Algunas funcionalidades de esta web requieren de JavaScript para su correcto funcionamiento.

Pikillacta, antiguo hogar Wari

Pikillacta

Uno de los grandes atractivos turísticos de Perú son sus parques arqueológicos, uno de ellos es Pikillacta. Sus valles han sido asiento de muchas culturas antes de la conquista de los incas, como la cultura Wari, quienes fueron los primeros en crear las primeras ciudades y centros con funcionalidades bien organizadas.

La influencia de esta cultura se extendió al centro y sur de los Andes peruanos entre el siglo XI y XIII. Una de las ciudades más importantes de esta cultura fue Pikillacta, construida en su periodo de expansión desde Ayacucho.

¿Qué es Pikillacta?

Piquillacta es un parque arqueológico localizado en la provincia de Quispicanchis, distrito de Lucre, al norte de la cuenca del río del mismo nombre, formando parte del sur del valle de Cusco a 3350 metros sobre el nivel del mar. Está ubicada a solo 30 kilómetros de Cusco.

Fue construida a finales del siglo VI convirtiéndose en una verdadera urbe prehispánica, y contaba con más de 10 mil habitantes. En tiempos antiguos fue un centro administrativo y religioso de la cultura Wari. Este lugar urbano fue habitado en los años 550 a 1100 d.C. y representa uno de los sitios mejor conservados de esta cultura.

Las construcciones tienen una distribución de espacios ortogonales con vías de acceso y comunicación, sectorizadas con calles rectas, agua dulce y un sistema de flujo de agua subterráneo.

Estos recintos eran hechos de piedras rústicas y barro con argamasa, rodeados de muros muy altos de hasta 12 metros que hacían de ella una ciudad fortificada.

La ciudadela preinca comprendía templos y edificios rectangulares, canchas e incluso plazas y áreas de almacenes o colcas que demuestran la capacidad de agricultura de sus pobladores.

Este centro arqueológico tiene hasta 700 edificios con pisos, algunos de material de yeso y sin ventanas.

Pikillacta deriva de la lengua quechua que significa “pueblo de pulgas o pueblo pequeño”, donde piki significa pulga y llacta pequeño. La antigüedad de su nombre no está bien definida, pero se creen que su origen surgió durante la Colonización española.

Su nombre inca no se ha identificado, pero se presume que fue llamado Mohina o Muyna. En Pikillacta se han encontrado pequeños monumentos semejantes a humanos con vestidos antiguos que han servido de base para estudio de la indumentaria de la época.

¿Cuándo es mejor ir a Pikillacta?

La temporada más recomendada es durante los meses de abril a octubre, donde las lluvias son pocas. Nos encontraremos con un clima templado con temperaturas promedios de 12 grados centígrados, los días son bastante soleados mientras que las noches son frías.

Horario

El sitio Arqueológico de Pikillacta está abierto al público de lunes a domingo de 7 am hasta las 6 pm.

¿Cómo llegar a Pikillacta?

Para acceder a este destino turístico es obligatorio llegar primero a la ciudad de Cusco, desde donde puedes viajar por la carretera Cusco - Puno en automóvil.

Si prefieres el transporte urbano, en la estación Huayruropata se toma el bus de la ruta Cusco- Sicuani, el cual te dejará en la parada de Pikillacta. El coste del boleto es de 5 PEN (1.27USD o 1.06EUR a cambio de hoy).

Otra opción es tomar un taxi directo a Pikillacta, es más costosa pero mucho más cómoda y rápida. Una vez llegado a Pikillacta, debes dirigirte al parque arqueológico y mostrar el boleto turístico general o parcial para ingresar.

También puedes consultar nuestro comparador de tours en Cusco para encontrar una excursión guiada, nosotros te proponemos las 3 siguientes:

Boleto a Pikillacta

El boleto de ingreso a este parque se puede adquirir en Cusco o en el mismo complejo. El precio del boleto turístico general (que incluye entrada para todos los principales sitios turísticos de Cusco), es de 130 PEN (32.93USD o 27.67EUR). El boleto parcial, que solo incluye los principales lugares turísticos, es de 70 PEN (17.73USD o 14.9EUR).

¿Qué visitar en Pikillacta?

Pikillacta tiene construcciones en ruinas donde podemos ver las paredes de piedras preincas que reflejan la historia de las primeras civilizaciones. Allí también conocerás el museo arqueológico parte de esta cultura y aprenderás sobre historia. En el sitio Arqueológico de Pikillacta, las exploraciones arqueológicas han encontrado artefactos y fósiles de armadillos gigantes, entre otros que son mostrados en el museo, por lo que es un punto de referencia que no debes dejar de visitar si eres amante de la arqueología.

Algunas de estas ruinas son:

Choquepucijo

Es la más grande y está ubicada al lado del río Huatanay. Comprende estructuras de 2 y hasta 3 pisos donde lo característico son las bases. el primer piso principalmente está hecho de piedras, mientras que las estructuras del piso superior son de barro.

Urpicancha

Es llamada la "casa de los pájaros". Comprende plataformas sin amalgama unidas entre sí. Se encuentra al este del río Huacarpay, llama la atención la alta calidad de sus construcciones.

Plataformas Amarupata

Estas comprenden andenes y canales de agua, que en la actualidad son aprovechados por las comunidades. Amarupata significa “lugar de serpientes”.

Yunkapunku

Está formado por un puente hecho de material de sogas de cabuya, y su nombre significa “puerta del valle”.

Kunturgaga

Llamada la “Roca de los cóndores”, se desconoce su rol en esta ciudad preinca, pero es una formación rocosa que semeja la cabeza de un cóndor.

Qarangayniyuj

Es un gran asentamiento de edificios dispuestos en forma semicircular, pudo haber sido la población más poblada.

Consejos

En Piquillacta puedes realizar un recorrido de casi 50 hectáreas para descubrir las ruinas arqueológicas de una ciudad misteriosa, donde el conocimiento de la historia se vuelve más tangible.

Durante la temporada seca, se recomienda llevar gorro o sombrero, bloqueadores solares, agua para mantener una buena hidratación, y ropa cómoda. Si visitas este sitio en periodo lluvioso, no olvides tu impermeable y zapatos anti resbalantes.

En cuanto a la alimentación no hay restaurantes en el parque, por lo que debes tomar previsiones.

Paquetes turísticos recomendados

Como mencionamos anteriormente, lo más recomendado en visitar Pikillacta a través de un tour guiado. Puedes hacer una excursión a Pikillacta, cuyo paquete incluye Tipón y Andahuaylillas dentro de su itinerario.

En esta excursión podrás descubrir y disfrutar del pintoresco Valle Sur de Cusco para visitar los complejos arqueológicos de Tipón y Pikillacta, y la aldea tradicional de Andahuaylillas, hogar de la Pequeña Capilla Sixtina de América.