Rute, un auténtico paraíso gastronómico
Rute

En España los lugares en los que se puede disfrutar de una rica gastronomía abundan. De hecho, uno de los grandes atractivos de la península ibérica es la infinidad de manjares con los que puede deleitarse cualquier visitante: el cachopo asturiano, la paella valenciana, el salmorejo cordobés…Multitud de opciones. Por eso, hoy queremos que conozcas un lugar donde te quedarás absolutamente maravillado con su comida. ¿Quieres saber más sobre este rinconcito andaluz? Sigue leyendo y te lo contamos.

Enclavada en el corazón de Andalucía sobre un mar verde de olivos se encuentra Rute, una localidad cordobesa llena de tradición y sabor. Su ubicación geográfica la posiciona como un enclave único, próximo a cuatro provincias andaluzas con las que hace de frontera (Málaga, Sevilla, Jaén y Granada), y al estar encuadrada dentro del Parque Natural de las Sierras Subbéticas, su paisaje forma una estampa que podría estar sacada de una novela costumbrista.

Panorámica de Rute

El encanto del lugar ya fue bien apreciado por nuestros antepasados musulmanes. Y es que su nombre proviene del vocablo islámico Rut, palabra que significa belleza. Asimismo, no fue esta la única herencia que dejó el pueblo árabe ya que se mantiene la esencia de las decoraciones florares que invaden las pulcras calles encaladas, llegando a esconderse entre ellas algunos de los patios más premiados de Córdoba.

Ubicación

Descubriendo Rute

Este recóndito municipio cordobés atesora en sus tierras un extraordinario patrimonio cultural cargado de historia, que en las últimas décadas ha sido transformado en impresionantes museos gastronómicos donde se continúan produciendo los principales reclamos turísticos del lugar. Y es que es bien sabido que todo aquel que visita Rute se deja cautivar por los exquisitos manjares que ofrece.

Productos gastronómicos de Rute

Todo esto se debe a que en el pueblo se encuentran importantes firmas del sector alimentario que centran constantemente sus esfuerzos en fabricar productos llenos de sabor y sobre todo dulzor. De hecho, Rute es una parada obligatoria en una época obligatoria del año. Seguro que eres capaz de adivinar a cuál nos referimos ¿verdad? Un poco más abajo te lo desvelamos.

Para ir abriéndote el apetito te vamos a hacer una recopilación de los lugares que no te puedes perder durante tu visita.

Rute

Casa museo del jamón

Los amantes de esta delicatessen española tienen que acudir si o si al lugar donde se realiza un amplio homenaje de uno de los alimentos más afamados de España, el jamón ibérico. El museo sirve como vehículo de información de una cultura milenaria que ha sido heredada de generación en generación. Y es que la fama de los jamones de Rute ha transcendido en el tiempo, llegando incluso a aparecer en algunas de las obras escritas por el mismísimo D. Miguel de Cervantes.

En sus instalaciones, la familia Jiménez exponen toda la pasión y respeto que le ha acompañado en la elaboración artesana de un amplio abanico de productos derivados del cerdo durante más de 60 años.

Museo de la chacina

Es cierto que en el museo del jamón puedes disfrutar de un rico embutido, pero lo que vas a encontrar en el museo de la chacina te va a dejar totalmente boquiabierto. ¿Sabías que desde el año 2013 este lugar ha llegado a batir cuatro récords mundiales? Si, como lo lees. Comenzando por el salchichón más largo del mundo ese mismo año, un árbol de navidad de 3 metros de alto decorado con diferentes tipos de chacinas al año siguiente, en 2015 un salchichón de 480 kilos que fue galardonado como el más grande del mundo y, por último, en 2016 el chorizo más grande que llegaba a pesar 120 kilos.

Museo del Azúcar

Los más golosos también pueden encontrar en Rute multitud de lugar donde saciar sus deseos. Uno de ellos es el Museo de Azúcar donde la empresa La Flor de Rute cuenta con más de medio siglo a sus espaldas elaborando dulces artesanales. Abierto de octubre a diciembre, este rinconcito ruteño presenta una retrospectiva sobre el modo de fabricar mantecados y turrones, mostrando al público las antiguas maquinarias y utensilios, junto con las recetas originales de algunos de postres estrella.

Sin embargo, lo que puede que llame más la atención del visitante, sobre todo a los más pequeños son las diferentes salas donde se han creado genuinas obras de arte a base únicamente de azúcar. Rodéate de celebridades como Lola Flores o Michael Jackson, recorre algunos de los lugares más característicos de Andalucía como el Patio de los Leones situado en la Alhambra de Granada o transportarte a otras partes de mundo con el Taj Mahal o el Castillo de Disneyland París.

Museo del Azúcar de Rute

Museo Artesanal del Turrón, Mantecado y Mazapán

Galleros Artesanos es una de las empresas de Rute que, a base de trabajo, constancia y pasión se han pasado el juego en la elaboración de dulces tradicionales navideños. Con más de cincuenta años de historia ha sabido crear la combinación perfecta entre las nuevas tecnologías y la esencia artesana y así lo refleja en su museo. Así que recuerda, no puedes irte de este municipio sin probar cualquiera de sus variedades de turrón ya que durante la visita se ofrecen degustaciones de los productos.

Museo del Anís

Dejando los dulces a un lado por un momento, Rute no solo se consagra como un municipio dedicado a la elaboración de exquisiteces navideñas, sino que desde hace más de cuatrocientos años lleva produciendo en sus tierras uno de los licores más tradicionales. Actualmente, el Anís Machaquito es la bebida espirituosa que tiene su origen en las destilerías ruteñas desde 1860 y durante su recorrido por las instalaciones podréis disfrutar de una extraordinaria cata y conocer el proceso de destilado y embotellado.

