Qué ver en Múnich?
Que ver en Múnich?

En la región sureste de Alemania se encuentra el estado federado de Baviera. La capital y ciudad más importante de esta región es Múnich, en alemán München. Conocida por su postal neogótica del Ayuntamiento nuevo, el arte y la buena cerveza atraen a turistas de todo el mundo.

La metrópoli, asimismo, es de vital importancia económica para Alemania, siendo un motor pujante en sectores como la tecnología, el automovilismo o los servicios. En consecuencia, en Múnich podemos evidenciar sedes mundiales de grandes corporaciones como Allianz, BMW, B/S/H/ o MAN.

No obstante, el frenético ritmo económico de la ciudad no impide que este sea un lugar rico en historia y lugares emblemáticos por ver. Por ello, te presentamos los mejores lugares que ver en Múnich, uno de los destinos más bien posicionados de Europa; por algo será.

Qué debes visitar en Múnich sí o sí?

Plaza de Marienplatz

La Marienplatz es la plaza central de la ciudad y el primer lugar que visitar en Múnich. Esta plaza fue construida durante la fundación de la ciudad en 1158, lo que la convierte en el centro vital de la urbe.

El nombre de esta plaza se debe a la Mariensäule (columna de María) erigida en 1638 para celebrar el cese de la ocupación sueca. Esta columna esta bordeada por el Neues Rathaus y Altes Rathaus (el nuevo al norte y el viejo ayuntamiento al este respectivamente). Al visitar este lugar también podrás ver la célebre fuente del Pez que antiguamente servía para mantener al pescado fresco.

Vista aérea de Marienplatz.

Viktualienmarkt

Si vas a conocer un nuevo municipio debes visitar su mercado, en estos es donde se suele apreciar el ritmo de vida cotidiano. Es por esto que te presentamos el Viktualienmarkt.

Este es el mercado más conocido de Múnich, pues se reúnen alrededor de 140 vendedores de distinta índole en sus 22.000 m². Aquí podremos encontrar toda variedad de flores, carnes y hortalizas de lunes a sábados, entre otros productos. Lo más interesante es que este no es solamente un mercado, en él también se celebran festividades tradicionales y populares. Averigua las fechas para hacer más ameno tu paso por el fantástico mercado.

Panel de bienvenida de Viktualienmarkt.

Cervecería Hofbräuhaus

Visitar Alemania y no probar sus cervezas es como ir a Suiza y no visitar los Alpes. Por lo tanto, uno de los lugares que ver en Múnich es la famosa cervecería Hofbräuhaus am Platzl, fundada por el duque Guillermo V de Baviera.

A lo largo de la historia, la cervecería se ha hecho reconocida por elaborar diversos tipos de cervezas exclusivas. Incluso son tan populares que en una ocasión el rey de Suecia, Gustavo Adolfo, no saqueó y destruyó la ciudad a cambio de 600.000 barriles de cerveza.

Interior de la cervecería Hofbräuhaus am Platzl.

Englischer Garten

El Englischer Garten, jardín inglés en alemán, es uno de los parques más extenso del mundo con sus 4.14 kilómetros cuadrados. Este gigantesco campo verde fue impulsado por el príncipe Carlos Teodoro de Baviera y desde entonces es apto para el disfrute de la naturaleza y el relax de la vida cotidiana.

Aparte del amplio espacio, puedes visitar una casa de té japonesa o ver personas surfeando en una parte del río artificial Eisbach. Definitivamente, espacio un paseo idílico que hacer en Múnich.

Vista panorámica del Englischer Garten.

Residenz

La Residenz es un sitio que se debe ver en Múnich, ya que fue el hogar y sede gubernamental de la dinastía Wittelsbach, quienes fungían como los reyes y duques de Baviera. El complejo cuenta con 20.000 metros cuadrados, lo que lo convierte en el palacio urbano más grande de Alemania.

Para abarcar todo el espacio que ocupa el complejo fueron necesarias varias dinastías que añadieron edificios y espacios destinados al disfrute de los duques. Desde 1980, tras una reconstrucción, la Residenz se convirtió en museo. Al visitarlo, podrás apreciar, entre otras obras, las joyas de la corona de Baviera.

Interior del museo y palacio Residenz en Múnich.

Iglesia de San Pedro

La Peterskirche, o Iglesia de San Pedro, ostenta el título del templo católico más antiguo de Alemania y es un gran baluarte religioso que visitar en Múnich. Desde que accedes al emblemático templo católico puedes apreciar los distintos matices de su construcción, entre los que se destacan los elementos góticos, barrocos y rococo.

