Zuheros, un tesoro escondido en la campiña cordobesa
Zuheros

Enclavado en el corazón de la provincia de Córdoba, concretamente en el Parque Natural de las Sierras Subbéticas, se encuentra uno de los pueblos con más encanto de toda España. Sus calles estrechas y sinuosas se pierden sobre la campiña creando un espectacular laberinto encalado lleno de mágicos rincones y recoletas plazoletas llenas de flores. Y es que, las pulcras casas blancas situadas a la orilla de un mar verde de olivos crean una estampa fascinante para los sentidos.

¿Todavía no sabes a que pueblo nos referimos? Se trata de Zuheros, un recóndito paraíso para los amantes del turismo rural que ha sido nombrado Bien de Interés Cultural y debes apuntar si o sí en tu lista de sitios que ver en Andalucía.

Descubriendo Zuheros

Este impresionante lugar brinda al visitante un extenso abanico de posibilidades para el goce de los cinco sentidos: Viajar al pasado con su enorme castillo, sentir la esencia andalusí en las decoraciones florales que adornan los rincones del casco antiguo, dar un paseo subterráneo por el interior de una cueva, disfrutar de la tranquilidad de la naturaleza subbética… En definitiva, un sinfín de alternativas para disfrutar de un entorno único y cautivador. ¿Nos acompañas en cada una de ellas?

Lugares de interés

El Castillo

Un enorme risco sirve como el cimiento sobre el que se levanta uno de los puntos más turísticos del municipio. Con una vasta historia a sus espaldas, ha sido lugar de residencia de distintas civilizaciones que habitaron en la campiña cordobesa. Se piensa que su construcción tuvo lugar durante el asentamiento musulmán en el siglo IX. Su posición estratégica lo situaba como punto de encuentro para mercaderes, comerciantes y miembros de la realeza que viajan desde Córdoba, la capital del califato, hasta Granada, la capital del reino nazarí. Años más tarde, con la reconquista castellana la fortaleza pasó a formar parte de la Corona de Castilla que decidieron transformarlo en un Palacio Renacentista. Desgraciadamente, con el paso de tiempo el castillo cayó en el olvido, quedando en ruinas la mayor parte de la construcción. Sin embargo, ya en 1964 comenzaron algunos trabajos de restauración para conservar las torres que vemos hoy en día.

Iberfauna

Los amantes del campo encontrarán en el Centro de Educación Ambiental IberFauna un lugar extraordinario para vivir y sentir la naturaleza en su estado más puro. Recorriendo los caminos que componen el parque podrás conocer las especies autóctonas que habitan en la península ibérica. Divididos en diferentes recintos, los animales cuentan con todas las facilidades para poder desarrollarse de manera salvaje y relacionarse con su entorno. Gatos monteses, imponentes lobos ibéricos y zorros son algunos de los ejemplares que podréis conocer, sin olvidar las majestuosas aves rapaces y otras especies que pueblan el paraje natural.

Pasar un día en familia sumergiéndote en la naturaleza viva y aprendiendo más sobre el entorno que nos rodea es totalmente posible gracias a la visita guiada que ofrece el centro. Esta se compone de distintas actividades para el disfrute de grandes y pequeños entre las que se encuentran un visionado para conocer más detalles acerca de la fauna y flora ibérica, una excursión hasta la granja escuela para interactuar con los animales domésticos, un taller de reciclaje, una caminata por el parque donde se podrán vislumbrar los animales salvajes anteriormente mencionados y por último la zona de rapaces. Todo esto tiene una duración de aproximadamente 1hora y media 2 horas.

Desde Iberfauna Zuheros recomiendan programar la visita con antelación llamando previamente antes de presentarse en el parque ya que el horario se adapta según la época del año y la climatología del momento.

Si después de leer esto estás interesado en pasar un día sintiendo la naturaleza en su máximo esplendor puedes consultar aquí cuáles son las tarifas del centro

Cueva de los Murciélagos

Si te interesa la arqueología no te puedes perder las espectaculares formaciones que se encuentran dentro del Parque Natural de las Sierras Subbéticas. De todas, la más destacada sin lugar a duda es la Cueva de los Murciélagos, declarada Monumento Natural y Bien de Interés Cultural. Su popularidad trasciende fronteras ya que no solo es conocida es España, sino que el valioso yacimiento arqueológico que contiene ha despertado el interés de muchos visitantes procedentes de Europa.

El nombre de este turístico lugar no fue escogido al azar. Y es que, en su interior conviven hasta cuatro especies diferentes de murciélagos. Pero puedes estar tranquilo porque se encuentran en las partes de la cueva que no son accesibles para el público, por lo que si no eres muy fan de este animal no vas a tener problema de encontrártelo como acompañante durante la visita.

