Los patios de Córdoba
patios de córdoba

"Los patios son el alma de Córdoba". Esta popular frase del poeta Pablo García Baena queda en el pensamiento de todo aquel que pasea por estos coloridos rincones. Repartidos por todo el casco histórico de la antigua capital del califato, los patios son, sin lugar a duda, una seña de identidad de la ciudad, herencia de la cultura islámica y uno de los grandes atractivos que no te puedes olvidar visitar en Córdoba. Aunque es bien sabido que su máximo esplendor tiene lugar en mayo durante la celebración de la Fiesta de los Patios de Córdoba, es posible visitar muchos de ellos durante todo el año. ¿Los conocías? Sigue leyendo y te lo contamos.

Macetas con flores en uno de los aptios.

Algunos de los mejores patios en el mapa

Historia de los patios de Córdoba

Para poder responder a la cuestión del origen del patio cordobés es necesario hacer un gran retroceso en el tiempo. Se dice que en torno al año 3200 a.C surgieron las primeras viviendas con patio en Mesopotamia. Más tarde, civilizaciones griegas, egipcias o romanas adoptaron la costumbre de disponer las casas en torno a un patio central donde se desarrollaba la vida familiar. Por ese motivo, tras su asentamiento en la península trajeron consigo esta pelicular arquitectura.

Así, la principal influencia antigua de los patios de Córdoba procede de la casa romana. La vivienda del conocido imperio tenía como núcleo central el peristilo (patio), adornado con un estanque y juegos de agua. Con la irrupción de los árabes en la Península se produjeron numerosas innovaciones y es que, gracias a su afán por la ornamentación, se embellecieron los patios con azulejos, celosías y suelos empedrados. Además, añadieron los “riat” (arriates) llenos de flores que eran regadas con el agua del pozo o de la fuente.

Foto en blanco y negro de los patios de Córdoba.

Algunos ejemplos de la arquitectura califal son la Casa de la Alberca y el Patio de los Pilares, situados en el conjunto arqueológico de Medina Azahara. Ambas construcciones están presididas por un patio central, sirviendo como guía para épocas posteriores.

Sin embargo, para llegar a lo que hoy se entiende como patio cordobés es necesario pararse en la Edad Moderna. Con la emigración del campo a la ciudad aumentó la demanda de viviendas. La precariedad del momento protagonizada por la población sin recursos dio lugar a la remodelación de palacios desocupados. Así, se aprovecharon estas antiguas residencias dando lugar a las famosas casas de vecinos. Allí, el patio se constituyó como el lugar de reunión de sus habitantes, ya que fue donde se crearon las cocinas, aseos y lavaderos comunes, todos ellos adornados con macetas y árboles frutales.

Tipos de Patios

Cada patio presenta una arquitectura singular, fruto de las diferentes costumbres y tradiciones de las civilizaciones que han pasado por él. Por ese motivo, a pesar de que cada uno tiene su propia personalidad, se ha establecido la siguiente tipología.

  • Patios monumentales y señoriales: Son los relativos a antiguos palacios, lugar de residencia de la aristocracia cordobesa, o señalados como edificios religiosos. Si quieres conocer la estética que caracteriza estos lugares, puedes visitar el Patio de los Naranjos situado en la Mezquita-Catedral, el de la sinagoga o el santuario de la Fuensanta. Sin olvidar el patio señorial más relevante de la provincia: el Palacio de Viana que integra doce patios de estilos arquitectónicos diferentes.
Patio de los Naranjos visto desde el aire.
  • Patios de concurso: Aquí se encuentran todos los que han participado en el popular certamen municipal desde su inicio hasta la actualidad. En este grupo, a su vez, se distinguen dos clases que se corresponden con las modalidades del certamen: patios de arquitectura antigua, construidos hasta la década de los sesenta y que conservan la esencia de la época y, por otro lado, patios de arquitectura moderna o renovada. Estos son de nueva construcción o han sufrido tal intervención que han perdido sus elementos más significativos.
Tejado de una de las casas que dispone de un patio.

El Festival de los Patios de Córdoba

Todo el mundo sabe que mayo es un mes especial en Córdoba. Tras terminar las cruces tiene lugar una de las festividades mas conocidas de la provincia: El Festival de los Patios, considerado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Se trata de un concurso en el que los vecinos abren las puertas de sus casas para que tanto cordobeses como turistas que llegan en esas fechas a la ciudad puedan contemplar la belleza de estos peculiares rincones.