En su interior, la capilla es famosa por albergar una figura de San Pedro en el altar y el esqueleto bañado en oro con incrustaciones de joyas de la mártir Santa Munditia. La estructura cuenta con un mirador en una torre, la cual tiene 56 metros de altura y permite disfrutar de una vista panorámica de la hermosa ciudad.

La torre principal de la iglésia de San Pedro en Múnich.

Puertas de la muralla

Desde la fundación de la ciudad en 1158, mitad tardía de la edad media, en Múnich se erigió una muralla para defender al asentamiento de enemigos externos. Para ese entonces, las murallas poseían cuatro puertas llamadas Karlstor, Sendlinger Tor e Isartor.

Hoy en día, se mantienen en pie tres de estas cuatro entradas que una vez estuvieron presentes. Isartor es la más importante, ya que todavía posee su torre principal y sus frescos originales. Si visitas la ciudad, es recomendable pasar por una de estas puertas para disfrutar el máximo de lo que puede ofrecerte Múnich.

Isartor, una de las puertas de la muralla de Múnich.

Palacio de Nymphenburg

Como era habitual para los grandes duques y reyes de Alemania, los palacios se utilizaban como casas estacionales para descansar. Una de estas residencias era el palacio de Nymphenburg, para el verano, edificado en 1664 para albergar a la familia Wittelsbach. El conjunto cuenta con innumerables detalles artísticos del estilo barroco que engalanan la fechada, los murales y los salones.

En su interior se encuentra el museo de las Carrazas, donde podremos apreciar los antiguos vehículos que utilizaban los aristócratas de la época. Pero, sin duda, los retratos o el estilo artístico de los murales no son las partes más imponentes de esta residencia. En cambio, lo que deja abrumados a los visitantes del palacio son los más de 800.000 metros cuadrados que componen el terreno.

Vistas del palacio Nymphenburg desde su jardín.

Plaza de Odeonsplatz

Otra de las plazas importantes que tienes que ver en Múnich es la de Odeonsplatz. Esta debe su nombre a la antigua sala de conciertos que estaba situada cerca, el Odeón.

Desde la plaza se pueden apreciar otras edificaciones importantes de la ciudad como lo son el Theatinerkirche y el Feldherrnhalle. En su concepción, el lugar estaba pensado para ser una entrada triunfal de la ciudad y estar conectado al palacio de Nymphenburg y a la Residenz. Actualmente, es fácil visitar ambos espacios desde esta magnífica plaza precisamente por esta interconexión.

Vistas del palacio Nymphenburg desde la plaza Odeonsplatz.
Estatua de un león en la plaza Odeonsplatz.

Museo BMW

Como ya se menciónó antes, en Múnich está la sede principal de BMW; por este motivo, la marca decidió construir su museo en la ciudad. Este museo está hecho para los amantes de los automóviles al permitirles conocer la historia de BMW a través de exposiciones interactivas.

Aparte de los coches, en el recinto tambien se pueden apreciar motocicletas, avionetas e, incluso, motores de aviones. Así, este recinto está lleno de historia y modernismo y es uno de los lugares más populares que ver en Múnich.

Vista aérea del museo de BMW de Múnich.

Puerta de la Victoria

Siegestor, conocido como la puerta de la Victoria en español, es un arco del triunfo construido durante el reinado de Luis I de Baviera para rendir tributo a los bávaros. La puerta tiene diseños alusivos a las zonas más importantes de Múnich representando la Alta Baviera; las Alta, Media y Baja Fraconia, Oberpfalz y Suabia.

La importancia de este arco del triunfo ha transcendido al punto de ser considerado uno de los iconos más representativos del país. La imponente estructura de 21 metros de altura no solo es distinguible por su tamaño, sino también por la estatua representativa de Baviera que es empujada por leones. En conjunto, todo esto hace del monumento una parada obligatoria entre los lugares que visitar en Múnich.

Arco del triunfo de Múnich, el Siegestor.

Allianz Arena

Si eres un apasionado del fútbol seguro has escuchado el nombre del estadio Allianz Arena, sede del equipo F.C. Bayern de Múnich y de la selección nacional alemana.

