El Palacio de Viana
Portada del Palacio de Viana

En el barrio de Santa Marina, escondido en la plaza de Don Gome, se encuentra una de las residencias más conocidas de Córdoba: El Palacio de Viana. Construida en el siglo XV, esta casa señorial ha acogido a numerosos títulos nobiliarios que, con el paso de los años, la han convertido en uno de los conjuntos histórico-artísticos más destacados de la provincia. Con más de 6000 metros cuadrados, sus doce patios, el jardín y el interior del palacio muestran la evolución de estilos arquitectónicos, artes decorativas y ambientes de la más alta aristocracia cordobesa. ¿Preparado para recorrer cinco siglos de historia al cruzar sus puertas?

Patio interior del Palacio de Viana.

Un poco de historia

La historia del Palacio se remonta a 1490, año en el que aparece la primera mención en un documento. Su primer propietario fue D. Gómez de Figueroa y Córdoba, señor de Villaseca. Esta saga familiar fue la encargada de realizar grandes modificaciones y transformaciones, convirtiendo la primeriza casa medieval en un palacio renacentista a finales del siglo XX.

La casa se mantuvo en poder de los Villaseca hasta que la última propietaria tomó matrimonio con D.Teobaldo de Saavedra, quien en 1875 recibió de manos de Alfonso XII el título de primer marqués de Viana. Su principal deseo era hacer del palacio una casa-museo por lo que adquirió valiosas colecciones de azulejos y cueros que todavía se encuentran en la residencia.

Tras la muerte del III marqués de Viana, el edificio fue adquirido por la Caja Provincial de Córdoba que, tras reacondicionar el espacio, lo abrió al público en 1981. Ese mismo año fue declarado Monumento Histórico Artístico nacional y tres años más tarde Jardín Histórico.

Hoy día, la Fundación Cajasur es la responsable de su gestión, convirtiéndolo no solo en un recurso turístico y patrimonial, sino también en un elemento de dinamización cultural de la antigua capital del califato.

Salón del Palacio de Viana.

Los patios

En Córdoba patios hay muchos, pero todo el mundo sabe que como los de Viana ninguno. Tras las sobrias paredes blancas, se esconde la mayor representación histórica de la tradición romana y árabe donde el arte sale del marco para materializarse en una experiencia que envuelve a todo el que contempla la belleza de sus muros.

Descubrir estos rincones supone un paseo a lo largo de cinco siglos de historia. Una historia donde se rinde homenaje a las plantas, a las flores, a la luz y el agua en un espacio marcado por la esencia de la aristocracia cordobesa.

Además, lo que hace especial a este lugar es que en ninguna otra parte de la ciudad vas a poder encontrar 12 patios conectados entre sí como ocurre en Viana. Desde el patio de vecinos de origen medieval, el Patio de los Gatos, conocido por ser el más antiguo de la ciudad, patios de carácter renacentista símbolo de poderío y linaje como el Patio de Recibo y el Patio de las Rejas; el representante del barroco cordobés en el Patio del Archivo; el Patio de la Madama y el Jardín de Viana; el Patio de los Jardineros y el de la Alberca para el uso de los sirvientes; El patio de la Capilla, los herederos del jardín-huerto árabe en el Patio de los Naranjos; los que se dejan ver al exterior, como el Patio de la Cancela; y el habilitado para los usos de un nuevo siglo, el Patio de las Columnas.

Fuente en uno de los patios del Palacio de Viana.

El interior del Palacio

Si los patios no te han dejado ya con la boca abierta, prepárate para lo que alberga el interior del Palacio de los marqueses de Viana. Mientras recorres los salones y habitaciones de esta casa nobiliaria podrás conocer la evolución en las formas de vida y el papel tan relevante que ejercieron las élites de poder durante los años que vivieron en el edificio. Las colecciones artísticas son el reflejo de las costumbres y gustos estéticos de cada época, que se integran a la perfección en el interior de la casa dotando al palacio de una original armonía.

Es importante saber que, a diferencia de los jardines, no está permitido pasear por libre por dentro del palacio, y es que viendo la cantidad de obras de arte que custodia el palacio no es de extrañar. La visita tiene que ser guiada y en grupo y se divide en tres zonas: la recepción, donde la familia alardeaba de su poder a las visitas; la residencial donde vivía la familia y sus invitados y, por último, la de colecciones, considerada un auténtico museo.

Una de las estancias del Palacio de Viana.

Horarios

El Palacio, sus patios y jardín tienen un horario diferente en función de la época del año en la que nos encontremos.

  • En verano, comprendiendo los meses de julio y agosto, el horario es de 09.00 a 15.00 horas de martes a domingo.
  • El horario de invierno comienza el 1 de septiembre y abarca desde las 10.00 hasta las 19.00 horas de martes a sábados, y los domingos de 10.00 a 15.00 horas.

Los lunes permanecerá cerrado en ambas temporadas, y los festivos tendrán un horario especial que habrá que consultar.

Tarifas

El precio de la entrada depende de la visita que quieras realizar. Puedes entrar únicamente a los patios cuyo coste es de 5 euros o hacer una visita combinada que incluya también el interior del palacio por 10 euros. Los miércoles, con tu entrada general y en un horario de 14.00 a 17.00 horas se realizará visitas gratuitas, aunque el palacio tiene un aforo limitado, por lo que te recomendamos que vayas prontos si quieres asegurarte la entrada.

Existen reducciones en las entradas, este es el caso de los grupos reducidos previa solicitud, con un precio de 5 € la entrada general y 3€ los patios. Gratuitamente tienen acceso los titulares de las tarjetas Junta 65 dorada y verde, los menores de 10 años, y las personas con discapacidad.

Cómo llegar

El Palacio se sitúa en la Plaza de Don Gome, número 2. Te recomendamos que si estás visitando el centro de Córdoba llegues hasta él caminando. Una opción es partir desde el Ayuntamiento y bajar por la Calle de San Pablo hasta la Iglesia de San Andrés, donde una calle perpendicular te lleva directamente al Palacio de Viana.

Por otro lado, si quieres coger el transporte público, las líneas de autobús que llegan son: 1,2,4,6,8,13, N y E. No te recomendamos que vayas en transporte privado ya que puedes tener dificultades para aparcar en el centro.

Contacto

Tours y actividades en el Palacio de Viana