La singularidad de la cueva reside en sus características físicas. El recorrido por su interior está compuesto por un descenso de 65 metros, una caminata de 415 metros y un total de 700 escalones que sirven para subir y bajar a las profundidades. La fisionomía del monumento natural es muy variopinta. Su origen se relaciona con una gran brecha y posterior desplome de vastos bloques de piedra. A partir de ahí, el discurrir del agua por los materiales calizos dio lugar a llamativas formaciones kársticas como son la Sala de las Formaciones y la Sala del Órgano.

Además, durante la visita también se pueden apreciar pinturas paleolíticas (caballos, osos, ciervos) y otros vestigios de civilizaciones pasadas como restos humanos y cerámica de almagra.

Por último, desaconsejamos la visita a aquellas personas que padezcan claustrofobia y recordamos que está prohibido acceder con cámaras de foto o vídeo y comer en el interior.

Visitas guiadas al atardecer

La oficina de turismo del municipio organiza durante los meses de verano hasta el 17 de septiembre un recorrido donde puedes pasear por los rincones y callejuelas más pintorescas, así como una visita al recinto que componen la torre y el castillo. Esta tiene lugar los viernes a las 20 horas. Su duración aproximada es de una hora y media donde el visitante puede disfrutar de la bellísima estampa que componen la mezcla de los colores del atardecer junto con el blanco encalado de los caseríos y los tonos tierra de la campiña.

El precio se adapta a las peculiaridades de la mayoría de los bolsillos, siendo únicamente 2,50 euros para los niños de 6 a 12 años y subiendo a 5 euros para adultos y niños mayores de 13 años.

Sintiendo Zuheros

Perderse por las calles de este bello municipio también significa deleitarse con los manjares que componen su gastronomía. Y es que, algunas de sus exquisiteces como el queso de cabra y el aceite de oliva han dado a conocer Zuheros por las cocinas del mundo entero.

De tal importancia son estos productos para el pueblo cordobés que incluso uno de ellos tiene una fiesta propia. Se trata de la Fiesta del Queso, un evento que tiene lugar a finales de septiembre y sirve como punto de encuentro para los más turófilos ¿Te gustaría asistir? Nosotros tenemos clara la respuesta y es un rotundo SÍ. Y es que en las inmediaciones del Castillo de Zuheros se colocan diferentes puestos de quesos de distintas denominaciones, premiados a nivel nacional e incluso internacional. Además, aunque el queso es el protagonista del encuentro también se pueden saborear otras verdaderas maravillas culinarias que fascinan a cualquier paladar.

Sin embargo, si no tienes la suerte de poder visitar Zuheros durante la celebración de la fiesta del queso, queremos recomendarte una serie de restaurantes que te servirán para ponerle la guinda del pastel a un día de turismo redondo:

  • Restaurante Los Palancos: situado al lado del Castillo ofrece unas vistas excepcionales de la subbética cordobesa. Su carta está compuesta por platos donde los productos autóctonos otorgan un extra de sabor que cautiva al paladar más exquisito.
  • Kiosco Bar El Rincón del Paseo: ¿A quién no le apetece una cervecita fresquita con una tapita mientras se descansa después de una agotadora mañana de turisteo? Pues bien, en la terraza del Rincón del Paseo tenéis el sitio perfecto para disfrutar de unas cañas bien frías y un rico picoteo al puro estilo cordobés.
  • Restaurante Zuhayra: sito en el hotel que cuenta con el mismo nombre, está en el corazón del casco histórico de Zuheros. Su carta mantiene la esencia de los productos de la tierra, pero añadiendo un toque vanguardista para los amantes de la cocina moderna.

¿Cómo llegar a Zuheros?

Zuheros se encuentra al sur de la provincia de Córdoba, rodeado de otros municipios como son Cabra, Lucena, Priego y Baena. Su ubicación privilegiada en pleno corazón de Andalucía hace que pueda llegarse a él desde diferentes puntos de la comunidad autónoma con relativa facilidad.

Las vías de acceso por carretera más típicas son la autovía A-45 desde la provincia de Málaga o desde Córdoba y la A-318 desde Sevilla.

Si eres de la propia provincia de Córdoba, hay dos empresas de Autocares (Carrera y Valenzuela) que viajan desde la capital hasta Zuheros.

¿Vas a ser capaz de perderte este rincón mágico situado en el interior de la campiña cordobesa?

Actividades en Zuheros