Destilería duende en Rute

Rute en Navidad

Si habéis estado pendientes os habréis percatado que la mayoría de los museos únicamente están abiertos durante los meses de octubre, noviembre y diciembre. Esto se debe a que la época del año donde Rute acoge a la mayoría de sus visitantes es durante las fiestas navideñas y los meses previos.

Y es que este municipio cordobés ha hecho de la Navidad una autentica seña de identidad. Su histórica tradición fabricando dulces artesanales con tanto mimo la ha posicionado como un destino fijo para multitud de visitantes antes de que los villancicos y las luces empiecen a inundar las calles. Por eso, año tras año, cada vez son más las personas que marcan su cita anual con Rute en el calendario.

A parte de los museos gastronómicos que te hemos mencionado anteriormente hay otros pasatiempos que no te puedes perder durante tu recorrido por la localidad. Uno de ellos sin lugar a duda es el Belén de Chocolate Gigante. Este puede ser probablemente la atracción turística más demandada de Rute durante la época estival.

Elaborado por Galleros Artesanos, se emplean un total de 1.500 kilos de chocolate que dan a lugar a una estampa muy dulce que no pasa desapercibido por ningún goloso. Tales son las gigantescas dimensiones que se considera el más grande de España e incluso uno de los más grandes del mundo.

Belén durante las navidades en Rute

Por otro lado, situado en el interior del Museo del Turrón, a pocos metros del Belén de Chocolate se encuentra otro Belén bastante peculiar. En este caso, se trata de un Belén de Hielo a tamaño real realizado ni más ni menos que con 1280 kg de bloques de agua congelada.

Tras todo esto, te recomendamos que, si tienes pensado viajar hasta Rute, lo hagas durante los meses previos a Navidad o incluso durante la misma celebración de las fiestas. De esta manera, podrás vivir en primera persona la esencia de un municipio que se viste completamente de gala para ofrecerte un magnifico surtido de delicias que estamos seguros de que terminaran embriagando tu olfato y alegrando tu paladar.

Otros atractivos de Rute

Aunque Rute es un innegable paraíso gastronómico, también cuenta con otro tipo de entretenimientos. Uno de ellos puede ser pasar la tarde conociendo a unos habitantes del pueblo muy especiales. Se trata de los burros que viven en Adebo, la Asociación para la Defensa del Borrico. Estos tiernos animales han acogido en su reversa la visita de un sinfín de celebridades como la Duquesa de Alba, Agatha Ruiz de la Prada, Pedro Almodóvar e incluso la mismísima reina Sofia. Y es que la pasión que pone en este proyecto Pascual Rovira, su fundador y responsable, ha hecho que tanto la asociación como Rute traspasen fronteras y hayan formado parte de multitud de reportajes televisivos en Europa, Asia y hasta cruzando el charco.

Burros en el campo de Rute

Otra opción es hacer una escapada rápida al pueblo vecino, Iznájar. Desde tu llegada a través de la carretera podrás deleitarte con una bella estampa formada por el reflejo de los caseríos encalados sobre las aguas del popularmente conocido mar del interior andaluz. Y es que la gigantesca masa de agua de dulce que da lugar al Pantano de Iznájar es algo digno de visitar. ¿Quién podría imaginarse que Córdoba tendría playa? La verdad que con las altas temperaturas que llegan a alcanzar durante los meses veraniegos, este pintoresco paraje se ha convertido en un verdadero oasis para disfrutar de un chapuzón cuando aprieta el calor. Además, el paisaje que se puede apreciar desde los distintos miradores improvisados que se encuentran repartidos por todo el pueblecito configura un imponente espectáculo para la vista.

Pantano de Iznájar

Por eso, te recomendamos que subas hasta el Castillo, ya que todos los visitantes afirman que es el mejor lugar donde se puede disipar la panorámica más deslumbrante de la comarca. Datado del siglo XV, se levanta sobre la parte más elevada del Barrio de La Villa y es el protagonista de conferirle el nombre al lugar ya que durante la dominación musulmana era conocido como hisn (castillo) al-ashar (alegre).

Los apasionados del turismo activo también pueden encontrar en Rute un pequeño paraíso. Su ubicación en pleno Parque Natural de las Sierras Subbéticas, abrazado por montañas, lo convierte en un reclamo muy demandado para practicar senderismo. Perderse por sus parajes naturales, respirar el aire puro y sentir la naturaleza en su pleno esplendor es un plan de desconexión perfecto. Incluso los más atrevidos pueden probar a recorrer la Garganta del Río de la Hoz, un paraje natural situado próximo a Rute donde la destreza y habilidades del visitante juegan un papel crucial debido a las formaciones de la roca caliza.

Garganta de la Hoz

Por último, no podíamos terminar este post sin recomendarte uno de los mejores alojamientos de todo Rute. Es cierto que, en todo el municipio existen varios hospedajes con vistas al popular pantano de Iznájar, pero como el Rincón de Carmen no hay ninguno. Su patio es uno de los más laureados y es que es absolutamente innegable el mimo con que emplean sus propietarias para hacer de este lugar un autentico remanso de paz para sus visitantes.

Así que, después de leer todas las maravillas que esconde este pequeño pueblo cordobés, ¿a qué estas esperando para perderte por sus calles y degustar su riquísima gastronomía?