa recompensa.

Y como si de una gincana se tratara, he aquí nuestros cinco retos, los cuales nos permitirán descubrir el secreto de la seductora gastronomía gala.

Crêperie Le Blé Noir

Sin duda, los crepes y los “galettes” son uno de los bocados clásicos más exportados del recetario franco. Dulces o salados, con carne, pescado, vegetales, frutas, salsas y helados; cualquier ingrediente desea ser envuelto en estas ligeras porciones de masa elaboras tradicionalmente con harina de trigo sarraceno. En Le Blé Noir continúan elaborándolos así.

Situado en el epicentro de la ciudad, en la Bastide de Saint-Louis, este establecimiento da una vuelta al clásico concepto crepe; otorgándoles una apariencia mucho más rompedora con rellenos cosmopolitas y transgresores. Motivo más que suficiente para encumbrar el local en el “top of mine”, tanto de visitantes como de lugareños.
El restaurante ofrece un par de menús a 13,20 y a 23 euros, además de contar con una completa carta en la que figuran propuestas tan suculentas como el “galette Charolise”, elaborado con huevo, chalotas confitadas, carne picada, tomate concassé y por supuesto, queso. Todo un pecado.

Elaboración de crepes en Le Blé Noir.

Brasserie À 4 Temps

Este original espacio de apellido con estrella nace con la intención de hacer accesible a todo el mundo la técnica, la calidad y el servicio de un restaurante gourmet, a través de la fórmula bistró.

Bajo la dirección del reputado Franck Putelat (chef con dos estrellas Michelin), À 4 Temps abre sus puertas en continuo, ofreciendo desayunos, comidas, cenas e incluso tés de la tarde y copas. Cocina gustosa, de proximidad; tratando siempre con respeto el producto occitano a través de cuidadas elaboraciones con sentido.

El establecimiento cuenta con una sala para setenta comensales y una amplia terraza exterior en la que ofrece su carta gastronómica, indicando todo tipo de alérgenos, y una gran selección de vinos, refrescos, copas y espirituosos. Además, sirve un par de menús a 20 y 32 euros y otro infantil a 12 euros. Una opción de nivel a precio asequible.

Surtido de tapas del À 4 Temps, Carcasona.

Bistró Blasco

Urbano, moderno, desenfadado. Bistró Blasco desprende un aire joven y actual, pero sin duda sus fogones albergan mucha historia.

Ubicado en la céntrica Plaza Carnot y rodeado de una gran y ardua competencia, este restaurante no tiene rival.

Aunque el coqueto local es algo pequeño, cuenta con una zona informal frente a la entrada donde poder tomar una copa, además de un amplio comedor cubierto situado en el perímetro interior de la plaza.

Platos tradicionales y especialidades como la cabeza de ternera con salsa gribiche (una emulsión de yema de huevo, aceite y encurtidos) o los “sesos de canut” (que nada tienen que ver con los sesos tal y como los conocemos, sino que se trata de una rica crema de queso fresco a las finas hierbas), nos permiten conocer Francia a bocados en uno de los enclaves más icónicos de Carcasona, la Bastide de Saint-Louis.

Tapas y menús entre 14 y 30 euros y una completa carta donde los caracoles, la lubina a la parilla y la “tarte tatin” se erigen como los imprescindibles de la casa, compitiendo con la magistral versión que ofrecen del “cassoulet”.

Plaza Carnot, lugar donde se encuentra el Bistro Blasco.

La Divine Comédie

Del mismo modo que en la célebre obra de Dante Alighieri, en La Divine Comédie, el comensal está invitado a disfrutar de un momento celestial catando cada una de las especialidades elaboradas en las cocinas de este cercano y ecléctico establecimiento.

Inaugurado en mil novecientos ochenta y cinco tras el éxito que cosechó el primer restaurante situado frente al teatro municipal, el matrimonio Baux decidió abrir este establecimiento y confiarlo a su hijo, el cual ha conseguido posicionarlo entre los más concurridos de la ciudad.

Platos tradicionalmente franceses como el confit de pato o la receta de la región, se entreveran con otros de innegable procedencia ítala pero salpicados por la esencia de los productos autóctonos. Como los “tagliatelle trois fromages” elaborados con queso cantal, chèvre y roquefort, que en platos tan humildes como este enaltecen su calidad.

Ambiente cálido, festivo y familiar para un espacio con filosofía kilómetro cero y espíritu viajero que ofrece a sus visitantes menús y carta a un precio máximo de 40 euros por persona.

Plato de cordero de La Divine Comédie, Carcasona.

Le Jardin en Ville

Un auténtico “concept store” en toda regla. Boutique, galería de exposiciones artísticas, salas para seminarios y reuniones de negocios y por supuesto, restaurante. Atravesar la verja de este camaleónico espacio es abandonar todo tipo de convenciones y dejarse llevar por los sentidos.

Vista, oído, olfato, gusto, tacto… La decoración, la música, la fragancia de las botánicas del jardín, el sabor crujiente de los frutos de su huerta o la ecléctica de los materiales que rodean al comensal. Todo en Le Jardin en Ville se presenta fresco y urbanita, pero sin abandonar el saber hacer de lo tradicional.

El establecimiento cuenta con diversos menús y fórmulas que oscilan entre los 18 y los 45 euros por persona, adaptándose a todo tipo de presupuestos, pero manteniendo como referencia el producto local. Ofreciendo a los visitantes una experiencia de 360º.

Jardín interior de Le Jardin en Ville.

Actividades relacionadas

Relacionado