Historia del Festival

Esta tradición está muy arraigada en Córdoba. El concurso fue convocado por primera vez en 1921 por el alcalde Francisco Fernández de Mesa, que estableció tres premios de 100, 75 y 50 pesetas repartidos entre los únicos patios que se inscribieron en esa edición. Ante la escasa respuesta recibida, el Ayuntamiento no volvió a celebrar el concurso hasta 1993 y volvió a interrumpirse con el estallido de la Guerra Civil. No fue hasta los años cincuenta cuando el certamen resurgió y desde entonces, cada primavera en mayo, los Patios de Córdoba se engalanan para los visitantes.

Zonas de los Patios de Córdoba

Venir a conocer los patios cordobeses es una gran oportunidad para perderse por las preciosas calles de la ciudad. La ubicación de estos pequeños paraísos repletos de flores se divide en diferentes barriadas repartidas por todo el centro histórico de la capital. Entre públicos y privados, abren sus puertas un total de 65 patios. A continuación, te mostramos los que sí o sí tienes que visitar:

  • Zona Alcázar Viejo – Judería

El patio situado en la casa número 22 de la calle San Basilio es sin duda uno de los más representativos de toda la ciudad. Personalidades importantes como la Duquesa de Alba o la mismísima Reina Sofia no han podido resistirse a la belleza de este emblemático lugar y, es que, a pesar de las remodelaciones que se han tenido que llevar a cabo, el patio ha conseguido mantener por completo su esencia.

Escalera con flores del patio San Basilio.
  • Zona San Pedro – Santiago

Si quieres disfrutar de primera mano de la inmensidad de un patio cordobés, tienes que acudir a la casa número 3 de la Calle Escañuela. Considerado el segundo más grande que se presenta al concurso, ha recibido muchos galardones a lo largo de los años. Sus macetas de color rojo y las ventanas de verde oscuro crean un hermoso contraste con el blanco de la pared, que causa furor entre sus visitantes.

  • Zona Santa Marina – San Lorenzo

Para rematar este recorrido, te recomendamos que entres al patio de la Calle Marroquíes, 6. A parte de ser el más galardonado del siglo XXI, es un lugar completamente espectacular. Al cruzar su puerta podrás darte cuenta de que no se trata de una única residencia, sino que adosadas en su interior se hallan una serie de viviendas y varios talleres artesanales. Si quieres conocer cómo se vivía antiguamente, este lugar lo representa a la perfección.

Puerta del patio de calle Marroquíes

Visitar los Patios de Córdoba todo el año

Si después de leer lo anterior, te estás preguntando qué ocurre si no puedes visitar los patios durante la fecha del Festival, aquí viene la respuesta.

Es cierto que durante el mes de mayo los patios se adornan con sus mejores galas, pero fuera de las dos semanas del concurso también puede ser un buen momento para adentrarte en ellos. La saturación del público desaparece y solo queda la magia que desprenden las sobrias paredes blancas decoradas con macetas de un sinfín de flores de colores. Por tanto, si decides venir en cualquier otra temporada, el Palacio de Viana es muy de las mejores opciones. En el barrio de Santa Marina, concretamente en la Plaza de Don Gome se levanta esta majestuosa casa señorial, cuyas dependencias se desarrollan en torno a doce magníficos patios y un jardín francés. Puedes elegir visitar únicamente los patios o aprovechar y recorrer los cinco siglos de historia que se esconden tras sus muros.

Patio interior del Palacio de Viana.

Horario para visitar los Patios de Córdoba

Como ya te hemos comentado, puedes visitar los patios durante todo el año. Sin embargo, si decides hacerlo durante del Festival de los Patios de Córdoba deberás tener en cuenta el siguiente horario:

  • Horario de mañana: 11: 00 a 14:00 horas.
  • Horario de tarde: 18: 00 a 22: 00 horas.

El horario de tarde termina a las 22:00 debido a las altas temperaturas que alcanza la ciudad en esa época del año. Sin embargo, te recomendamos que disfrutes de los patios cordobeses con la luz del día. De esta manera podrás apreciar todo el esplendor de las flores y el estilo arquitectónico del lugar. Además recalcar que a entrada es totalmente gratuita.

Cómo llegar a los patios de Córdoba

Si decides ir en coche puedes encontrar varios aparcamientos que quedan cerca de las zonas donde se encuentran los patios. Junto a la zona de la Mezquita-Catedral se sitúa el parking del Paseo de la Victoria. También está el parking de la calle Doctor Fleming o puedes dejar el coche de manera gratuita en los alrededores de la Torre de la Calahorra.

Si prefieres olvidarte de la preocupación que es no encontrar aparcamiento puedes optar por coger el transporte público. Cerca de la estación de tren, concretamente en Ronda de los Tejares, puedes coger diferentes líneas de autobuses (2,6,9) y bajarte en la parada de Puerta Sevilla. Así, solo tendrás que andar un par de minutos hasta llegar a la calle San Basilio y comenzar tu ruta por los maravillosos patios cordobeses.

Artículos relacionados