¿Qué ver en Brujas? una ciudad de ensueño
Paisaje en Brujas

"La Venecia del norte" o "la ciudad más bonita de Europa", son algunos de los sobrenombres que definen a esta ciudad imprescindible en tu lista de próximos destinos. Esto se debe a que ofrece muchas atracciones para pasar unos días sumergido entre sus imponentes reliquias arquitectónicas, que no por ser antiguas dejan de estar bien conservadas. Esta ciudad parece el escenario de un cuento romántico por su estilo gótico de la Edad Media y aguarda para brindarte una experiencia de ensueño.

Imagen representativa de Brujas, Bélgica

Datos de ubicación y llegada

Brujas se ubica al norte de Bélgica, entre Francia y Países Bajos. Por lo tanto, su ubicación "céntrica" en el continente hace que la llegada sea muy sencilla. Si estás en cualquier otro país miembro de la Unión Europea, podrás acceder fácilmente por carretera, en avión o en tren. Normalmente, estos medios de transporte llegarán del exterior hasta Bruselas, la capital del país. Aunque Brujas tiene su propio aeropuerto y está muy cerca del corazón de la ciudad, no es el principal para las rutas aéreas y los vuelos directos suelen ser más caros y con escalas.

Ya dentro de Bélgica, moverse en tren es muy fácil. El recorrido de la capital hacia Brujas te tomará de 57 minutos a 1 hora con 18 minutos con un coste de alrededor de 20.29 a 31.18 euros.

Si prefieres utilizar un medio de transporte privado, como coche o motocicleta, las autopistas que conducen a la ciudad son gratuitas y una vez en Brujas podrás moverte con facilidad. Es recomendable que la recorras a pie o en bicicleta, debido a que se dice que esta es una "ciudad de andar". Al ser tan bella, seguro te gustará caminar para vivirla de cerca, pues tiene la comodidad de no ser muy grande (138 km2).

¿Qué ver?

Ya que has llegado a la esperada ciudad, prepárate para disfrutar de sus únicos espacios, sonidos, olores y sabores. Prepara tu cámara para capturar los especiales paisajes que te ofrece la experiencia.

Lo recomendable es visitarla en cuatro días, así podrás llevar tu recorrido con calma y disfrutar de las dos versiones: diurna y nocturna, cada una es muy especial. Te presentamos a continuación qué ver en Brujas:

Canales de Brujas

Los canales de Brujas son el motivo que ha hecho que esta ciudad reciba el apodo de "La Venecia del norte", no se te pasarán desapercibidos. Estos cuerpos de agua atraviesan la localidad, así que podrás recorrerlos sobre una balsa y conocer muchos edificios y otras zonas icónicas de Brujas.

La travesía es sumamente bonita (y romántica): veréis patos y cisnes nadando tranquilamente, puentes hechos con el clásico estilo de la ciudad, flores, árboles y un brillante reflejo del sol en el agua.

Recorrido por los canales de Brujas

Rozenhoedkaai

Rozenhoedkaai, o Muelle del Rosario, es de los lugares más bellos para sacar fotografías de la ciudad. En el pasado se vendían rosarios de manera informal y hoy los visitantes se acercan durante su recorrido para capturar la belleza del muelle, el edificio y todo el paisaje en conjunto.

Zona de Rozenhoedkaai

Groenerei

Sin duda compite con el anterior por ser el lugar con más encanto en la ciudad. Los puentecitos y bancas alrededor de esta zona del canal convierten al lugar en un sitio especial, romántico, pintoresco y fantasioso, no te arrepentirás de visitarlo.

Zona de Gronerei

Minnewater

Hemos dicho que los lugares que ver en Brujas anteriores son románticos, mas Minnewater se lleva el puesto por excelencia. Se dice que es el lugar ideal para una cita, pues los árboles, la calma del agua en el canal, los místicos edificios y los puentes, hacen de este parque el fondo para un paseo entre amantes.

Parque de Minnewater

Información de visita de los canales:

Los paseos salen de diferentes estaciones en el centro y hacen el mismo recorrido.

No es posible bajar de la lancha e interrumpir el trayecto una vez que se inició.

Tiene una duración de 45 minutos.

Los tickets se pueden comprar en las estaciones o se pueden reservar online.

Las lanchas tienen buena capacidad (35-40) personas.

Es recomendable llegar a los primeros recorridos del día para evitar aglomeraciones.

El paseo más barato (comprando el ticket en el embarque) es de 7,60€ para los adultos, 3,40€ para los niños de entre 4-11 años y gratis para los menores de 4. Existen otras opciones.

