Logo de Womondoo
Womondoo
El Elevador de Santa Justa
Elevador de Santa Justa.jpg

Detalles históricos

La capital lisboeta esta llena de elevadores, como el de Santa Justa, uno de los imprescindibles que ver durante nuestra visita a la ciudad. Estos “ascensores”, concebidos como nexo entro los distintos barrios de la capital debido a los problemas ancestrales que dificultaban la comunicación entre las partes altas y bajas de Lisboa, se erigen hoy por hoy como verdaderos monumentos que atesoran fantásticas panorámicas. Las vistas desde la cúspide de sus magnánimas estructuras de hierro pudelado, sinónimas de fastuosas construcciones como la Torre Eiffel, nos permiten contemplar la bella arquitectura de finales del s. XIX.

En el caso del elevador de Santa Justa, ubicado en la Rua Santa Justa, en el barrio de la Baixa (conectando este con el barrio de Chiado); nos encontramos con una impresionante construcción neogótica de ciento cuarenta y cinco metros de altura, qué de manera excepcional a otros ascensores de la ciudad, se levanta completamente en vertical. Este hecho nos permite disfrutar de unas fantásticas vistas casi cenitales del núcleo urbano y del Castillo de San Jorge.

Contrapicado del Elevador de Santa Justa

Visita al Elevador

Si pensamos en viajar a Lisboa, sin duda el Elevador de Santa Justa es uno de sus imprescindibles, ofreciéndonos diversas posibilidades de visita aptas para todo tipo de bolsillos y presupuestos.

Una opción es la adquisición del billete en la taquilla ubicada a los pies de la atracción. Este asciende a 5,15 € e incluye subida y bajada y acceso al mirador. Otra posibilidad es la de visitar únicamente la parte alta del Elevador de Santa Justa por el módico precio de 1,50 €. Pero, existen otras opciones mucho más recomendables desde nuestro punto de vista.

Vistas de Lisboa desde lo alto del mirador del Elevador de Santa Justa

La primera, contempla la adquisición de una tarjeta de transporte y utilizar su crédito para acceder al elevador. De esta manera, podremos seguir utilizándola para nuestros desplazamientos en metro, tren o autobuses, de la misma compañía encargada de prestar el servicio del ascensor, Carris; ya que estos están considerados transportes públicos. Finalmente, la que para nosotros es la mejor alternativa. Se trata de hacernos con una Lisboa Card, una tarjeta que nos permite acceder de manera libre y gratuita al transporte público y a multitud de atracciones y museos, como el Elevador de Santa Justa.

En referencia a su horario de apertura, este es de 7:00 a 21:00 h de manera ininterrumpida, así que no hay excusa para no disfrutar de toda una de las experiencias más auténticas e indispensables en la capital lusa. Sin duda, todo un viaje al pasado.

Ubicación

Otras actividades en Lisboa