El recinto cuenta con un tour en el que se puede conocer la historia del club y del estadio que fue subsede de la copa mundial de fútbol de 2006. Respecto a su nombre, este solo se debe a que la compañía de seguros Allianz pagó este derecho por 30 años desde su construcción en 2005. Si el fútbol no es de tus pasiones, observar el maravilloso espectáculo de colores en la iluminación de su fachada es algo que debes hacer igualmente.

El estadio del Bayern de Múnich, el Allianz Arena.

Ángel de la Paz (Friedensengel)

La estatua del Ángel de la Paz conmemora los 25 años de armonía desde la guerra entre el imperio francés y el reino de Prusia. La estructura es una representación de Nike, la diosa griega de la victoria, que se encuentra a la orilla del río Isar al oeste de la calle Prinzregentestraße. Bajo la columna corintia que sostiene al ángel de 30 metros de altura se encuentra un templo. Aquí se observan retratadas figuras públicas de Alemania como varios de sus emperadores y cancilleres.

Para acceder a este templo, hay que subir por una de las dos escaleras que se encuentran al pasar la hermosa fuente central que decora el recinto. Este espacio dedicado a conmemorar la guerra franco-prusiana es, por supuesto, un sitio de interés turístico que no te puedes perder en tu paso por la enorme urbe.

El Ángel de la Paz, Friedensengel, una estatua conmemorativa de la paz en Múnich.

Deutsches Museum

El Deutsches es un museo de ciencia y tecnología fundado en 1903 para brindar un entendimiento mayor a la ciencia, la ingeniería y la técnica. Construido en una isla formada por el río Isar, este edificio tiene con 4,7 hectáreas de extensión lo que lo hace el más grande, en esta temática, del mundo.

La exposición alberga más de 18.000 objetos divididos en 50 exposiciones de técnicas y ciencias naturales. Lo más interesante es que puedes tardar hasta 8 días en recorrer el museo para apreciar todos los objetos.

Entre las exposiciones encontramos diversas metodologías que van desde la técnica agrícola hasta el campo de la ingeniería espacial.

Deutsches Museum, museo de ciéncia que abarca gran variedad de temas en Múnich.

Olympiapark

Cuando se conoció que Bayern iba a ser la sede de los Juegos Olímpicos de 1972, se iniciaron los preparativos para albergar a atletas de máxima exigencia. En las 90 hectáreas de extensión de este parque están presentes las villas olímpicas, un estadio, un acuario, una piscina cubierta, entre otras de las instalaciones deportivas.

Alzándose sobre el horizonte del parque, se encuentra el Olympiaturm. La torre de televisión de 290 metros te permitirá disfrutar de una vista de Múnich desde su restaurante giratorio o desde su observatorio. Este parque de gran tamaño es un lugar que los alemanes te referirán si estás de paso en la ciudad.

Olympiapark, sede le las Olimpiadas de Múnich.

Oktoberfest

Si tu estancia por la ciudad es en septiembre quizás quieras participar del festival más grande de Alemania. Esta celebración, que definitivamente tienes que ver en Múnich, comienza el primer sábado posterior al 15 de septiembre.

La festividad se celebra en un campo llamado Theresienwiese, ubicado en las inmediaciones del centro de Múnich. Asimismo, el Oktoberfest reúne a todas las casas cerveceras de Múnich que cumplan con la Reinheitsgebot o Ley de Pureza a un mínimo de 13.5 Stammwürze. Para los amantes de la bebida, el ambiente y la variedad de productos que ofrece este festival es una ocasión imperdible. ¿Listo para consumir las famosas cervezas alemanas bajo la definición de Múnich?

Campo de concentración de Dachau

Uno de los lugares con mayor emotividad que visitar en Múnich es el campo de concentración de Dachau. Este estuvo operativo desde 1933 hasta su liberación en 1945 y, tras su cierre, se convirtió en la residencia de grupos de refugiados.

Tiempo después, en 1965, el campo se convirtió en un museo conmemorativo por la iniciativa de los sobrevivientes y el mandato del estado bávaro. Desde su apertura como museo, el recinto se convirtió así en un recordatorio de lo que el mundo no puede permitir que vuelva a suceder.

Entrada al campo de concentración Nazi de Dachau.

Esta lista de lugares que visitar en Múnich son algunos de los que te puede regalar esta maravillosa ciudad llena de dinamismo, inspiración y emotividad histórica. En tu planificación de visita a la capital del estado Bávaro, no dejes de tener en cuenta esta ruta de viaje!

Tours recomenados en Múnich