Grote Markt

Nos ubicamos ahora en la plaza central de la ciudad, que ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y el motivo para llamar a Brujas "una de las ciudades más bonitas del mundo". Grote Markt o plaza del mercado, concentra las casas gremiales medievales, que son coloridas construcciones con techos en forma de escalera y ventanas que se reducen conforme a la fineza del techo. Son importantes por su carga histórica respecto a los gremios y definitivamente, crean una estética postal.

Grote Markt de noche

Landhuis

El Landhuis, o Palacio Provincial, es otro edificio que adorna con su estilo neogótico a la bella plaza central. Su importancia radica en que el palacio es la sede de gobierno provincial.

Palacio de Landhuis

Belfort

El Belfort, o Campanario de Brujas, también debe estar incluido en el grupo de lo que hay que ver, tanto en la zona de Grote Markt como en la ciudad completa. Este edificio de 83 metros de altura, además de su carga histórica que podrás conocer al detalle cuando lo visites, ofrece la experiencia de ver Brujas desde las alturas. Después de subir los 366 escalones, llegarás al punto clave para observar la ciudad desde una perspectiva distinta y excepcional. Por esas razones, este es otro de los lugares que ha sido declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Torre de Belfort en Brujas

Ayuntamiento

Probablemente, pienses que no tiende mucho sentido visitar un edificio gubernamental de esta categoría, pero en Brujas cada construcción vale la pena. Este está catalogado como uno de los ayuntamientos más bellos en Europa. Su estilo gótico que comenzó a construirse a principios del siglo XV atrapa a la vista desde el inicio. Por dentro podrás hallar espacios únicos como la Sala del Consejo, adornada con tapices que narran la historia de Bruselas, la Sala de Maximiliano, la Galería de los Soberanos, la Antecámara del Burgomaestre, la Sala Gótica, la Sala de los Matrimonios y las escalinatas de los Leones. Todas ellas destinadas a narrar la historia y esplendor del lugar desde distintos acontecimientos.

Ayuntamiento de Brujas

Basílica de la Santa Sangre

Ptro de los lugares que debes visitar en Brujas es la especial basílica, los detalles que la adornan son fascinantes. Esta iglesia fue dedicada en el siglo XII a Nuestra señora y al Santo Basilio. La gran pieza arquitectónica está dividida en dos: por la parte de abajo es una iglesia de estilo románico y por arriba es de estilo neogótico. Es aquí donde se conserva la reliquia de la Santa Sangre que dicen que son restos de la sangre de Cristo. Te sorprenderá ver de cerca este y otros detalles tan místicos y profundos en cada espacio de la basílica.

Imagen al interior de la Basílica de la Santa Sangre, Brujas

Volkskundemuseum

Si quieres hacer un viaje en el tiempo hacia el pasado de la vida cotidiana en Brujas, el Museo de Cultura Popular, Volkskundemuseum, es el lugar perfecto.

A tan solo quince minutos de la Plaza central, se encuentra este museo dedicado a plasmar los detalles de la ciudad de Brujas desde una perspectiva nostálgica y muy natural: podrás encontrar aulas dedicadas a la representación de una farmacia, una sastrería, una tienda de abarrotes y habitaciones con ingeniosos detalles que se asemejan a objetos utilizados en el diario vivir por los habitantes, como pipas, cigarrillos, moldes de galletas, juguetes infantiles, entre otros.

Además de las exhibiciones, podrás encontrar actividades especiales temporales, eventos mensuales y juegos folclóricos en el patio. Asimismo, si lo visitas el primer o tercer jueves de mes, gozarás de los exquisitos olores que despiden las creaciones reposteras del pastelero del museo. También puedes disfrutar de una clásica cerveza en la posada del museo.

Cuarto del museo de la cultura popular en Brujas

Begijnhof Ten Wijngaerde (Beguinaje de Brujas)

Para Brujas no basta tener dos sitios declarados como patrimonio de la humanidad por la UNESCO, el Beguinaje de Brujas es uno más con este honor. Cuando lo veas sabrás porqué.

Este espacio es uno de los 13 beaterios que subsisten en toda Bélgica y el único declarado como patrimonio de la humanidad. Está muy bien conservado y parece ser la casita ilustrativa de un cuento de hadas: entre frondosos árboles y narcisos que alcanzan su máximo esplendor en primavera. Hasta la fecha se conserva intacto y alberga un museo, llamado el Museo de las Beatas, para que los visitantes puedan conocer más a fondo el estilo de vivir de estas consagradas mujeres.

Imagen del beaterio de Brujas

Hasta aquí hemos resumido que ver en Brujas pero, definitivamente, cada rincón de la ciudad tiene un toque mágico que te cautivará y que espera a ser descubierto. Los elementos tan únicos, impresos de estilo gótico, romántico y místico en todos los espacios, harán de tu estancia más que una visita, una aventura encantadora.

Actividades relacionadas